Protagonistas de Plata. Fabio Aru: mejores sensaciones que resultados

Aunque su gran objetivo era el Giro de Italia, Fabio Aru demostró ser uno de los grandes ciclistas del Tour de Francia y se impuso en el campeonato italiano. No ha sido la temporada que el italiano hubiera querido en cuanto a resultados, pero ha dejado enormes sensaciones de cara al futuro, especialmente en la ronda gala.

Protagonistas de Plata. Fabio Aru: mejores sensaciones que resultados
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

La temporada de Fabio Aru (Astana Pro Team) estuvo marcada por la irregularidad y la mala suerte. A pesar de ello, el joven ciclista italiano ha sabido rehacerse de los contratiempos en un año complicado. En aquellas carreras en las que tomó la partida fue uno de los hombres protagonistas. Con la mirada en el Giro de Italia, el destino determinó que fuera la sensación del Tour de Francia. Con grandes resultados en la Vuelta a España y el Giro de Italia en años anteriores, le quedaba por despuntar en la ‘Grande Boucle’ y esta temporada ha conseguido ser uno de los hombres que puso en jaque a Chris Froome.

El objetivo del año, truncado por una lesión

Desde que se presentó el recorrido del Giro de Italia a finales de 2016 y con una ambición extra al tratarse de la edición número 100 de la gran carrera italiana, Fabio Aru demostró que el Giro se convertiría en su gran objetivo. Para ello, comenzó la preparación con las carreras de la península arábiga, Tour de Oman y Abu Dhabi Tour. En ambas competiciones, Aru fue uno de los ciclistas importante en la clasificación general, aunque nunca optó a llevarse la victoria.

Para ultimar su puesta a punto de cara al Giro, el italiano tomó la salida en la Tirreno-Adriático. En los cinco días de competición, Fabio Aru no se mostró en las posiciones cabeceras y se produjo una cierta incertidumbre alrededor de su estado de forma. Siempre con el Giro en mente, el ciclista de Cerdeña, se desplazó a Sierra Nevada para poder terminar su preparación con una concentración de nivel en altura.

En una de sus jornadas de entrenamiento sufrió una caída en la que la rodilla fue la más perjudicada. Aunque en un primer momento todo parecía un susto, días después el equipo Astana confirmó que su principal baza para el Giro de Italia no podría ser de la partida. Tras cuatro meses de preparación y grandes esfuerzos, Fabio Aru se quedó sin poder disputar el Giro del centenario y su temporada tomó un camino bien distinto al que había planeado en el mes de enero.

Francia despertó al mejor Fabio Aru

Posiblemente, perderse el Giro de Italia fue un duro golpe para Fabio Aru, pero en un abrir y cerrar de ojos pasó página y centró sus esfuerzos en la segunda mitad de temporada. Tras dos meses de lesión reapareció en el Critérium Dauphiné, en el que fue uno de los hombres importantes para que Jacob Fuglsang consiguiera el triunfo final. Además de mantenerse junto a su compañero en las etapas de montaña, finalizó en quinta posición en la clasificación general.

Tras la gran actuación en Dauphiné, Fabio Aru dejó claro que se encontraba 100% recuperado, pero, por si quedaba algún tipo de duda, redondeó un fantástico mes de junio con la victoria en el campeonato italiano de ciclismo en ruta.

Fabio Aru celebra su victoria en el Tour de Francia | Fotografía: Tour de Francia
Fabio Aru celebra su victoria en el Tour de Francia | Fotografía: Tour de Francia

Con el ‘maillot tricolore’ recién estrenado llegó al Tour de Francia, una carrera de la que no tenía buenos recuerdos. A pesar de ello, tardó poco en desembarazarse de las malas sensaciones y en la primera etapa de montaña, cuando todo el mundo esperaba el hachazo del británico Chris Froome, Fabio Aru dio un golpe sobre la mesa y se impuso con bastante claridad en la Planche de Belles Filles.

Con las diferencias tan ajustadas y viendo la fortaleza mostrada por el italiano en montaña, se convirtió en la principal amenaza de Froome. El ciclista de Astana consiguió arrebatarle el ‘maillot’ amarillo durante tres etapas, pero finalmente no pudo resistir la última semana y poco a poco fue cediendo tiempo hasta acabar en un más que meritorio quinto puesto en la clasificación general.

Final de temporada convulso

Para acabar de redondear la temporada, Fabio Aru fue uno de los ciclistas seleccionados por Astana para la disputa de la Vuelta a España 2017 con la intención de repetir el triunfo logrado en el año 2015. Desde el principio, Fabio Aru no conseguía entrar en carrera y en ningún momento fue uno de los favoritos para imponerse en la clasificación general. Además, en el último tercio de la ronda española emergió un gran Miguel Ángel López, que consiguió dos triunfos de etapa y por méritos propios se convirtió en el jefe de filas del conjunto kazajo.

Envuelto en el ruido mediático por su posible fichaje por el UAE Team Emirates, como finalmente se confirmó, no consiguió mostrar su gran calidad en la Vuelta a España. Además del fichaje, comenzaron a surgir rumores sobre la mala relación entre el ciclista y el director, hecho que seguramente afectó al rendimiento del italiano.

Para finalizar una temporada algo complicada, Fabio Aru trató de buscar la tranquilidad en las clásicas italianas de los meses de septiembre y octubre. El ciclista italiano consiguió una tercera posición en la Milán-Turín y un séptimo puesto en el Giro de Lombardía. El cambio de rumbo de Fabio Aru hacia Team Emirates le podrá otorgar la confianza que buscaba y podremos verle de nuevo luchando como uno de los máximos favoritos a las clasificaciones generales.