Tottenham sufrió para vencer al Vitesse
Tottenham comienza la 'Etapa Conte' con triunfo | Foto: UEFA

Día especial se vive a estas horas en el norte de Londres. A pesar de que fue presentado hace pocos días, Antonio Conte hacía su debut en el banquillo ante el Vitesse, en el Tottenham Hotspurs Stadium, por la cuarta fecha de la Conference League.

Luego de los malos resultados y el bajo rendimiento del equipo de Nuno, la derrota frente al Manchester United en Londres por 3-0, el portugués fue destituido de su cargo. Sin embargo, rápidamente los Spurs encontraron su reemplazante en el entrenador italiano, uno de los más deseados del mercado por muchos equipos. 

El hombre de la jornada fue Antonio Conte | Foto: Tottenham
El hombre de la jornada fue Antonio Conte | Foto: Tottenham

Pese al poco tiempo de trabajo y de conocer a sus nuevos dirigidos, el ex entrenador del Chelsea y del Inter no perdió tiempo y ya se sentó en el banquillo para dirigir su primer partido ante el Vitesse.

Los de Inglaterra están en el tercer lugar del grupo 4 de la Conference League, con cuatro unidades con un encuentro ganado, uno empatado y otro perdido. Su rival de turno, se encuentra en el segundo lugar con seis puntos, mientras que el líder es el Rennes de Francia con siete puntos. 

A pesar de tener una tarea difícil, construir un Tottenham que se acomode entre los más poderosos de Europa, ese fue el motivo por el cual Daniel Levy contrató al italiano. 

No pudo mantener la ventaja

Antonio Conte cambió completamente el esquema del equipo, sin importar el tiempo de trabajo. Del 4-2-3-1 utilizado por Nuno, el italiano implementó desde el primer minuto por otro sistema: 3-4-3, con Eric Dier, Cristian Romero y Ben Davies como centrales, Emerson Royal y Sergio Reguilón por los costados, Oliver Skipp, Pierre-Emile Højbjerg en el centro, mientras que arriba el tridente ofensivo de siempre: Heung-Min Son, Lucas Moura y Harry Kane.  

Aun así, el Vitesse tomó la iniciativa y tuvo oportunidad de marcar mediante Nikolai Baden Frederiksen, pero el balón pegó del lado de afuera de la red. Rápido respondió el Tottenham  con un disparo que tapó el portero a Son

A pesar de esos primeros minutos donde ambos equipos se estaban acomodando en el juego, llegó la ráfaga de los Spurs. Cerca de los 15 minutos y luego de varios rebotes, finalmente le quedó al coreano para definir y marcar la apertura del marcador. 

Minutos más tarde, una gran asistencia de Harry Kane para habilitar a Lucas Moura, que quedó solo frente al portero y lo único que tuvo que hacer es aumentar el marcador y poner el 2-0.

Cuatro minutos más tarde, tras un centro de Ben Davies que culminó en un rebote capturado por Heung-Min Son, el coreano lanzó el centro para Kane que no logró desviar, pero aun así el defensor terminó sacando el balón de adentro de la portería y anotando el 3-0. 

De todas maneras, aunque todo parecía indicar que iba a concluir en un resultado más extenso para los Spurs, los neerlandeses se despertaron y descontaron dos veces. En primer lugar Jacob Rasmussen, de cabeza, tras un saque de esquina desde la izquierda, y luego Matus Bero, con una gran jugada individual, ubicando el balón cruzado al poste más alejado de Hugo Lloris. 

De estar con un 3-0 a su favor, el equipo de Conte se iba al descanso con un resultado más ajustado, un 3-2, por lo que debía despertar a sus futbolistas para que en la segunda parte pudieran aumentar la ventaja y que, en caso contrario, se lo empataran o perdiera el partido. 

Vitesse dejó en suspenso el resultado al finalizar el primer tiempo | Foto: UEFA
Vitesse dejó en suspenso el resultado al finalizar el primer tiempo | Foto: UEFA

Un segundo tiempo con expulsiones

El complemento comenzó con un Vitesse mucho más volcado al ataque, sabiendo que podía lastimar a un Tottenham que no lograba acomodarse en defensa. En los primeros minutos de la segunda mitad, se agigantó la figura de Lloris para poder mantener el 3-2 en el marcador durante el mayor tiempo posible.

Cuando tenía la posesión, el libreto era sencillo de seguir para los 'Spurs', con triangulaciones entre Kane, Son y Moura, sumando a Reguilón y Emerson bien abiertos por los laterales, casi parados en una suerte de extremos.

Llegada la hora de juego, una pésima noticia para el Tottenham planteaba un contexto aún más adverso. Openda volvía a ganarle en velocidad a Cristian Romero, y el defensor argentino decidió intentar cortar su avance, pero provocó una falta que le hizo ver la segunda cartulina amarilla.

Con uno menos, el campo se le hacía cada vez más largo a un Tottenham que ya comenzaba a acercarse más a la portería defendida por Lloris que a la rival. Pese a ello, el último cuarto de hora fue todo a pedir de un Vitesse al que pocas ideas le surgieron para igualar el trámite.

Los minutos pasaron, el conjunto neerlandés comenzó a caer en la desesperación y se autoboicoteó sus propias chances de remontar el marcador. Primero, fue Doekhi quien vio la roja por un agarrón contra Kane, y luego el propio guardameta, Markus Schubert, salió demasiado lejos y cubrió el remate de Emerson con sus manos, fuera del área, por lo que también se marchó expulsado.

Ante este panorama, ya jugando nueve contra diez, el Tottenham respiró un poco más y se limitó a jugar con la desesperación del contrario. Sobre el final, pudo aumentar la diferencia con un mano a mano que Lo Celso desperdició.

El 3-2 fue definitivo y Conte festejó en su primer partido al mando, aunque Tottenham debió sudar más de la cuenta ante un Vitesse que lo exigió y encendió alarmas que, con el correr de los entrenamientos y encuentros, el entrenador italiano deberá desactivar.

Los 'Spurs' volverán a saltar al campo de juego el próximo domingo 7 de noviembre, cuando visiten al Everton por la Premier League.

VAVEL Logo