Giannis Antetokounmpo, o cómo se forja una estrella
Presentacion de Giannis Antetokounmpo en un partido de los Bucks / Foto: NBA.com

Comienza la quinta temporada de Giannis Antetokounmpo en la NBA y lo hace de una forma fulgurante. Para muchos, antes del inicio de la acción en la liga, era un serio candidato a ser MVP de la temporada regular, pero tras casi un mes de competición y viendo los números y el juego que está desarrollando el griego cada vez son más los que ven opciones reales en este hecho. Independientemente del galardón individual lo que es innegable es que “Anteto” se está ganando por méritos propios su sitio en el firmamento de estrellas de la mejor liga del mundo.

Los inicios

Todo comienza con la llegada de sus padres a Grecia desde Nigeria. Como muchos inmigrantes africanos, los Antetokounmpo llegan a Europa para intentar fraguarse un futuro para ellos y su familia. Cuatro hermanos tiene Giannis y todos practicaban deporte para ocupar de una forma u otra su tiempo mientras menudeaban por las calles de Atenas vendiendo pañuelos, relojes o cualquier cosa que les permitiera llevar algo de dinero a casa.

Giannis y su hermano Thanasis se decidieron por el baloncesto. Con solo 17 años Giannis debutaba con el equipo de la segunda división griega del Filathlitikos B.C. Esa temporada promedió 9,5 puntos y cinco rebotes por partido. En ese momento comienza su camino hacia el estrellato, pero sin olvidar ningún momento su origen, solo pensado con humildad y trabajo.

En España, Willy Villar, director deportivo por aquel entonces del CAI Zaragoza recibió un vídeo de un chaval que con solo 18 años y algo más de 200 cm jugaba como un los ángeles. Como anécdota decir que desde el inicio de su carrera en Grecia hasta la actualidad ha ido creciendo, algo lógico en su edad, llegando a sus actuales 211cm.

Giannis era un portento físico que corría y anotaba con una facilidad impresionante. Willy, en diciembre de 2012, llegó a un acuerdo con Giannis por 4 temporadas con el CAI. Pero al igual que los vídeos llegaban a España también lo hacían a Estados Unidos y fueron varias las franquicias de la NBA las que empezaron a hacer cábalas en torno a la figura de Giannis.

Su año de rookie (temporada 2013-2014)

En el Draft de 2013 fueron los Milwaukee Bucks los que apostaron por él, haciendo que su futuro en la liga ACB quedara solo en una anécdota. Hizo las maletas y emprendió un viaje desde su Grecia natal hasta Estados Unidos. Pero este viaje no lo emprendió en solitario ya que a la aventura se unió su inseparable hermano Thanasis que ese año jugó en la liga de desarrollo de la NBA, en concreto en las filas de Delaware 87ers, equipo adscrito a los Sixers.  La historia de Thanasis merece capitulo a parte, pero es necesario recrodar que en la actualidad puede disfrutarse de su juego en MoraBanc Andorra de la liga ACB.

Giannis debutó en un  pabellón histórico en la NBA. Fue en el Madison Square Garden frente a New York Knicks el 30 de octubre de 2013, solo disputó algo más de 4 minutos y sumó un punto, pero sin duda el Garden es el lugar perfecto para que se comience a forjar una estrella del baloncesto.

Esa primera temporada Antetokunmpo fue 23 veces titular con los Bucks en los 77 partidos que disputó. Sus promedios fueron 6,8 puntos por partido, 4,4 rebotes y 1,9 asistencias.

El 27 de diciembre de 2013 consiguió el primer doble doble de su carrera frente a los Brooklyn Nets. Ese día fue titular y sumó 16 puntos y 10 rebotes. Actuaciones como esta le hicieron entrar en el segundo quinteto de Rookies de la liga junto nombres como Kelly Olynyk, el senegalés Gorgui Dieng, Cody Zeller y Steven Adams.

