Guía VAVEL EURO grupo D: Inglaterra se mide a las expectativas
Fotomontaje: Carlos David Pérez Chinea VAVEL

Las siglas marcan un torneo alejado de su tiempo. La Eurocopa fue bautizada como EURO 2020 a pesar del cambio de año y del impacto que causó el nuevo decenio. 2021 acogerá la competición de naciones por excelencia del continente sabedor de que el 2020 no responde ni a él, ni a las selecciones ni a los jugadores, porque de un año a otro el tablero futbolístico ha visto caer peones, torres y alfiles para otros nuevos entrasen en la dinámica del arte que gobierna el balón. Croacia ha pasado de ser subcampeona del mundo a quedar olvidada en las quinielas, Escocia ha construido sobre su juventud un plantel alentador, República Checa ha experimentado la consolidación de su columna vertebral e Inglaterra ha presenciado la maduración de sus frutos más tiernos. Un año ha modificado por completo la perspectiva de cada una de las cuatro selecciones que componen el grupo D. 

Calendario de partidos del grupo D / FOTO: UEFA
Calendario de partidos del grupo D / FOTO: UEFA

Los focos se fijan en el favoritismo de Inglaterra, pero la espectacularidad de su bloque no ha de oscurecer a combinados como el escocés y el croata, aparentes rivales por el segundo o tercer puesto. Las cuatro mejores terceras de grupo pasarán a octavos, espacio en el que República Checa buscará dar la campana. En este grupo, la maldición no corre a cargo del tercero sino del primero, que en octavos se batirá frente al segundo clasificado del "grupo de la muerte" que componen Portugal, Alemania, Francia y Bulgaria. Ser primero, segundo o tercero marcará el camino, pero aquí el más dorado quizá termine siendo el más arduo.

Inglaterra, tres leones multiplicados por 26

Tras dos décadas sumidos en la decepción, Gareth Southgate logró revertir la tónica negativa de los Three Lions en el Mundial de Rusia 2018 alcanzando el cuarto puesto. El seleccionador arrojó los descalabros del pasado por la borda para cimentar un grupo que bajo su sello ha ido fraguándose estos tres años. En la Eurocopa el objetivo pasa por reinar el continente y la obligación por consolidarse como potencia. Su juego despierta dudas por su incapacidad para emparejarse al torrente de talento que posee su cadena ofensiva. En 2018, desde el balón parado y la consistencia, rozó el bronce, pero aquí, la exigencia reclama elevar aquella versión a una más dinámica con el balón que le permita aumentar sus posibilidades a la hora de atacar. Las características de los 26 invitan a encontrar en Inglaterra la verticalidad y el artificio, pero los partidos preparatorios siguen dejando incógnitas en este sentido. 

Inglaterra debe responder a las expectativas / FOTO: England
Inglaterra debe responder a las expectativas / FOTO: England

La clasificación fue un trámite para la entidad y un banco de pruebas para cada futbolista que vestía la elástica británica. La lista final alberga 26 jugadores del más alto rango que han borrado a otros del calibre de Maddison, Lingard, Watkins, Dele Alli, Lewis Dunk, Ben Godfrey, Mason Greenwood, Ward-Prowse, Ollie Watkins, Harvey Barnes, Nick Pope, Aaron Cresswell, Tomori, Wan-Bissaka, Michael Keane, James Tarkowski, Ross Barkley, Eric Dier, Patrick Bamford, Danny Ings, Hudson-Odoi, Joe Willock, Callum Wilson, Tammy Abraham, Ezri Konsa, Ben Mee u Oxlade Chamberlain. Las ausencias formarían una convocatoria con argumentos competitivos, pero cada línea inglesa está plagada de las certezas que sus integrantes representan y de las variantes que ofertan, de ahí que el once titular sea una de las grandes incógnitas de la Eurocopa. En él no podrá estar Trent Alexander-Arnold, lesionado en el amistoso frente a Austria, y que será reemplazado por uno de los últimos descartados por Southgate de la prelista de 33, Ben White.

La guía para ahondar en el camino, presente y figuras del combinado británico.

