Historia del Atlético de Madrid en la liga española
Uno de los títulos de liga expuestos en el museo del club | Foto: Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid es considerado uno de los históricos en la liga española desde su fundación en el año 1903. Con once títulos ligueros en su historia —el último conseguido en la 20/21— es el tercer equipo español con más títulos, por detrás del FC Barcelona con veintiséis y por delante del Athletic Club de Bilbao con ocho. A pesar de estos datos, el Atlético de Madrid ha disputado 85 temporadas en Primera División —al contrario que Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club, que han disputado 91—, pues en el año 1930 el club madrileño fue el primer equipo en descender de división en la historia de la liga española y tardaría cuatro temporadas en volver a la máxima categoría española, por lo que sumadas a las dos campañas en Segunda División al inicio de los 2000, son seis las temporadas las que el Atleti no ha competido en la máxima categoría nacional.

Los primeros años en la liga

Los rojiblancos fueron uno de los equipos debutantes de la liga en el 1929 gracias a haber conseguido un subcampeonato en el antiguo Campeonato de España, conocido actualmente como la Copa del Rey, junto a Real Madrid, Athletic Club, Arenas de Guecho, Real Sociedad, FC Barcelona, Real Unión, Español y Europa. Poco duró el Atlético de Madrid en la Primera División, ya que en el 1930 descendió a la Segunda División española, siendo el primer equipo en descender de categoría en la historia de la competición. 

La plantilla rojiblanca del 1930 | Foto: Atlético de Madrid
La plantilla rojiblanca del 1930 | Foto: Atlético de Madrid

Durante su primer año en la competición de plata se temió su desaparición, pues una crisis social, económica y deportiva atacaba al club madrileño, pero con el cambio de presidente y un acercamiento entre los socios del club, se consiguió el reflote del equipo. Cuatro temporadas fueron las que pasó el Atleti en la Segunda División, regresando a la liga española en el 1934 tras la aprobación de una nueva norma que permitía el ascenso al subcampeón al igual que al campeón —puesto que ocupó el Atlético de Madrid—. Hay que mencionar que tan solo un año después el club madrileño debería haber descendido de categoría otra vez, pero por culpa de la Guerra Civil Española la competición se paralizó y dicho descenso nunca se llevó a cabo

Con el fin del conflicto bélico, el Atlético de Madrid volvería a competir en la máxima categoría de la liga española, ya que tras una serie de acontecimientos, el club madrileño ganaría la plaza del Real Oviedo en un partido frente a Osasuna. Es importante recordar que un mes antes de este partido se llevó a cabo la unión entre el Athletic Club de Madrid y el Club Aviación Nacional, acabando así con la crisis económica que arrastraba el equipo madrileño y sumando a su plantilla grandes jugadores del Aviación que convertirían al Atlético en un equipo fuerte y competitivo.

El primer año del Atlético Aviación | Foto: As
El primer año del Atlético Aviación | Foto: As

Los 40 y el primer título de liga 

Solo un año después de la unión y la reanudación de la competición española, el Atlético de Madrid levantaría su primer título liguero en el 1940, que sumado a la —aún no oficial— Supercopa de España conseguida pocos meses después, lograría el primer doblete de la historia del club colchonero. En esa temporada se vieron obligados a trasladarse al Estadio de Vallecas donde consiguieron un récord de imbatibilidad de diecinueve partidos como local que nadie ha conseguido acercarse, excepto los propios rojiblancos en el 2018 con el Metropolitano. Un año después, el Atleti revalidaría el título de liga junto al Pichichi conseguido por Pruden con 32 goles y el Zamora conseguido por Fernando Tabales. Las siguientes temporadas se completaron sin nada destacable, más allá de que en el 1947 el club colchonero pasó a denominarse Club Atlético de Madrid.

En la temporada 49/50 llegó al banquillo Helenio Herrera, entrenador que llevaría al Atlético de Madrid a un nivel altísimo con un estilo de juego basado en el novedoso catenaccio, logrando su tercer título de liga después de una segunda vuelta de récord —empezaron undécimos y acabaron primeros—. Al año siguiente, el Atleti volvería a proclamarse campeón de liga, además de liderar en la capital, pues durante esa temporada ganaron a los blancos 3-6 y 4-0 y doblaron los títulos ligueros de sus vecinos. 