Giannis botando el balón / Foto: NBA.com
Giannis bota el balón / Foto NBA.com

Segunda temporada, titularidad y debut en playoffs (temporada 2014-2015)

La segunda temporada en la NBA la comenzaba Giannis desde el banco, tal y como acabó la primera. Pero partidos como el que jugó ante Orlando Magic el 14 de noviembre de 2014, donde sumó 19 puntos y que junto a Brandon Knight lideraron el juego de su equipo, fueron haciendo que los fans de los Bucks comenzaran a tenerlo más en cuenta e hicieron que poco a poco Jason Kidd, por aquel entonces entrenador de Milwaukee, le fuera dando cada vez más minutos e incluso la titularidad en algunos partidos. Está llegó al partido siguiente ante Miami Heat y ya, salvo contadas ocasiones, no la ha perdido hasta el final del temporada. De hecho, ese año, de los 81 partidos disputados en la temporada regular solo no fue titular en 10 ocasiones, y en playoffs lo fue en toda la serie que disputaron ante Chicago Bulls.

Ese año promedió en temporada regular 12,7 puntos por partido y en rebotes se fue a 6,7. Además en playoffs destacó sobre manera en el tercer partido de la serie ante Chicago donde sumó 25 puntos y 12 rebotes, aunque no logró evitar la derrota de su quipo en ese partido y a la postre en la serie.

Este año fue invitado al concurso de mates del All-Star Weekend que se disputó en el Madison Square Garden, el mismo pabellón donde debutó en la NBA, dejando una buena muestra de su capacidad atlética.

Antetokounmpo en el All-Stars de la temporada 2016-2017 / Foto: NBA.com

Trabajo y humildad, la base de su desarrollo (temporada 2105-2016)

Esta temporada es sin duda la temporada en la que Giannis comienza a ser visto con otros ojos por los seguidores de la liga. Comienza a salir de forma habitual en los vídeos de las jugadas más destacadas de cada madrugada debido a su físico y a que sus jugadas son cada vez más espectaculares y determinantes. Todos sus compañeros destacan la humildad y el trabajo duro como valores fundamentales del heleno. Valores que le hacen estar cada vez más asentado en el equipo y en la liga.

Es titular en 79 de los 80 partidos que disputa en la liga regular aunque en esta temporada los Bucks no logran entrar en la postemporada. Promedia 16,9 puntos por partido y 7,7 rebotes. Además consigue su primer  triple doble esa temporada, algo que no había conseguido aún en su carrera en la NBA.

En la derrota que Bucks sufrió ante Bulls el 3 de marzo de 2016 Giannis conseguía el que hasta ese momento era su tope de anotación en la NBA. Sumó un total de 34 puntos y nueve rebotes. Este solo es un avance lo que le esperaba a la liga la temporada próxima.

Giannis en el Bradley Center de Milwaukee / Foto: NBA.com

La implosión de Giannis (temporada 2016-2017)

Y llegó su mejor año, hasta ahora. Una temporada impecable, quizá solo con el lunar de no haber avanzado algo más en playoffs. Elegido en el quinteto titular del Este en el All-Star Game, elegido dentro del mejor quinteto de la liga, premiado como el jugador con mejor progresión de la NBA y, para rematar el año, renovado por cuatro temporadas por Bucks con una extensión salarial de 100 millones de dólares.

Todos estos premios y méritos se deben a unos números magistrales, 22,9 puntos y casi 9 rebotes por partido. Además se convirtió en uno de los aleros dominadores de la liga y sin duda en el alero más destacado de su conferencia. Además volvió con Bucks a playoffs aunque al igual que en su segunda temporada en Milwaukee no logró pasar de la primera ronda. En esta ocasión caían 4 a 2 frente a Toronto. Para el recuerdo quedará aquel impresionante segundo partido de la serie donde sumó 24 puntos, capturó 15 rebotes y asistió en 7 ocasiones.

Lance del partido de 'playoffs' entre Bucks y Raptors / Foto: NBA.com
 

La temporada de la confirmación (temporada 2017-2018)

Como se comentaba al inicio del artículo, son muchos los analistas de la NBA los que lo colocan como serio aspirante a MVP de la temporada. Su inicio ha sido brutal. En poco más de 10 partidos ha batido su tope de anotación, llegando a los 44 puntos contra Portland y promediando 31,3 puntos por partido y 10,6 rebotes. Además, en apenas dos semanas de competición, ya ha logrado el galardón de MVP de la primera semana en la Conferencia Este.

Visto lo visto solo nos cabe preguntarnos una cosa ¿Dónde está el techo de Giannis Antetokounmpo? Solo él lo sabe;  lo único que puede hacerse hacer es tomar asiento y disfrutar de The Greek Freak.

VAVEL Logo