Protagonistas de Bronce. Daniel Martin: el año de las generales

El corredor irlandés de Quick-Step Floors ha estado en el TOP-10 de prácticamente todas las pruebas que ha disputado en 2017, dando un paso adelante en las vueltas por etapas.

Protagonistas de Bronce. Daniel Martin: el año de las generales
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

A sus 31 años, Dan Martin ha dado un pequeño paso adelante en las vueltas por etapas y ha realizado su mejor temporada en lo que respeta a clasificaciones generales. Estar en un equipo donde las victorias por etapas son lo más habitual en las grandes vueltas -16 entre Giro, Tour y Vuelta esta temporada- ha hecho que Martin dejase de lado esta lucha y se centrase en la regularidad en la montaña, siempre desde su espíritu combativo. Valencia, Algarve, Niza, Catalunya, Dauphiné y Tour de Francia le han visto este año en el TOP-10 de sus respectivas clasificaciones generales.

Regularidad en vueltas de una semana

El ciclista irlandés afincado en Girona ya nos tiene acostumbrados a realizar buenas actuaciones en vueltas de una semana y sus victorias de la Volta a Catalunya en 2013 y el Tour de Polonia en 2010 lo confirman. Este año, el corredor de Quick-Step Floors ha mostrado, además, una regularidad en todas estas pruebas y terminó entre los seis mejores en las cinco vueltas por etapas que disputó antes del Tour de Francia.

En Algarve consiguió el único triunfo de la temporada

Empezó la temporada buscando ponerse a tono en la Volta a la Comunitat Valenciana y la Vuelta a Algarve y terminó quinto y sexto respectivamente. En territorio valenciano todavía no pudo mostrar su mejor nivel y terminó sexto en la etapa reina, pero ya dejó las primeras impresiones positivas. En Portugal, en cambio, sí que se mostró dominador en la montaña ganando en el final en el Alto da Fóia, pero la contrarreloj de la tercera etapa, donde perdió más de un minuto y medio, le sentenció para la general.

El primer test World Tour fue la Paris-Niza y terminó tercero solo por detrás de Sergio Luis Henao y Alberto Contador. Pese a no realizar una mala contrarreloj -terminó 13º-, los segundos perdidos contra el crono le volvieron a penalizar para la general y le impidieron alcanzar a Henao y Contador, con quien se mantuvo mano a mano en la montaña. En la Volta a Catalunya, la contrarreloj era por equipos, pero también jugó en su contra. Segundo en La Molina, sexto en Lo Port y quinto en Montjuïc, habría podido mejorar la sexta posición final de no ser por los dos minutos perdidos contra el crono en Banyoles.

Dan Martin terminó tercero en Niza | Foto: Paris-Niza
Dan Martin terminó tercero en Niza | Foto: Paris-Niza

Antes de la gran cita con el Tour de Francia, Dan Martin se preparó en territorio francés disputando el Critérium de Dauphiné. Tras ir a remolque desde la contrarreloj de la cuarta etapa, su gran momento llegó en la última etapa, en una etapa con un puerto de segunda categoría, dos puertos de primera y un final en alto en un fuera de categoría. Allí, en la jornada más difícil, Martin mostró sus credenciales y consiguió acceder al tercer escalón del podio tras ser segundo en la etapa. El irlandés terminó en la general por detrás de Jakob Fuglsang y Richie Porte y por solo cinco segundos dejó sin podio a Chris Froome y Fabio Aru.

El mejor de los mortales en las Ardenas

Pese a todo, el gran punto fuerte de la carrera profesional de Dan Martin no han acostumbrado a ser las vueltas por etapas, sino las clásicas de las Ardenas. El irlandés es uno de los grandes puncheurs del pelotón internacional y lo aprovecha en los finales ajustados. Este año, el de Quick-Step Floors topó con un Alejandro Valverde invencible en la Flecha Valona y la Liege-Bastoña-Lieja. El español fue notablemente superior a todos sus rivales en las dos grandes clásicas de primavera para escaladores, pero Martin también mostró un buen nivel y fue segundo en ambas pruebas.

En las dos carreras utilizó dos tácticas diferentes. Esperar el ataque de Valverde para superarlo después en Huy y saltar a un kilómetro de meta para irse en solitario en Liege. Ninguna de las dos estrategias le valió para derrotar al mejor corredor del primer tercio de temporada, pero se consolidó como el segundo mejor corredor en la especialidad. Pocos días antes, el irlandés tuvo que poner pie a tierra y abandonar en la Amstel Gold Race, la primera integrante del tríptico.

Otra vez se quedó a las puertas de la victoria en Huy | Foto: Quick-Step Floors
Otra vez se quedó a las puertas de la victoria en Huy | Foto: Quick-Step Floors

Reválida en el Tour

La última prueba de fuego de la temporada le llegó pronto a Dan Martin y era, a la vez, la mejor cita: el Tour de Francia. Con Marcel Kittel en el equipo y un equipo dedicado prácticamente en su totalidad en la lucha por las llegadas masivas, Martin tuvo que afrontar en solitario las etapas de montaña.

Estuvo todo el Tour en el TOP-10 de la clasificación general

Pese a empezar la competición perdiendo cerca de un minuto en el prólogo, realizó buenas actuaciones en las llegadas a Longwy -tercero- y La Planche des Belles Filles -segundo- y se colocó cuarto en la clasificación general a las primeras de cambio. No tuvo tanta suerte en la novena etapa. En el descenso del Mont du Chat se fue al suelo junto con Richie Porte, que tuvo que abandonar, y terminó perdiendo 1’15’’ en meta. La contrarreloj y una caída bajando ya le habían hecho perder dos minutos lejos de la montaña, donde aguantó casi en todo momento.

En un Tour de Francia muy igualado en la montaña y sin nadie con capacidad -o voluntad- para romper la carrera hacia arriba, Dan Martin fue el corredor que más lo intentó. Hasta el último gramo de fuerza lo empleó en correr al ataque, con mentalidad combativa, dando espectáculo al corredor. En más de una y de dos ocasiones se quedó del grupo de favoritos y, cuando consiguió volverse a enganchar, intentó el ataque. Martin fue de los pocos corredores que no se conformaba con ir a rueda, sino que quería tener iniciativa.

Fue uno de los corredores más combativos en el Tour de Francia | Foto: BrakeThrough Media
Fue uno de los corredores más combativos en el Tour de Francia | Foto: BrakeThrough Media

Al final terminó sexto en la general, sin opciones de podio, pero selló su mejor clasificación general en un Tour de Francia. Dio otro paso adelante en las clasificaciones generales en una competición donde no tenía compañeros de garantías en la montaña y demostró tener la necesidad de ser protagonista en carrera. El Tour de temporada fue, virtualmente, su final de temporada y tan solo volvió a ponerse dorsal en el Tour of Britain, el Mundial, Il Lombardía y la Milán-Torino, sin destacar en ninguna de las pruebas.