Saints terminan con el invicto de Rams
Foto: New Orleans Saints

En la previa de una fecha de la NFL uno puede encontrar partidos mas o menos interesantes, por diferentes matices, pero el partido entre Los Ángeles Rams y los New Orleans Saints, con la actualidad de los dos, era de entrada el mejor partido que nos podía tocar. Y realmente no defraudaron ni a las más de 73.000 personas que colmaron el Mercedes-Benz Superdome ni a las millones que lo vieron por televisión.

El enfrentamiento entre los visitantes, que llegaban invictos con récord de 8-0, y los locales, que luego de caer sorprendentemente ante Tampa Bay en la fecha inaugural, había logrado siete victorias en fila, nos daba además uno de los duelos de Running Backs más increíbles que podemos ver en estos días, el cada vez más afianzado Todd Gurley, contra quien fue el año pasado una de las mas gratas sorpresas de la temporada, Alvin Kamara.

Pero tenemos que empezar a hablar del partido en sí, aunque hablar del encuentro será al principio continuar hablando de estos dos enormes jugadores, ya que en solo ocho minutos ambos corredores dejarían su huella en la End Zone rival.

Seria Kamara quien dejaría su huella primero, ya que en la primera serie del partido y luego de avanzar 75 yardas en poco más de cinco minutos, una corrida Toss hacia la izquierda de 11 yardas, terminaría con el primer Touchdown del corredor de segundo año para adelantar a su equipo por 7 a 0.

Pero hablamos de dos de los mejores corredores de la liga y claramente Gurley no quería ser menos en este duelo. Blake Countess retornara la devolución hasta su propia yarda 29, desde donde Jared Goff comenzaría a marcar el rumbo de su ofensiva, la cual avanzaría 63 yardas hasta la yarda ocho rival, punto de comienzo de la carrera de Gurley hacia el In Goal rival para que después de un poco más de tres minutos se empatara el encuentro en 7.

Dos avances, dos Touchdowns y una primera muestra de lo que todos estábamos esperando, un partido entre 2 de las ofensivas mas potentes de la liga.

La siguiente serie ofensiva de los Saints tendría el mismo tenor que la primera, y el mismo resultado final, ya que, tras ganar 47 yardas durante cuatro minutos y medio, Drew Brees encontraría a Kamara en un pase corto para que este recorriera las 16 yardas faltantes hasta el In Goal rival para poner a su equipo nuevamente arriba por 14 a 7.

Todavía no había acabado el primer cuarto y ambas ofensivas mostraban los mejor de su arsenal, y era el momento de Goff de sacar la cara para buscar volver a emparejar el partido, y lo lograría de la mejor manera, con diferentes pases para sumar 64 yardas aéreas en esa serie, culminándola con un pase de cuatro yardas a Brandin Cooks para arrancar el segundo cuarto empatados en 14.

Parecía que la historia daba un giro de 180 grados cuando Mark Ingram cometido un Fumble en la primera jugada del siguiente drive, pero los Rams no pudieron sacar puntos de la recuperación del ovoide, ya que después de cuatro jugadas, 9 yardas, y de cometer un turnover on dows, entregarían nuevamente la posesión a Brees y los Saints.

Y si hay algo malo en esta NFL, es darle la oportunidad a uno de los mejores quarterbacks que tiene la liga de volver a conseguir puntos en un partido cerrado, cosa que lograría luego de un avance de 87 yardas en 10 jugadas para finalizar una gran serie con el segundo Touchdown por aire de Brees, esta vez un pase de cuatro yardas hacia Tre´Quan Smith para sacar una diferencia de 14 puntos, 21 a 14 cuando quedaba un poco mas de siete minutos en ese segundo periodo.

Promediando este segundo cuarto parecía que empezábamos a ver algo mas que ofensivas en el campo de juego, habíamos tenido un Fumble de los Saints, un Turnover on downs por parte de los Rams, y nuevamente seria la defensa de New Orleans la que lograría dejar en una situación de cuarta y diez, la que obligaría a Sean McVay a enviar a los equipos especiales a buscar descontar a través de un gol de campo de 51 yardas. Pero esto no seria posible ya que la patada de Greg Zuerlein se iría bastante hacia la derecha, dejando el marcador sin movimientos.

El gol de campo errado dejaba en muy buena posición a los Saints para tratar de estirar ventajas, algo que contra un equipo como los Rams en un partido muy cerrado era casi de vital importancia, y nuevamente sería el Quarterback salido de la universidad de Purdue quien comandaría las riendas de su ataque para terminar con un pase de 13 yardas hacia Benjamin Watson y aumentar el marcador a 28 a 14.