El equipo con la segunda liga lograda | Foto: Atlético de Madrid
El equipo con la segunda liga lograda | Foto: Atlético de Madrid

Los años 50, 60 y 70 bañados en rojiblanco

Pocos años después se inauguraría la etapa rojiblanca conocida como "el ala infernal" con una plantilla protagonizada por Collar y Peiró, a la que se suman jugadores históricos como Adelardo, Mendoça o el "Pechuga" San Román. Esta generación de grandes futbolistas consiguió un subcampeonato en la liga en la 57/58, lo que les llevó a disputar la Copa de Europa por primera vez en la historia de los rojiblancos. Sorprendentemente, durante estos años no consiguieron ningún título liguero, pero si europeos y otros nacionales. 

Peiró durante un partido con Atlético de Madrid | Foto: Atlético de Madrid
Peiró durante un partido con Atlético de Madrid | Foto: Atlético de Madrid

Después de casi quince años, el Atlético levantaría su quinto título de liga con Luis Aragonés a la cabeza del equipo, además, en la temporada siguiente, se inauguraría por fin el Estadio Vicente Calderón, hogar de muchísimas generaciones de rojiblancos. No tardó mucho en llegar el siguiente título liguero del Atlético de Madrid, pues en la 69/70 los recién bautizados como indios alzarían la copa al cielo de Madrid una vez más. Al igual que "el ala infernal" dejó grandes jugadores para la historia del Atleti, los años 70 de los colchoneros dejaron muchísimos recuerdos en las memorias de los aficionados con jugadores como Capón, Rodri, Ufarte, Garáte o Luis Aragonés —estos dos últimos compartieron pichichi con dieciséis tantos cada uno—.

La séptima liga llegaría en la 72/73 con un equipo liderado por Luis Aragonés en el campo y Max Merkel en los banquillos. Esta liga fue el pase del Atlético de Madrid a la Copa de Europa del 74, la cual, como muchos colchoneros recordarán, perdieron en un partido de desempate contra el Bayern, después de recibir un gol a 30 segundos del pitido final. Tras esta trágica final, Luis Aragonés se pondría en los mandos del Atlético, convirtiéndose en el entrenador del equipo rojiblanco.

Los campeones de la séptima liga | Foto: Atlético de Madrid
Los campeones de la séptima liga | Foto: Atlético de Madrid

La presidencia de Jesús Gil

Con "el sabio de Hortaleza" en el banquillo no tardó en llegar un título de liga, tan solo dos años hicieron falta para conquistar la octava liga del Atlético de Madrid. Curiosamente, esta liga se celebró en el Santiago Bernabéu, pues el empate conseguido en el campo de los vecinos bastó al Atleti para proclamarse campeones. No fue hasta la llegada de Jesús Gil a la presidencia del Atlético en el 1987 que Luis Aragonés abandonaría los banquillos del club rojiblanco, pero Gil no tardaría en retractarse y después de unos años de malos resultados volvería a contar con los servicios de Luis para dirigir al equipo.

Después de años de idas y venidas, marcados principalmente por las crisis sociales y económicas provocadas por la nueva denominación S.A.D. y las malas gestiones de Jesús Gil, llegaría una alegría para la afición rojiblanca. Durante la temporada 95/96 se conseguiría el primer doblete oficial de la historia del Atlético de Madrid, hazaña que quedaría marcada para siempre en las memorias rojiblancas y que convertiría en leyenda a personalidades como Kiko, Simeone, Pantic o Radomir Antic. Así fue como el Atlético de Madrid conseguirá su noveno título de liga después de unos duros años de sequía y crisis.

Los dos añitos en el infierno 

Con el doblete en sus vitrinas llegaría una de las épocas más oscuras del club rojiblanco: Gil en prisión preventiva, crisis económica en el club, huelga de los jugadores, malos resultados... Como era de esperar, el Atlético de Madrid descendería a Segunda División en el año 2000 por segunda vez en su historia. Hay que destacar que durante el primer año en la división de plata, el número de socios aumentó en un 68%, lo que dice mucho de lo que significa ser del Atlético de Madrid.

"Dos añitos en el infierno" fueron más que suficientes para un equipo como el Atlético de Madrid. Una generación de jugadores históricos,  liderados por Luis Aragonés, fueron los que devolvieron al Atleti a la Primera División española, pero si destacó alguien sobre todos ellos, Fernando Torres, el jovencísimo canterano que dio algo de luz entre tantísima oscuridad. En el 2002, los colchoneros volvían a la liga con el título de la Segunda División bajo el brazo.

