Sergio Araujo y Marko Livaja, la dupla amarilla que está revolucionando Atenas

Los dos jugadores de la Unión Deportiva, cedidos esta temporada al AEK de Manolo Jiménez, están cuajando la mejor temporada de su carrera en Grecia. Paco Jémez los quiere de vuelta la próxima temporada a toda costa para aumentar el poder ofensivo del conjunto canario. Líderes de la Hellas Liga, en semifinales de Copa y aún vivos en la Europa League, analizamos el momento del equipo revelación del país heleno.

Sergio Araujo y Marko Livaja, la dupla amarilla que está revolucionando Atenas
Fotografía: AEK Atenas

La mitología griega está llena de grandes historias. Épicos héroes, legendarias batallas y como si de una fábula de Esopo se tratara, de relatos con una enseñanza que perduran hasta nuestros días. Homero, el particular Shakespeare de la Hélade, narra en su Ilíada una de esas historias. La Guerra de Troya, el conflicto por excelencia de la literatura universal.

Lejos, tanto de espacio como de tiempo, la UD Las Palmas vive un momento más que crítico en la liga. Tras la derrota contra el Villarreal y la victoria del Levante, la salvación está ahora a cuatro puntos. En el horizonte se avecina una gran final en la zona roja de la clasificación. Riazor como escenario. El Deportivo de Clarence Seedorf, el rival a batir.

Pero volvamos al relato de Homero. Lejos de Helena, Héctor, Paris y los talones de Aquiles, la Ilíada cuenta la historia de otros personajes que quizás resulten desconocidos al oído del lector. Uno de ellos es Áyax el Grande. Con una descomunal fuerza pero también testarudo, capaz de controlarse y capaz de ser héroe y villano en la misma historia.

Así, llena de contradicciones, fue la primera y hasta el momento única temporada de Marko Livaja en Gran Canaria. El delantero croata comenzó la temporada siendo el nueve de referencia y vitoreado y aclamado por el aficionado amarillo. Sin embargo, acabó la temporada sin fortuna de cara a portería con expulsiones y sanciones impropias de un jugador profesional. Con ese mismo respetable que antes le aplaudía, despidiéndole con abucheos. Y sobre todo, con una dirección deportiva buscándole con desesperación una salida el pasado verano.

Fotografía: Dimitrios Karvountzis // Getty Images

Curiosamente, el poema épico narra también las desventuras de otro Áyax, apodado el Menor para distinguirlo de su homónimo. Alcanzó la gloria eterna al subirse a cierto caballo de madera, pero su inmadurez (y la intervención divina de Poseidón) acabó con su vida. Era un guerrero que tampoco podía controlar sus impulsos y emociones. Secuestró y violó a Casandra y fue castigado por aquel abominable acto.

Gran héroe del ascenso y pilar indiscutible desde su llegada a Las Palmas, las grandes actuaciones de Sergio Araujo han quedado opacadas por sus problemas extradeportivos. Causas judiciales, una afición cuya paciencia se agotó y un jugador que se encargó de negar cualquier información que se publicará en los medios de comunicación. El argentino realizó una notable pretemporada, pero finalmente se le buscó una cesión.

Fotografía: AEK Atenas

Puede que haya sido una mera casualidad. Quizás sea que ambos clubes mantienen buenas relaciones o, simplemente, surgió la oportunidad. El caso es que Las Palmas, con la dirección deportiva a la cabeza, decidió ceder tanto a Sergio Araujo como a Marko Livaja al AEK de Atenas. Antes de oficializarse sus marchas, varios equipos de la Serie A estuvieron interesados en ambos jugadores, pero fue la Hélade el lugar escogido. Pero, ¿por qué?

Radiografía de una liga en boca de todos

Está acaparando todas las portadas de la prensa deportiva. Tras los incidentes de Salónica, la Hellas Liga es la auténtica protagonista en el fútbol internacional. El partido entre el PAOK y precisamente el AEK de Atenas es sólo un reflejo de la larga tradición del fútbol griego. Partidos donde la importancia radica más en lo que pasa en las gradas que en lo transcurre en el terreno de juego. No es de extrañar que cuando un equipo español tiene que viajar a tierras helenas, todos informativos abran con los titulares de Infierno Griego.

Así es la liga griega. Tifos, pancartas, bengalas, lanzamiento de objetos, invasiones de campo y rivalidades que datan de hace décadas cargadas de connotaciones políticas, culturales e incluso religiosas. El fútbol no es más que una simple herramienta para intentar demostrar que tal o cual ideología es la que más importancia tiene. La Guerra del Peloponeso en pleno siglo XXI.

Ese es el ambiente que se vive en Grecia cada fin de semana. Un partido de fútbol es el acontecimiento más seguido por el habitante heleno. Cada derbi ateniense o cada clásico entre capitalinos y equipos de Salónica no está libre de episodios violentos.

