El ejército rojo del Chacho asalta el Buesa Arena
El ejército rojo del Chacho asalta el Buesa Arena. | Foto: Euroleague

 

Con los tanques y al asalto. Sin Teodosic, pero con la magia de Sergio Rodríguez, que anotó 25 puntos y fiel a su tradicional estilo de baloncesto basado en la altura, la potencia física, el rebote y la defensa, el CSKA de Moscú ha vencido este viernes a Baskonia en el Buesa Arena (81-90). Un triunfo que permite a los de Dimitris Itoudis continuar como líderes en solitario de la Euroliga al término de la primera vuelta (12-3) y que les reafirma como serios candidatos a conquistar su octavo cetro continental. Por su parte, Baskonia llega al ecuador de la competición con un balance aún negativo de 7-8, pero cerca de los puestos de play-off.

Magnífica puesta en escena baskonista

La sensación de que el partido iba a ser de alto voltaje se desprendía desde las primeras acciones, con Shengelia y Hines batiéndose bajo aros. Nueve puntos consecutivos repartidos entre un triple y una canasta bajo el aro de Timma y una extraordinaria penetración y un mate tras contraataque de Shengelia forzaban el primer tiempo muerto de Itoudis (11-5, min. 4). Pero el técnico griego no encontraba la tecla mientras Baskonia seguía corriendo y compartiendo el balón de forma magistral (18-5, min. 6). Cinco puntos seguidos de Sergio Rodríguez tras el segundo tiempo muerto de su equipo encontraban cumplida respuesta por parte de Poirier (20-10, min. 6). Los rusos funcionaban mejor con el Chacho y Clyburn que con De Colo y Higgins y lo hacían en ambos lados de la cancha (20-14, min. 7) frenando algo la anotación local. Dos canastas de Voigtmann cerraron un buen primer cuarto (26-18).

CSKA reaccionó con 33 puntos en el segundo períodoLos colegiados elevaron el listón de las faltas en el inicio del segundo acto y Baskonia ya sumaba tres en menos de dos minutos. Kevin Jones respondía al triple de VorontsevichPedro Martínez daba entrada a Poirier y Beaubois en lugar de Voigtmann y Garino. Una acción de dos más uno del base francés (31-27, min. 13) marcaba un punto importante, ya que el equipo azulgrana debería gestionar nada menos que siete minutos en bonus. Nueve puntos repartidos entre Sergio Rodríguez, desde el triple, Clyburn y Hunter ponían por delante al CSKA por primera vez desde el 2-5. La respuesta, inmediata, pasó por dos triples de Timma, una buena defensa y un mate de Poirier (39-36, min. 15). Hasta el minuto seis del período CSKA solo sumaba una falta, defendiendo al límite con la permisividad del trío arbitral, mientras el Chacho castigaba desde el arco y Clyburn sumaba en sus viajes a la línea (41-44, min. 17). La pareja Shengelia - Poirier parecía la única capaz de hacer frente al juego interior ruso y su fortaleza la aprovecharon Beaubois y Granger antes de que Nando De Colo anotase cinco puntos seguidos para que CSKA llegase por delante al descanso (48-51).

Chacho, mano de hierro en guante de seda

El paso por vestuarios no enfrió un duelo de gran nivel, con Janning, Timma, Vorontsevich y Clyburn retándose desde el triple mientras Shengelia y Hunter pugnaban por el dominio en la pintura en pleno concierto de silbato de los colegiados (56-61, min. 23). Baskonia paliaba el desacierto en el triple (7/17) aumentando la lucha por el rebote (21-15) para empatar el encuentro (62-62, min. 26). Shengelia ponía por delante a los suyos, pero el Chacho y De Colo, juntos en pista, replicaban (66-67, min. 28). Una falta anti deportiva de Kurbanov a Voigtmann, un triple sin mucho sentido de Marcelinho Huertas y un mate de Beaubois tras robarle el balón a De Colo permitieron a Baskonia llegar por delante al último cuarto (72-70).

A Baskonia se le agotó la batería en el último tramoCSKA afrontaba los últimos diez minutos de partidos sin haber sido capaz de capturar un solo rebote ofensivo. De Colo, con cuatro puntos, inauguraba el período decisivo secundado por un triple de Clyburn (72-77) mientras a Baskonia le costó más de tres minutos anotar, cuando Timma encontró por fin premio desde el arco (75-77, min. 35). Los últimos cinco minutos iban a poner a prueba la sangre fría de ambos equipos y, ante la falta de acierto baskonista desde el triple, CSKA contaba con la clase del Chacho y Higgins en ataque y la dureza de Vorontsevich atrás, que se imponía a un agotado Poirier (75-82, min. 37). El momento crítico, con tiempo muerto de Pedro Martínez incluido, lo superaba Baskonia con una canasta en penetración de Beaubois (78-82, min. 38). El escenario final, cuatro abajo y dos minutos por jugarse. Pero lo que le había dado vida a Baskonia terminó por quitársela. Dos rebotes ofensivos del CSKA terminaron con dos triples de Sergio Rodríguez (estelar con 25 puntos) y Higgins, que decidieron el duelo (81-90).

Baskonia (7-8) finalmente no pudo sacar provecho de una jornada que no parecía propicia pero que terminó deparando numerosas sorpresas como las derrotas de Olympiacos, Panathinaikos, Fenerbahçe, Maccabi y Khimki. Por su parte, el CSKA (12-3) sigue comandando la clasificación. Para despedir el año 2017 Baskonia jugará a mediodía de este domingo de Nochevieja en Murcia frente a UCAM (12:30 horas). Ya en clave europea, la próxima semana los de Pedro Martínez visitarán a Fenerbahçe (viernes 5 de enero, 18:45 horas).

VAVEL Logo