Por primera vez en el año los Rams se veían en complicaciones y no podían dominar un partido, ya que si bien Green Bay y Seattle habían jugado excelentemente contra ellos, ninguno había podido conseguir una ventaja como la de los Saints y terminaron siendo quebrados por Los Ángeles. Complicaciones que aumentarían cuando Alex Anzalones interceptaría un pase dirigido hacia Robert Woods en la yarda 36 de los Rams, dándole a su ataque una nueva oportunidad de ampliar el marcador, con solo un minuto en el reloj.

Tiempo de sobra ese minuto para Brees, es más, solo necesito 33 segundos para que uno de los nombres importantes de nuestra historia de hoy, Kamara, tuviese su segunda anotación por tierra, la tercera del partido y aumentase aun mas las diferencias a 35 a 14.

Esos 26 segundos finales mostraron lo mejor de Goff en el partido, hasta ese momento, cuando pudo completar 3 buenos pases, 15, 17 y 20 yardas respectivamente, para darle una nueva oportunidad a Zuerlein con solo dos segundos en el reloj. Y esta vez el Kicker de los Rams no fallaría el Field Goal de 56 yardas para dejar esa primera mitad en 35 a 17.

La segunda mitad del partido seria una prueba de fuego para un conjunto que es candidato para estar en el próximo Super Bowl, y comenzarían de buena manera esa prueba, una primera serie de 77 yardas acabaría en la End Zone de los Saints luego de que Goff encontrara a Malcom Brown, en su única recepción de la tarde, para reducir la diferencia a 35 a 24.

Era el momento de que la defensa de los Rams, hasta ahora claramente ineficaz contra el ataque que encabezan Brees y Kamara, diera la cara, y lograron hacerlo en ese primer intento de la segunda mitad por parte de New Orleans, cuando luego de 6 jugadas, solo pudieron avanzar 31 yardas, consiguiendo solo dos primeros y diez y teniendo que despejar por primera vez en el encuentro.

En el siguiente ataque nuevamente los puntos llegarían del pie de Zuerlein quien con un gol de campo de 34 yardas volvería a achicar diferencias, esta vez dejando el partido 35 a 27

Diez puntos de los Rams serian lo único que veríamos en el marcador en ese tercer cuarto, ya que nuevamente la defensa de Los Ángeles se mostraría como semanas anteriores logrando detener por segunda vez consecutiva a los Saints luego de solo seis jugadas y tres minutos que nos depositarían en el último cuarto del partido.

Ultimo cuarto al que no le faltarían emociones, ya que todo comenzó con un gran drive de los Rams, culminado en un pase de Goff hacia Cooper Kupp de 41 yardas, y una conversión de dos puntos exitosa para dejar las cosas empatadas en 35 por lado.

La prueba de carácter de los Rams estaba siendo superada, lograron levantar una diferencia de 21 puntos en contra, y de esa manera con casi diez minutos por jugar en el ultimo cuarto, el partido comenzaba otra vez.

Brees tenía nuevamente el ovoide en sus manos en busca de volver a ponerse al frente, pero luego de una serie irregular alternando pases cortos, alguna corrida de pocas yardas y bastantes pases incompletos, la pierna de Wil Lutz desde 54 yardas pondrían nuevamente al frente a los Saints por 38 a 35.

Con seis minutos por delante, Goff y Gurley tenían en su poder el empatar o poner por delante a su equipo, pero esta vez fue la defensiva de New Orleans la que hizo su trabajo, logrando un tres y fuera rápido para intentar frenar nuevamente a los Saints.

Pero la idea de Brees era totalmente diferente, ya que luego de una carrera de tres yardas de Kamara y cuando la defensa de Los Ángeles estaba abocada a la defensa por tierra, el veterano Quarterback encontró a Michael Thomas para 72 yardas y poner números definitivos al partido y la victoria de New Orleans por 45 a 35.

Pocos partidos mas interesantes en la previa nos podían tocar, y no nos defraudaron ni un segundo, ya que fue un partido vibrante del primer a ultimo segundo con ofensivas que se mostraron muy aceitadas y defensivas que, si bien se vieron superadas, en ciertos momentos importantes estuvieron presentes por ambos lados.

Por la parte de los números mas fríos Drew Brees termino con 346 yardas y cuatro Touchdowns y Jared Goff con 391, tres Touchdowns y una intercepción.

En el caso de los principales actores de nuestra historia de hoy el ganador, al igual que su equipo, fue Alvin Kamara, quien termino el partido con 82 yardas por tierra y 34 por aire, con una anotación por cada vía, mientras que Todd Gurley finalizo el encuentro con 68 y 11 respectivamente, anotando solamente una vez por la vía terrestre.

La próxima semana los New Orleans Saints visitara a los Cincinnati Bengals mientras que Los Ángeles Rams recibirán a los Seattle Seahawks.

Para terminar esta nota debemos pedir disculpas por la tardanza de su salida, pero estábamos esperando por si había alguna anotación más, que ya que con estas dos ofensivas nunca se sabe.

VAVEL Logo