El Barcelona recupera su mejor versión en Wembley
FOTO: Noelia Déniz - VAVEL

El Barcelona recupera su mejor versión en Wembley

Los azulgranas han conseguido volver a recuperar la sensación de ganar tras un gran partido en Wembley ante el Tottenham. Pese a dominar con solvencia, los ingleses han puesto contra las cuerdas a los de Valverde, que han encontrado en Messi la mejor solución.

martadiosc
Marta Dios

La Champions League ha vuelto a poner en alerta al Barcelona que, tras 3 partidos de Liga sin encontrar su mejor versión, debían pisar Wembley con el mayor reto de esta fase de grupos: el Tottenham. Los ingleses, que perdieron ante el Inter el primer duelo de la competición europea, esperaban dar el golpe sobre la mesa ante el Barcelona, en sus horas más bajas.

El conjunto azulgrana ha llegado a la capital británica con bajas notorias, como las de Sergi Roberto y Umtiti en defensa. El catalán se rompió el pasado sábado ante el Athletic y el francés, con molestias en la rodilla, también estaba sancionado tras la expulsión en el Camp Nou ante el PSV holandés.

Pero Valverde ha buscado a sus mejores once jugadores para intentar volver a la dinámica de las victorias y tranquilizar la afición culé, que espera con ansias resultados. Lo ha hecho dando entrada a Semedo en el lateral derecho y a Lenglet en el eje central; también Arthur ha ocupado el centro del campo, avanzando a Coutinho a la delantera.

Coutinho y Busquets, cara y cruz en Wembley

El Tottenham ha saltado al césped de Wembley, que no lucía en su mejor estado, intentando limitar la salida del Barça desde atrás. Presión muy constante al hombre e incansable para los de Valverde, pero Messi ha hecho lo que parecía imposible. Por el interior ha asistido en lejanía a Jordi Alba, que llegaba al desmarque. Este, superando al guardameta, la ha dejado para Coutinho que, antes de los 2 minutos de juego, ponía por delante a los de la Ciudad Condal.

Busquets, con molestias a los 20 minutos de partido

Los de Pochettino no querían dejar en bandeja el partido al Barcelona y con Lucas Moura entre los centrales, los ingleses intentaban intimidar a Ter Stegen aunque, en los primeros compases del partido, no encontraban la manera. Messi y compañía tampoco querían conformarse con el solitario gol y con el argentino omnipresente, el equipo ha mostrado una cara más agresiva demostrando que venían a Londres a ganar. Una buena oportunidad la ha tenido Lenglet al rematar de cabeza una falta directa picada a área.

Mientras Rakitic sorprendía con numerosas pérdidas de posesión, la nota negativa la ha puesto Busquets a los 20 minutos de juego. Tras un choque con Lucas Moura, el catalán se ha tenido que dejar caer al césped con molestias en el adductor del muslo derecho, obligando a Valverde a mirar en el banquillo y hacer calentar a Arturo Vidal.

El equipo recupera su mejor versión

Al ver que Busquets se daba una oportunidad sobre el césped, dando el 'OK' al banquillo, el equipo ha puesto la directa para seguir aumentando distancias en el marcador. Suárez y Coutinho lo han intentado de primeras pero ha sido Rakitic quien, llegando desde segunda línea, ha hecho el segundo de la noche con un disparo imparable para Lloris.

Busquets asusta en Wembley | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Busquets asusta en Wembley | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Los de Valverde empezaban a respirar tranquilos y se sentían ya confiados en su estilo de juego. Cerca ha tenido el tercero Suárez a la media hora de juego al recibir de Messi por el extremo derecho, pero el balón ha salido demasiado cruzado. Segundos después, el colegiado ha anulado el primer gol del Tottenham por manos dentro del área. Más tarde, Ter Stegen se ha ganado la ovación del estadio al sacar una mano imparable tras un 'rebote' sobre el cuerpo de Piqué.

Antes del descanso, Arthur se hartaba de recibir faltas en el centro del campo pero Messi las aprovechaba para, rápidamente, poner el balón en juego. En una de ellas ha tenido otra buena oportunidad Suárez recibiendo en la izquierda, aunque la defensa inglesa ha mandado la esférica al córner. Sin opción a más, ambos equipos se han marchado a vestuarios.

Wembley siempre sonríe al Barcelona

Al volver del descanso la tónica inicial ha sido la misma: dominio claro de los azulgranas a domicilio. Messi, que superaba a cuatro defensores, cogía el carril central para matar el partido y subir el tercero a la electrónica, pero por octava vez en lo que va de temporada, el poste de la portería ha sido su peor enemigo.

Messi abre distancias y Lamela, atento, vuelve a poner el miedo en el cuerpo

Messi ha vuelto a probarlo por la izquierda y, nuevamente, la madera ha sido un obstáculo. Al contraaque el Tottenham ha encontrado fortuna con el uno contra uno ante Semedo y el remate impecable de Kane, que ha dejado a Ter Stegen sin opciones a nada más. Los azulgranas han quedado tocados viendo que, tras tanta insistencia, no llegaba el tercero. Así que Messi, vestido de gala, lo ha conseguido tras combinar con Jordi Alba por la izquierda; el Barça mantenía su hegemonía en Wembley al ponerse, cerca del minuto 60, con el 1-3 favorable.

El Barcelona se sentía confiado y poderoso en el partido, llevando en bolandas su método, pero cuando defensivamente han aparecido desajustes, Lamela ha estado atento para aprovecharlo. A Lenglet le ha costado sacar del área el balón y, en un mal rebote, el Tottenham ha marcado el segundo a más de 20 minutos para el pitido final. En la jugada posterior, Lloris vendía a sus compañeros y Messi, corriendo sin portero, ha errado el cuarto de la noche.

Messi vuelve a ser el de siempre

El partido ha cogido un tono loco y revolucionado, con muchas llegadas y ocasiones en ambas áreas. Valverde ha dado entrada a Rafinha en sustitución de Coutinho, que no estaba entrando demasiado en juego en los últimos minutos. 

Messi lidera la victoria en Wembley | Foto: Tomás Rubia - VAVEL
Messi lidera la victoria en Wembley | Foto: Tomás Rubia - VAVEL

Lenglet ha conseguido que el remate desde dentro del área de Lucas Moura le rebotase en el cuerpo y saliese por la esquina porque, de no aparecer, posiblemente el Tottenham hubiese firmado el empate a cinco minutos del final. El banquillo azulgrana seguía echando humo y el técnico ha querido dar un toque fresco al centro del campo, cambiando a Arthur por Arturo Vidal.

Ya cumplido el minuto 89 y cuando los de Pochettino más cerca estaban de poner las tablas en Wembley, Messi ha aprovechado el balón que recuperaba Jordi Alba en la banda. Sólo ante Lloris ha podido transformar el cuarto y regalar tres puntos más al Barcelona en esta fase de grupos (2-4).

VAVEL Logo