Análisis post partido Athletic vs Atlético: solo hay un Athletic y es el de Bilbao
Jugadores del Athletic celebran el 2-0 / Fuente: Athletic Club

Tras la sufrida victoria en Cádiz, el Athletic buscaba seguir en la pelea y acortar la distancia con el Villarreal a un punto, tras la derrota de los groguets en Mendizorroza, y seguir soñando con clasificarse a Conference League 

Por su parte, el Atlético de Madrid llegaba en una mala dinámica, tras ser eliminado de Champions League por el Manchester City y no pasar del empate en casa ante un Granada en puestos de descenso, en la jornada anterior. 

Analizaremos puesto por puesto el gran partido de los rojiblancos en San Mamés, desde la portería hasta la punta de ataque. 

  • Tranquilidad en portería

El deber de defender la portería local volvió a ser para Unai Simón. El meta rojiblanco tuvo un encuentro tranquilo, con pocas intervenciones debido a la falta de creatividad del Atlético de Madrid. Algun disparo desviado en la primera mitad y una falta estrellada en el larguero por Griezmann fueron las únicas acciones donde Unai tuvo en peligro mantener la portería a cero. 

Sí habría que poner alguna pega al encuentro de Unai sería el juego de pies, donde, al contrario que otros encuentros, no estuvo preciso en alguna acción.

  • Defensa sólida

Otro gran encuentro de la zaga local dispersó cualquier posibilidad de los visitantes para conseguir siquiera un punto en San Mamés. La pareja de centrales conformada por Yeray e Iñigo Martínez cuajó un encuentro fabuloso, cortando tanto por arriba como por abajo las acciones ofensivas de los del Cholo Simeone. Varias llegadas y duelos aéreos exitosos generaron los aplausos de las gradas de La Catedral

Yeray e Iñigo roban el balón a Cunha / Fuente: Athletic Club
Yeray e Iñigo roban el balón a Cunha / Fuente: Athletic Club

Los laterales también contribuyeron en la gran actuación defensiva, las incorporaciones de Marcos Llorente y Lodi fueron frenadas sin problema por De Marcos y Yuri. Además de ello participaron activamente en ataque con varios centros desde el lateral. 

  • El centro fue la clave 

Los cuatro centrocampistas titulares fueron claves para sostener al equipo rojiblanco cuando partía con ventaja en el marcador. Dani García y Vesga actuaron en el doble pivote, Muniain y Nico Williams por su parte fueron los interiores. Sin ningún tipo de dudas, hay que destacar el gran partido de Mikel Vesga, las estadísticas no mienten y es que el mediocentro del Athletic acertó en el 90% de sus pases, intercepto 4 ocasiones de peligro del Atlético y tuvo en sus botas una ocasión que no pudo terminar en gol por unos centímetros. 

Vesga con el balón / Fuente: Athletic Club
Vesga con el balón / Fuente: Athletic Club

Muniain y Nico fueron difíciles de frenar para la defensa de 3 planteada por Simeone. Nico Williams fue un verdadero quebradero de cabeza para Reinildo y Lodi, varios de sus regates levantaron los gritos de euforia de la afición local. 

Muniain por su parte estuvo preciso con el balón y en una de sus muchas apariciones ofensivas consiguió provocar el penalti, que posteriormente Williams convertiría en el 2-0.

  • El resurgir de la pantera  

Sin duda el MVP del encuentro fue Iñaki Williams, que fue el gran artífice de los dos goles del Athletic. Una gran carrera en el primer tanto y un penalti lanzado a lo panenka fueron los factores que generaron la ovación de San Mamés en su sustitución al final del encuentro. 

Williams lanza su penalti / Fuente: Athletic Club
Williams lanza su penalti / Fuente: Athletic Club

Su acompañante en punta fue Raúl García. Gran partido del atacante navarro, que luchó y peleó tanto por arriba como por abajo todas las disputas con la defensa colchonera. También sobresale su acierto en los pases y su compromiso en la alta presión propuesta por Marcelino.

VAVEL Logo