Croacia, honrar a la plata

El cuadro balcánico llega a la cita europea sin los aparentes galones que ostenta el subcampeonato del mundo. La renovación del plantel y su pobre actuación en la UEFA Nations League (3 puntos en 6 partidos en un grupo con Francia, Portugal y Suecia) le han sacado de la terna. El seleccionador, Zlatko Dalić, reconocía que el contexto en el que se halla Croacia es distinto al del Mundial: "Obtuvimos un registro histórico en Rusia pero este no es el mismo equipo. Hay algunos jugadores jóvenes que tienen un gran talento. Pero necesitamos tiempo para jugar y hacernos notar. Espero que también repitamos el buen papel en la Eurocopa".

Croacia llega con la exigencia del subcampeón / FOTO: Nike
Croacia llega con la exigencia del subcampeón / FOTO: Nike

Aquella Selección unió el nivel sublime de Modric, el pulmón de Rakitic, el cuchillo de Perisic y la supremacía aérea de Mandzukic. Los cuatro estandartes han perdido a dos (Rakitic y Mandzukic) y los restantes sufren el paso del tiempo mientras aparecen jugadores que llaman al relevo. Kovačić, Brozović, Brekalo y Oršić representan el cambio generacional de una Croacia que combina experiencia y juventud. Su papel marcará si su éxito fue un hito o un puente hacia la consagración en el panorama internacional. 

La guía para ahondar en el camino, presente y figuras del combinado croata.

Escocia, reencuentro con la competitividad

Desde 1988 no pisaban una gran competición y su llegada a esta se produjo sobre el sufrimiento de dos tandas de penaltis frente a Israel y Serbia en los play-offs de la Nations League, pero eso ha quedado atrás. Escocia afronta la EURO 2020 con una plantilla joven que concentra su talento en el centro del campo. McTominay, McGregor, McGinn y Billy Gilmour están llamados a capitanear la medular, armar el equipo y fructificar las jugadas para paliar la falta de gol que caracteriza al grupo. El matiz del gol y su ausencia en grandes torneos son dos de sus flaquezas, aunque la mayoría de jugadores se hayan criado en la Premier League. Robertson y Tierney se erigen como los protectores de la zaga, la zona del campo que más dudas suscita a su seleccionador Steve Clarke, hasta obligar a McTominay a ocupar el eje. 

Robertson será el faro que guiará a Escocia / FOTO: EFE
Robertson será el faro que guiará a Escocia / FOTO: EFE

La experiencia del núcleo duro de los convocados en contextos Premier League y su prematura transcendencia en el panorama europeo llaman a la ilusión de Escocia, que se postula como una de las candidatas a pasar de fase de grupos y ser la revelación del torneo. Enfrente tendrá a Inglaterra, histórico archienemigo con el que forma el derbi de selecciones más longevo del planeta.

La guía para ahondar en el camino, presente y figuras del combinado escocés.

República Checa, outsider en potencia

Una Eurocopa y dos finales de Mundial como reconocimiento y los cuartos de final de 2012 como último recuerdo. El pasado no construye el presente (escasas expectativas), pero sí contextualiza como la República Checa ha creado grupos que han cosechado buenos resultados. En este grupo la clave reside en la confluencia de la estructura del Slavia de Praga con anexos del fútbol checo y agregados del europeo. Del equipo dominador del país salen David Zima, Jan Bořil, Lukáš Masopust, Tomáš Holeš y Petr Ševčík; del resto de Europa provienen CoufalSoucek, Vydra, Pavlenka, Kaderabek, Darida, Schick, Mateju, Jankto y Barak. 

La República Checa buscará dar la campana para pasar a la fase final / FOTO: AFP
La República Checa buscará dar la campana para pasar a la fase final / FOTO: AFP

El combinado que comparecerá en la Eurocopa ha llegado a la Eurocopa desplegando un juego compacto que rascó un empate frente a Bélgica, una de las favoritas, el pasado mes de marzo. La falta de calidad deberá ser maquillada por la coralidad, el ascenso de Tomas Soucek y la irrupción de Adam Hlozek en ataque, para tumbar los pronósticos y adentrarse en la fase final del campeonato.

La guía para ahondar en el camino, presente y figuras del combinado checo.

VAVEL Logo