Resumen de la temporada 2018/19 del FC Barcelona: el centro del campo, el reflejo perfecto de la temporada azulgrana
Arthur ha disputado su primera temporada como azulgrana / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

Resumen de la temporada 2018/19 del FC Barcelona: el centro del campo, el reflejo perfecto de la temporada azulgrana

Tras un fin de temporada decepcionante con tan solo un título, la irregularidad de los centrocampistas azulgranas han condenado a un conjunto que se plantea hacer cambios de cara el próximo año.

marti-abad
Martí Abad

Irregularidad, alegría y decepción. Si hay tres palabras que definen a la perfección la campaña 2018/19 del primer equipo del FC Barcelona, son estas. Porque, en quince días, el FC Barcelona pasó de estar a dos partidos del triplete a llevarse, 'tan solo', la Liga. Porque los meses anteriores a la decepción final fueron de júbilo. Y porque el último tramo, decepcionó al aficionado culé.

A lo largo de la temporada se consiguieron resultados históricos, como el 5-1 al Real Madrid en el Camp Nou, o el 3-0 ante el Liverpool en Champions. Pero también se vivieron noches frías, como el 4-0 en Anfield o el 1-2 en el Benito Villamarín, en la derrota en la final copera. Y si hay alguna posición que muestra a la perfección cómo ha sido la temporada azulgrana, esta es la del centro del campo. 

El jugador azulgrana en la ida de las semifinales ante el Liverpool / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)
El jugador azulgrana en la ida de las semifinales ante el Liverpool / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

Unos fichajes ilusionantes

Tras la marcha de Andrés Iniesta, una institución en el FC Barcelona, el centro del campo quedó vacío. Paulinho, que sorprendentemente también fue clave en la primera temporada de Valverde en el banquillo culé, también regresó a Japón. Y con estas bajas sonadas, el Barça necesitaba unos refuerzos. Y los encontró: Arturo Vidal y Arthur.

Ambos cumplen, a grosso modo, las características de los jugadores que fueron a suplir. Y ambos, sobre todo en el ecuador de la temporada, cumplieron con las expectativas. Con Arthur, el Barça volvió al juego de toque y a tener el control en el círculo central. Y con Vidal, la fuerza de no dar ningún balón por perdido y una gran capacidad defensiva. Dos perfiles necesarios, pero que también han mostrado las carencias del FC Barcelona.

Y la principal ha sido, aparte de las lesiones, la irregularidad. Aunque Arthur ha jugado hasta 19 partidos ligueros como titular en su primera temporada, casi siempre ha sido sustituido y además, su fin de temporada ha dejado mucho que desear. En Champions ha sido distinto -siete titularidades en nueve partidos jugados-, pero la sensación ha sido que, aunque era su primera temporada, no ha terminado de explotar. 

El caso de Arturo Vidal ha sido muy distinto. Llegó como una ganga de verano y aunque a priori no cumple con el perfil 100% Barça, ha sido uno de los jugadores más usados por Valverde. También se ha estrenado como goleador azulgrana, y aunque quedan para el recuerdo sus actuaciones ante el Liverpool o el clásico del Camp Nou, también ha dejado detalles que hicieron dudar a Valverde.

El centrocampista chileno se ha convertido en un fijo de Valverde / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)
El centrocampista chileno se ha convertido en un fijo de Valverde / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

La incertidumbre del futuro

Demasiados factores han rodeado el centro del campo azulgrana. Con un tercer -o incluso cuarto hombre-, que podían rotar, Sergio Busquets e Ivan Rakitic se han convertido en los dueños del círculo central del Camp Nou. Y tampoco ha sido su mejor temporada: incluso desde varios sectores se pide que abandonen el Barça la próxima temporada.

El caso del jugador de Badia del Vallès ha sido peculiar. Busquets ha jugado un total de 35 partidos ligueros -30 como titular-, y aunque ha seguido demostrando porqué es uno de los mejores jugadores del mundo, en momentos puntuales tampoco estuvo acertado. Y el Barça lo notó.

Igual le pasó a Coutinho, que aunque también ha sido usado como atacante, el brasileño no ha estado a su mejor nivel. El Camp Nou le ha despedido en más de una ocasión con una sonora pitada a la que Leo Messi se opuso. Y también en Liga, cinco goles en 34 partidos es un bagaje más que pobre. Se rumorea que el PSG podría ser el nuevo destino de un jugador que, tras una ilusionante primera temporada en Barcelona, se ha mostrado irregular en su segundo año.

Pero el caso más alarmante ha sido el de Rakitic. Aunque en varias ocasiones, el jugador croata ha asegurado que su intención es seguir en el FC Barcelona, también se rumoreó una posible salida al Inter de Milán. En el centro del campo, tan solo Busquets ha jugado más partidos que el croata, y aunque también ha demostrado estar cuando se le necesitaba, su presencia en la Feria de Sevilla tras la eliminación en Liverpool, no gustó al aficionado azulgrana.

El centrocampista croata ha completado su quinta temporada en Barcelona / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)
El centrocampista croata ha completado su quinta temporada en Barcelona / Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

Pero aunque la irregularidad y las subidas y bajadas han sido claves no solamente en el centro del campo, sino en todo el FC Barcelona, también hay notas positivas, y estas se resumen en La Masía. Con Carles Aleñá al frente, y los debuts de Collado y Riqui Puig, se muestra que el Barça sigue siendo aquella fábrica de futbolistas que, antaño, hizo historia. 

Con la temporada finalizada, es hora de reflexionar para repetir aquello bien hecho y no cometer los mismos errores del pasado. La irregularidad, alegría y decepción, han definido un centro del campo que, quién sabe, no podría estar formado por los mismos jugadores la próxima temporada. Pero con la llegada de De Jong, oficial desde hace meses, el futuro vuelve a ser esperanzador. 

VAVEL Logo