Análisis táctico: Eibar, un estilo camino de Europa
Ilusión como identidad | FOTO: VAVEL

No es casualidad. Este Eibar, en plena Semana Santa, tiene más fe que nunca. Y es que el sueño de Europa es más real tras el gran momento por el que pasan los armeros, conscientes de esa posibilidad. Las victorias están llegando ahora pero la identidad es la misma. El cuadro de José Luis Mendilibar, caracterizado por la competitividad, ha conseguido ser regular y eso en el fútbol suele tener premio. Por ello, esta jornada 32 podría ser propicia. Si la Real Sociedad cae ante el Barça en la Ciudad Condal, algo que entra en los planes, la sexta posición sería un hecho. Eso sí, esa derrota donostiarra debería venir acompañada de un triunfo de los vascos en Heliópolis.

El Eibar, dicho queda, llega en forma al Domingo de Resurrección. Son cinco partidos consecutivos sin conocer la derrota, con un par de empates más tres triunfos seguidos. Uno de ellos, de prestigio, en Villarreal. José Luis Mendilibar no podrá contar hasta con tres futbolistas para la cita ante el Real Betis pues Arbilla, Inui y Fran Rico no están disponibles. Además, Isasa, Lejeune y Nano también sufren molestias musculares por lo que serán dudas. La intención no es otra que repetir aquella tarde maravillosa donde los vascos goleaban por 0-4 en Sevilla.

Una zaga adelantada

Cada vez lo hacen más equipos. El Eibar es uno más en esa larga lista de conjuntos que tratan de emplear a su defensa como prácticamente centrocampistas a la hora de ejercer la presión ofensiva. Esa es la ganancia pero hay que recordar que también conlleva sus riesgos. El Sevilla trataba de aprovechar ese factor con los numerosos espacios que dejaban los vascos, con la consecuencia de enlazar múltiples contragolpes. Un 3X3 en ataque que deja claro que es un estilo límite.

En el centro del campo, mientras tanto, se acumulan hasta cinco futbolistas en el centro del campo del Sevilla para tratar de recuperar el juego lo más rápido posible. Esa presión en territorio del rival hacen que la salida de balón sea más difícil para el adversario con la acumulación de hombres. La posesión se recupera. Los nervionenses, mientras tanto, usan un triángulo para sacar la pelota jugada. Se visualizan dos centrocampistas abiertos más el mediocentro. El rival ve que las opciones se reducen y, en muchos casos, la solución más idónea es optar por el juego directo.

La explosión de Sergi Enrich

Ya es una realidad. El futbolista del Eibar ha irrumpido con más fuerza si cabe esta temporada y este verano, si quiere, puede ligar perfectamente porque va a tener muchas 'novias'. Sus diez goles más seis asistencias le colocan en el top 10 del campeonato liguero. Es una de las revelaciones de la temporada y, si sigue a este nivel, tampoco sería de extrañar que Julen Lopetegui empiece a llamar a su puerta. Tiene todas las cualidades que requiere un delantero de nivel.

Un chico con olfato en el área, con una gran movilidad, siendo un incordio para cualquier zaguero. El '9' del Eibar se siente cómodo en todos los esquemas de José Luis Mendilibar. En Vigo, con un 4-4-2, aportaba la asistencia en el primer tanto de Kike. Está fino. Además, los números respaldan su buen momento de forma y su excelente campaña. En el choque de ida, marcaba un gol al Real Betis, que ya sabe de lo que es capaz. La temporada pasada, también en Guipúzcoa, lograba un 'chicharro' ante los verdiblancos. Para más inri, en el famoso 0-4 de esa misma campaña, daría un servicio que transformaría Keko. Los antecedentes no hacen más que avisar al cuadro andaluz.

Sergi Enrich festeja | FOTO: LaLiga
Sergi Enrich festeja | FOTO: LaLiga

El orden para anular su juego 

Es, posiblemente, el principal 'arma' para cualquier rival que pretenda frenar el fútbol tan vistoso que tiene el Eibar. No será tanto como el del Celta de Vigo o Villarreal, elevado a la máxima potencia, pero funciona. Vaya si lo hace. El Sevilla, en esta toma, coloca un esquema defensivo de 1-4-1-4-1. Mercado, Rami, Carriço y Kolo forman la defensa, con Kranevitter de pivote. Por delante, Ben Yedder se lanza a un costado con Correa en el otro dejando por el centro a Kiyotake y Ganso. Arriba, como hombre más adelantado, Vietto.

Llama la atención el minuto de juego. Es el inicio del partido y los hispalenses, desde ese momento, ya se ven obligados a defender por completo en su campo. El Eibar exige esa tarea desde el primer momento porque es un equipo con una seña de identidad totalmente clara, que sabe lo que debe proponer. Hay que añadir también la gran campaña de sus dos referentes: Pedro León y Sergi Enrich. El primero suma 10 tantos más cinco asistencias. El delantero, las mismas 'dianas' con un servicio más incluso. Mucha dinamita.

VAVEL Logo