La genética de los Márquez se funde en el Repsol Honda


Repsol Honda hace oficial la llegada de Alex Márquez a MotoGP. Quizá esta sea la frase más repetida en los medios de comunicación durante los últimos días, y es que la llegada del pequeño de Cervera nos ha conmovido a todos. Desde que se conoció la retirada de Jorge Lorenzo, surgieron muchas especulaciones sobre quién sería el compañero del campeón del mundo en la escudería del ala dorada. “Hay varias opciones, pero la de Álex, por méritos propios es una opción que se valorará”, confesaba Alberto Puig. Hace tan solo unos días, la escudería de la Triple Corona hacía oficial el fichaje de Álex como compañero de Marc Márquez.

“Álex ha sido muy valiente al aceptar esta oferta, entre otras razones porque solo tiene un año de contrato. Es una moto muy crítica y difícil de manejar, va a tener que adaptarse lo más rápido posible, ha llegado al equipo de un campeón, no hay tiempo para perder. En Honda todos estamos a su disposición y vamos a ayudarle a que debute con éxito en la máxima categoría. Todos esperamos lo máximo de él, pero también sabemos que tenemos que darle un margen de tiempo” declaró Puig. Y añadió: “Marc Márquez no ha tenido nada que ver, además, todo sabemos que la presencia de su hermano no distraerá a nuestro ocho veces campeón del mundo, cuyo próximo objetivo es el mismo, repetir títulos”.

Así, el propio Álex confesó ante el micrófono de AS: Esta era la mejor oportunidad para mí, mi plan era quedarme en Moto2 como campeón del mundo y lo tenía muy claro, a pesar de estar preparado para ascender a MotoGP, no había ninguna oportunidad. Con la sorprendente noticia de Lorenzo se me abrió esta opción y no puedo estar más orgulloso. Tengo un gran equipo y coger esta oportunidad es lo mejor que me podría haber pasado”.

La indiscutible trayectoria de Álex Márquez

Álex Márquez de pequeño. | Fuente: FANCLUB Álex Márquez
Álex Márquez de pequeño. | Fuente: FANCLUB Álex Márquez

Quizá por su juventud, su proyección, su preparación, o por ser hermano del indiscutible campeón del mundo. Hay quienes hablan de genética de campeones y es que se trata de la primera vez en la historia del motociclismo que dos hermanos logran un título de campeón.  Lo que no cabe duda es el constante esfuerzo del de Cervera para cumplir su sueño, que quizá, a sorpresa de muchos, se ha cumplido antes de tiempo.

El pequeño de los Márquez aterrizó en el Mundial de Motociclismo en 2012 en la categoría de Moto3 de la mano de Honda. Las dos primeras temporadas le sirvieron como experiencia en las que ocupó la vigésimo y cuarta temporada respectivamente. Finalmente, fue en 2014 cuando se proclamó por primera vez campeón del mundo con tres victorias y diez podios a su espalda.

Tres años para llegar a lo más alto en la categoría inferior y hasta cinco para hacerlo en Moto3. Años de esfuerzo y sufrimiento para el pequeño de Cervera, pero también de constancia y perseverancia que ha dado sus frutos en 2019. De la mano de Estrella Galicia, quien le ha acompañado a lo largo de toda su trayectoria, Álex ha terminado esta última temporada con un total de cinco victorias, diez podios, seis poles y por supuesto, siendo campeón del mundo por delante de Brad Binder y Thomas Luthi.

Ahora, el piloto llega al Repsol Honda con un contrato de un año, pero lo más importante, con 12 victorias, 38 podios, 15 poles y 17 vueltas rápidas que le llenan de mérito para formar parte de esta categoría, convertirse en compañero del ocho veces campeón del mundo, Marc Márquez y defender el `73´ a capa y espada.

Así es la historia de los Márquez, un camino de constancia y sacrificio

Marc y Ález Márquez de pequeños. | Fuente: Página oficial Marc Márquez
Marc y Ález Márquez de pequeños. | Fuente: Página oficial Marc Márquez

En Cervera, en una localidad de 10.000 habitantes situada en el interior de Cataluña, nacen los hermanos Márquez. Campeones de Moto3, Moto2 y MotoGP vienen de una trabajadora y modesta familia, y han estado rodeados toda su vida de una educación basada en la sencillez, el esfuerzo, la constancia y el cariño. La madre de los campeones trabaja como administrativa en una empresa de transportes de Cervera, ciudad natal de los hermanos y el padre, Juliá Márquez, ha sido toda su vida conductor de grúas de construcción, hasta que decidió quedarse en paro para ayudar a sus hijos a cumplir sus sueños.  

En la casa de los Márquez, lo de las motos viene de lejos. Juliá solía practicar motocross con su hermano, más conocido por todos los fanáticos como el tío Ramón, presidente del club de fans. Ambos eran socios del Moto Club Segre y pasaban fines de semana enteros colaborando en la organización de circuitos de tierra de Bellpuig o de oliana. Marc creció entre circuitos y fue en el 2001 cuando comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo del motor. Por su parte, Álex ha declarado en varias ocasiones que recuerda ir a ver las carreras de su hermano como unas “pequeñas vacaciones” y que soñaba con ser el mecánico de Marc para estar cerca de él.