El AEK de Marko Livaja y Sergio Araujo, que en el pasado más reciente también ha protagonizado violentos episodios, vive una temporada relativamente tranquila para lo que se suele ver cada jornada en Grecia. Quizás sea el hecho de centrarse en lo estríctamente deportivo lo que ha hecho que el equipo de Manolo Jiménez sea el líder provisional de la Hellas Liga. Líder con asterisco, puesto que los incidentes entre PAOK y AEK, con el cambio de decisión del árbitro de dar por bueno un gol dos horas después de suspender un partido ha dejado un panorama bastante confuso.

El gobierno griego, liderado por Prokopis Pavlópulos, no ha dudado en suspender de manera indefinida los partidos de liga hasta encontrar una solución a esta escalada de violencia. La imagen de un presidente de un equipo de fútbol irrumpiendo en el campo con un arma de fuego hacia el árbitro ha dado la vuelta al mundo y a la espera de que se pronuncie la UEFA, la competición doméstica ha quedado suspendida.

Clasificación de la Hellas Liga antes del partido PAOK - AEK de Atenas

Posición Equipo Puntos PJ GF GC DIF
AEK de Atenas 54 24 40 12 +28
Olympiakos FC 53 25 53 22 +31
PAOK de Salónica 49 24 46 14 +32
Atromitos FC 47 25 34 17 +17

(PJ: Partidos jugados; GF: Goles a favor; GC: Goles en contra; DIF: Diferencia de goles)

Competición europea, el gran atractivo

Si pusiéramos en una comparativa la liga griega con el campeonato español, el AEK de Atenas sería, salvando las distancia, el equivalente al Atlético de Madrid. Es un histórico de su país que una vez fue importante pero que en los últimos años ha vivido a la sombra de los dos grandes del fútbol heleno, Olympiakos y Panathinaikos. Sin embargo, el equipo aurinegro ha experimentado un crecimiento sin precedentes en los últimos años. Ha dejado a años luz a sus rivales verdibancos (Panathinaikos es séptimo en liga) y por primera vez en décadas tienen opciones reales de hacer con la Hellas Liga.

El AEK fue el último equipo griego en pie en Europa

La última vez que el AEK logró el título liguero fue en la temporada 1993/94. Ahora, el proyecto del sevillano Manolo Jiménez está cobrando la importancia de antaño, incluso a nivel internacional. El hecho de competir en la Europa League fue sin duda lo que precipitó que Araujo y Livaja quisieran jugar en Atenas. Siendo titulares, el cuadro capitalino fue el equipo griego que más lejos llegó en Europa. Cayeron en los dieciseisavos de final ante el Dinamo de Kiev por la regla de los goles visitantes (1-1 en Grecia y 0-0 en Ucrania).

Pese a la eliminación europea, el AEK sueña con el doblete (Liga+Copa), algo que no sucede desde la temporada 1977/78. A falta de lo que determine el Comité de Competición sobre el partido contra el PAOK, los atenienses comandan el campeonato de liga y están vivos en semifinales de Copa. En el torneo del KO cayeron en el partido de ida con el Larissa (2-1), pero ese gol a domicilio del examarillo Masoud hace soñar con la remontada en casa.

Sergio Araujo, de héroe a villano y tiro porque me toca

En junio se cumplirán tres años del histórico gol de Sergio Araujo ante el Zaragoza. Un gol in extremis que significó la remontada en la final de los play-off y que permitió a la Unión Deportiva regresar a la máxima categoría del fútbol español. Muy pocos podrían prever que ese jugador, tres años después, estaría en tela de juicio.

Quizás esa sea la diferencia entre un héroe y una leyenda. El héroe destaca en una guerra, en una batalla; la leyenda lo hace durante toda su vida. Las grandes actuaciones de Sergio Araujo quedaron ensombrecidas por esos episodios extradeportivos. Conflictos en discotecas, positivos en controles de alcoholemia, juicios y sentencias. El aficionado aguantó el primer altercado y algunos defendieron al argentino tras el segundo incidente. Pero la gota que colmó el vaso llegó y a día de hoy pocos partidarios quedan del jugador.

Los episodios fuera de las canchas produjeron tensiones entre Araujo y aficionados de Las Palmas

Sucede todo lo contrario en Atenas. Es la segunda cesión de Araujo en Atenas y el ex de Boca Juniors es la gran estrella del equipo. Once goles suma ya entre todas las competiciones, el máximo realizador de su equipo. Poco a poco, está recuperando el nivel que le llevó a ser una de las grandes promesas del fútbol argentino. Su recibimiento en Atenas tras conocerse su segunda cesión al AEK es propia de estrellas mundiales. El cariño de la afición en su primer préstamo decantó la balanza para regresar.

