Ancelotti y un récord histórico: canta
vale cuatro
PUÑO APRETADO. Ancelotti, festeja su cuarta Orejona y se lo notó emocionado tras el pitazo final. Foto: Getty images

Mística. Con la figura estelar de Thiabaut Courtois y un inteligente, Vinícius Junior, Real Madrid logró en París una nueva Orejona se impuso al Liverpool de Jurgen Klopp por la mínima diferencia. En la historia de la competición, el conjunto de Madrid es el líder en soledad de ser el máximo ganador del certamen y llegó al decimocuarto trofeo para su vitrina personal.

Sin embargo, Carlo Ancelotti, su director técnico alcanzó un registro único y se convirtió en el primer entrenador en tener cuatro vueltas olímpicas en el torneo más importante del Viejo Continente. Luego del partido, declaró emocionado en conferencia de prensa: “No me creo que tenga cuatro Champions” expresó a dar sus sensaciones tras una nueva conquista en territorio europeo.

Este nuevo récord, el adiestrador de 63 años paso la línea del francés, Zinedine Zidane con tres (todas con el “Merengue”) y al inglés, Bob Paisley tres (todas con los “Rojos” de Londres). La primera vez que el nacido en Reggiolo, Italia, alcanzó su primer trofeo de la Liga de Campeones, se produjo en el 2003, en aquel entonces estaba al frente del poderoso Milán y en la final venció por penales a Juventus, después de empatar sin tantos en tiempo regular.

Cuatro años más tarde volvió a dar que hablar en Europa. Durante la temporada 2006/07, nuevamente al mando del “Rossoneri”, en un capitulo final inolvidable derrotó al Liverpool por dos a uno con goles convertidos por Filippo Inzaghi en dos oportunidades, mientras que descontó en los últimos minutos, el ex delantero holandés, Dirk Kuyt.

En sus palmares con el gigante, Real Madrid, su primer trofeo de Champions fue en el 2014 y en el clásico ante Atlético Madrid se impuso sin problemas en Lisboa por cuatro a uno. Sergio Ramos; Gareth Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo; en tanto que Diego Godín había adelantado al elenco de Diego Simeone.

Y la más reciente del sábado en el Saint-Denis, las manos salvadoras del arquero belga, Courtois y una buena jugada de Federico Valverde que terminó con asistencia a la llegada en solitario de Vinícius, le dieron una nueva vuelta olímpica al club de la capital española. En fin, el trofeo ya descansa en el museo del Santiago Bernabéu, donde horas del mediodía español arribó el plantel y se encontró con la recibida en multitud en toda la ciudad.

 

VAVEL Logo