Los siguientes años desde el ascenso pasarían sin pena ni gloria entre los rojiblancos. El Atlético de Madrid no tuvo problemas para mantener la categoría, sin embargo, no conseguía su objetivo de volver a las competiciones europeas, por lo que los años pasarían, al igual que los jugadores y los entrenadores. No fue hasta la 07/08 que el Atleti volvería a disputar una competición europea —más allá de la antigua Intertoto, la cual incluso acabarían ganando— después de lograr la cuarta plaza liguera con Agüero y Forlán a la cabeza. Su paso por la Champions fue breve, pues caerían en octavos contra el Oporto, pero repitieron clasificación en liga y volvieron a disputarla al año siguiente.

Y así llegaría el 2010, que hasta el día de hoy puede que sea una de las etapas más exitosas de la historia del club rojiblanco. El Atleti, con Quique Sánchez Flores como entrenador, ganaría la Europa League, pocos meses después añadirían la Supercopa de Europa. Como siempre, las trifulcas contra la directiva serían las culpables de los malos resultados en el campo, ya que Quique fue despedido y con él se marcharon jugadores como Agüero, Forlán De Gea, lo que provocó que los dirigentes del club tuviesen que gastar su última bala en la recámara: Diego Pablo Simeone.

Cholismo como forma de vida

En diciembre de 2011, Simeone sería presentado como nuevo entrenador del Atlético de Madrid, pero nadie se esperaba que este ex-jugador argentino cambiase la historia del club como lo hizo. Solo media temporada le bastó para alzar la segunda Europa League del club colchonero, además de alcanzar el quinto puesto en liga —antes de su llegada el Atleti se posicionaba undécimo—. También se proclamaron supercampeones de Europa con aquel partido mágico de Falcao contra el Chelsea. En la 12/13, el Atleti acabaría tercero en liga y vencería al Real Madrid en la final de la Copa del Rey en el Santiago Bernabéu, acabando con más de catorce años de dominio blanco. Se sabía que este Atlético de Madrid de Simeone era algo diferente, pero la realidad es que la etapa del "Cholismo" acababa de empezar.

Presentación de Diego Pablo Simeone con el Atleti | Foto: Atlético de Madrid
Presentación de Diego Pablo Simeone con el Atleti | Foto: Atlético de Madrid

La temporada 2013/2014 fue probablemente una de las temporadas más bonitas del club, los rojiblancos volverían a conquistar un título de liga acabando con años de supremacía merengue y culé: Simeone y sus jugadores habían derrotado a dos gigantes como eran el Real Madrid de Cristiano y el Barça de Messi. Se sufrió, se celebró, pero lo más importante fue que se disfrutó del camino. El 17 de mayo del 2014, Godín volaría por el cielo de Barcelona para anotar el gol que daba el empate al Atlético de Madrid frente al Barcelona, proclamando a los colchoneros como campeones de liga dieciocho años después. Además, los rojiblancos llegarían por segunda vez a una final de Champions League, lo que ya era algo histórico en el club, pero que perderían en el descuento —una vez más— contra el Real Madrid.

El Atleti y su décima liga | Foto: Atlético de Madrid
El Atleti y su décima liga | Foto: Atlético de Madrid

Esa temporada sería difícil de superar, pero aún quedaban muchas alegrías por celebrar con Simeone como entrenador del Atlético de Madrid. Supercopa de España en 2014, una tercera final de Champions en el 2016, Europa League en 2018, Supercopa de Europa en el 2018 y LaLiga del 2021, además de conseguir durante más de diez temporadas consecutivas la clasificación para la Champions League —alternando entre tercer, segundo o incluso primer puesto de liga—.

La liga del 2021 será recordada por muchos atléticos como la más rara de la historia, pues durante esa temporada una pandemia atacó al planeta, dejando los estadios vacíos, un temporal paralizó el país —a no ser que tuvieses un FIAT Panda de los 80—, Luis Suárez se convirtió en jugador del Atlético de Madrid, una ventaja de más de diez puntos sobre el segundo en diciembre que acabó con los rojiblancos sufriendo contra el Valladolid en la última jornada... Una liga al más puro estilo Atlético de Madrid.

El último campeonato de liga conseguido por el Atleti | Foto: Atlético de Madrid
El último campeonato de liga conseguido por el Atleti | Foto: Atlético de Madrid

Desde su creación, el Atlético de Madrid ha disputado 85 temporadas en Primera División —solo por detrás del Valencia con 87 y Real Madrid, Barça y Athletic con 91— en las cuales ha logrado once campeonatos, diez subcampeonatos y dieciocho terceros puestos. En total ha jugado 2804 partidos en la máxima categoría, consiguiendo 3824 puntos en 1351 victorias, 650 empates y 803 derrotas. Gracias a estos datos, el Atlético de Madrid es el tercer equipo histórico de la liga española, por detrás del FC Barcelona y por delante del Valencia CF.

VAVEL Logo