Recibimiento de Araujo en Atenas

        

Marko Livaja, como pez en agua

Volvamos a recordar al lector qué espera un jugador en la liga griega. Encuentros polémicos, cargados de tensión, con roces continuos y tanganas, un juego muy físico y donde cada lucha por un balón es una batalla particular. Sin duda, el hábitat perfecto para un jugador de las características de Marko Livaja. Pocas veces se vio a un delantero de Las Palmas siendo tan amonestado en una misma temporada (doce amarillas y una roja directa). Su falta de disciplina en el campo y sus actuaciones intermitentes a final de temporada crearon un clima inestable en torno al jugador. No contaba para Manolo Márquez y una salida era la opción más viable.

Livaja está disfrutando de la mejor temporada de su carrera en Grecia

Meses atrás, Livaja vivía una situación completamente distinta. Era titular indiscutible y los primeros partidos de la pasada temporada hicieron que el croata se convirtiera en uno de los ídolos del equipo. Entraba cualquier disparo que ejecutaba y creó una asociación letal con Kevin-Prince Boateng. Quién imaginaría que sería uno de los principales señalados al terminar la temporada.

Pero fue llegar a Atenas y las tornas cambiaron. El ambiente que se respira en Grecia y el fútbol que se juega allí han hecho que Livaja resucite y ha vuelto a esa senda del héroe. Diez goles suma ya esta temporada y todo apunta a que esas cifras seguirán aumentando al mismo ritmo que sus amonestaciones. Ya tiene trece y en Europa League ha sido incluso expulsado. Podrá cambiar de aires, pero no de identidad.

      

El AEK, más amarillo que nunca

El ambicioso proyecto que está llevando a cabo Manolo Jiménez en Atenas ha tenido como base la Unión Deportiva. Olvidando las dos cesiones de Sergio Araujo y Marko Livaja, la columna vertebral de los aurinegros se sustenta en varios futbolistas que en el pasado defendieron los colores de Las Palmas. El más conocido, Masoud Shojaei. El interior iraní perteneció a la disciplina amarilla la temporada del ascenso fallido contra el Córdoba. Dio un salto de calidad a la plantilla, en aquel entonces echaba en falta un artista en el centro del campo.

Tras su marcha, Masoud siguió manteniendo buenas relaciones con Las Palmas hasta tal punto que antes de recalar en el AEK, estuvo ejercitándose con los jugadores de amarillos en la isla para entonarse y recuperar forma durante dos semanas. Tras rescindir contrato con el Panionios griego, necesitaba rodaje antes de encontrar nuevo club. Gracias a ello, el iraní es ya pieza clave para Manolo Jiménez.

Fotografía: UD Las Palmas

Caso similar es el del Hélder Lopes. El lateral portugués estuvo la temporada pasada bajo las órdenes de Quique Setién. Compitió por la titularidad junto a Dani Castellano, aunque el grancanario siempre estuvo por delante en esa particular lucha. La dirección deportiva lo descartó para el proyecto de Manolo Márquez y rescindió contrato, aunque se le facilitó una salida a Atenas.

Ahora, Hélder es otra de las piezas importantes en la zaga del AEK. Ya se ha estrenado como goleador y junto a su compatriota André Simões forman la representación lusa en el cuadro auringero. Aunque la Hellas Liga no tiene el mismo nivel que LaLiga, el rendimiento del defensa zurdo ha aumentado y está volviendo a ser el lateral que destacó en el Paços de Ferreira.

¿Y ahora qué?

No hay oráculo capaz de augurar un futuro para Sergio Araujo y Marko Livaja. Lo único que queda claro es que si Las Palmas consuma el descenso a Segunda División, se hace prácticamente imposible que vuelvan a vestir de amarillo. Sin embargo, si el cuadro canario logra la permanencia, Paco Jémez cuenta con ellos para la temporada que viene.

En una entrevista a sport24.gr, el técnico de la Unión Deportiva reconoció que de cara a la temporada que viene los necesita: "Son dos grandes jugadores. No estaban aquí cuando vine y no sé por qué no estaban aquí. Pertenecen a Las Palmas y los estoy esperando. Tienen que venir, espero que se preparen. Quiero verlos, valorarlos y, si están como ahora, serán muy importantes para el equipo", admitía.

Paco Jémez quiere a Livaja y Araujo de vuelta en pretemporada

Lo cierto es que Las Palmas está viviendo en ataque de las aportaciones de Jonathan Calleri. El argentino se está echando el equipo a la espalda en facetas ofensivas y la mayor parte de los goles amarillos los ha anotado el ex de Boca Juniors y São Paulo. Emmanuel Emenike no está ni se le espera debido a sus problemas físicos y Jémez no está contando con Imoh Ezekiel. Tanto es el déficit ofensivo de la Unión Deportiva que el técnico está contando con Erik Expósito, nueve referencia en el filial.

No se sabe si Las Palmas logrará la salvación. No se sabe si acabará descendiendo. Por no saber ni siquiera se sabe cuándo volverá a jugarse un partido de la liga griega. Lo único que se sabe es que Paco Jémez los quiere de vuelta. Están revolucionando Atenas. Y el técnico de Las Palmas necesita revolucionarios como él.