Con el paso del tiempo, el pequeño de los dos pilotos empezó a heredar las monturas de su hermano Marc, pero para lo que uno era toda una pasión, para otro solo era un entretenimiento más. Con solo 13 años Marc ya sabía que quería ser piloto profesional y es en este momento cuando entra en la vida de los Márquez Jordi Castella, mecánico de MotoGP. Castella los recogía de la escuela y luego los llevaba a entrenar. “Marc buscaba la perfección y Álex solo se divertía, poco a poco fue dándose cuenta de sus aptitudes”, confesó en una entrevista el mecánico. Poco a poco los pilotos comenzaron a acercarse a los más grandes y en 2010 Mar Márquez se convierte en campeón del mundo de 125cc y Álex comienza a tomarse más enserio el mundo del motociclismo y decide dejar sus estudios con 14 años. 

Ahora, ya han crecido, pero han cambiado poco. Siguen siendo los mismos chicos humildes, sin ningún tipo de filtro, pero siendo campeones del mundo. Un camino marcado por la palabra sacrificio y disciplina.

Álex y Marc Márquez en el Gran Premio de Malasia. | Fuente: MotoGP
Álex y Marc Márquez en el Gran Premio de Malasia. | Fuente: MotoGP

Sus padres, Roser y Juliá son quienes mejor los conocen y los que siempre han estado a su lado, han confesado en algunas ocasiones las diferencias de lo hermanos y la dificultad de gestionar en algunas ocasiones el peso del apellido Márquez. “Marc es uno Y Álex es otro, no es el hermano de, es otro campeón. Mucha gente ha pensado que tener como hermano a Marc es una ventaja, pero la verdad que es una desventaja por la presión que envuelve el apellido”, confesaba la madre de los pilotos durante una entrevista.

Los mejores, pero no los únicos

Es cierto, que numéricamente, a los Márquez se les puede considerar los mejores hermanos de la historia, sin embargo, no son los primeros en coincidir en la parrilla de MotoGP. Es por esto, que no podemos olvidarnos de otros hermanos que forman parte de la historia del motociclismo. Hacemos un breve repaso:

  • Los hermanos Rossi/Marini

Los hermanos Rossi durante una rueda de prensa. | Fuente: MotoGP
Los hermanos Rossi durante una rueda de prensa. | Fuente: MotoGP

De la misma madre y diferente padre, pero cada vez tenemos más claro de donde viene la genética en este deporte. El nueve veces campeón del mundo tiene una trayectoria indiscutible, pero a Luca le queda una larga proyección en el mundo del motor. El pequeño de los pilotos, pertenece al equipo SKY Racing Team VR46 y cuelga a su espalda un total 73 carreras, tres victorias y nueve podios.

  • Los hermanos Villa

Los hermanos Villa durante una carrera. | Fuente: MotoGP
Los hermanos Villa durante una carrera. | Fuente: MotoGP

 

Los pilotos italianos, Francesco y Walter Villa. Rompiendo las reglas, en este caso la mayor parte de éxitos corresponden al menor de los hermanos, quien logró 4 títulos mundiales en 250 cc y 359 cc de la mano de Harley Davison. Por su parte, Francessco colecciona a tras su espalda dos podios en su palmarés, pero finalmente decidió dedicarse al diseño de motocicletas.

  • Los hermanos Aoki

Los tres hermanos Aoki. | Fuente: MotoGP
Los tres hermanos Aoki. | Fuente: MotoGP

Damos una vuelta al pasado, para recordar a los hermanos Aoki, tres hermanos que coincidieron al mismo tiempo y que consiguieron subir al podio el mismo fin de semana en las tres categorías disputadas. Haruchika ganó en 125cc, Nobuatsu en 250cc y Takuma en 500cc.

  • Los hermanos Sarron

Los hermanos Sarron después de una carrera. | Fuente: MotoGP
Los hermanos Sarron después de una carrera. | Fuente: MotoGP

Estos dos pilotos compartieron parrilla en 1989 y comparte uno de los apellidos más destacados de la generación francesa. Christian, el mayor de los dos logró en 1948 hacerse con el título de 250cc y después saltó al 500cc, donde consiguió su única victoria en esta categoría frente a Spencer. Por su parte, el hermano pequeño Dominique, logró algunas victorias en 250cc. 

  • Los hermanos Espargaró

Aleix y Pol Espargaró en el estadio del FCB. | Fuente: MotoGP
Aleix y Pol Espargaró en el estadio del FCB. | Fuente: MotoGP

Durante tantos años, Pol y Aleix son los hermanos por excelencia de la categoría reina desde 2014. Pol siempre ha ido poco a poco aprendiendo de cada experiencia mientras Aleix es oficialmente el torbellino de la familia. Con 20 años y sin conseguir apenas un podio tuvo la oportunidad de ascender a la categoría reina de MotoGP de la mano de Ducati Pramac, más tarde debió regresar a la categoría intermedia para conseguir un podio. Actualmente, Aleix con Aprilia y Pol con KTM, son los pilotos más rápidos de sus marcas.

MEDIA: 4.8VOTES: 4
VAVEL Logo