Victoria a medio gas
TWITTER @realmadridfem

Tras 13 días sin partidos ligueros por ese parón internacional empezaba a rodar el balón por el verde onubense. Partido en el que las entrenadas por Alberto Toril buscaban la victoria para ir con confianza al gran duelo del miércoles 23 frente al Chelsea.

Sporting de Huelva y Real Madrid daban comienzo al tercer partido de la novena jornada de la Liga Femenina. Esta vez el escenario no era el Estadio Alfredo Di Stéfano sino el Nuevo Colombino y con un Real Madrid con ansía de contrarrestar la derrota frente al FC Barcelona.

Las locales saltaron al verde con todo el apoyo de su afición como en cada partido. Una gran acogida que las ha hecho sentir en casa. Los gritos y ánimos ponían el mejor ambiente para todo lo que se venía. 

Tres puntos en juego

Comenzó el encuentro y ambos equipos salieron a luchar el partido y a dejarlo todo en el césped. Tenían un objetivo común: conseguir los tres puntos que les dieran una mejor estabilidad en la clasificación.

En los primeros minutos, el equipo albanés se cerró atrás sin generar apenas ocasiones y situaciones comprometidas para sus rivales. Mientras tanto, las de Alberto Toril salieron a generar peligro, a generar gol encontrándose en cada jugada con la defensa rival. 

Los primeros minutos en Huelva fueron todo un calvario para el Sporting. Un gran rival enfrente, pero las locales mostraron muchos errores que hicieron que apenas, en el minuto 6, la tuviera Athenea del Castillo. Aparición por la banda derecha que acabó con un disparo raso, potente y una gran parada de Mersnik.

Un Madrid de más a menos

Minuto 13, Caroline aparecía en otra gran ocasión para las blancas. Gran pase largo a Olga, que encendió la moto por la banda izquierda, con un pase raso a Svava que centró a Weir y disparó para que terminara rebotando en la defensa onubense.

Pasaban los minutos en el Nuevo Colombino y el sufrimiento iba acaparando a ambos equipos. La estrategia de Alberto Toril se iba diluyendo con las jugadas y el nerviosismo se empezaba a notar en las jugadoras blancas

María Ruiz, en el minuto 20, tuvo la mejor oportunidad de adelantar a su equipo. Golpeo con la zurda de la malagueña tras un rechace del córner que se marcha por poco por encima del travesaño de Gérard.

La defensa danesa, Svava, empezó la primera parte con mucha intensidad generando faltas muy continuas y vio la primera amarilla del encuentro.

Un gol en 45 minutos

La insistencia del Real Madrid dio su fruto. Athenea puso el primer gol del partido. Zapatazo que rebotó en la defensa del Sporting y acabó bajo los palos de Mersnik gracias a la asistencia y gran acción de Nahikari dentro del área. 

Un solitario gol de Athenea en la primera parte animó a un Madrid que empezó dominando el juego, pero que se fue tranquilizando con el paso del tiempo. Un gol que dio un chute de energía para las blancas y del cual las onubenses se quejaban de ser en fuera de juego de Nahikari. El Real Madrid iba cogiendo confianza, pero cualquier error en el centro del campo podría bajar el ánimo de las blancas.

Las jugadoras del Sporting salieron del túnel de vestuario muy conectadas con el partido. Nada más empezar a rodar de nuevo el esférico, las onubenses tuvieron una gran oportunidad de empatar el partido. Una combinación perfecta entre Edgren y Adt que rozó el primer gol de las locales.

Alberto Toril empezaba la segunda parte queriendo refrescar al equipo y dando descanso a jugadoras que serán más que titulares el miércoles. Svava fue el primer cambio dejando la oportunidad de juego a Möller Hansen. Al igual pasó con Toletti y Nahikari, en el minuto 55, con la entrada de Feller y Olofsson.

Desesperación y angustia

Los últimos 30 minutos se volvieron desesperantes en el Colombino. El Sporting quería hacerse, al menos, con el empate y el Real Madrid se empezó a poner nervioso. Veían como en cualquier momento o en cualquier error les podían poner en un aprieto. 

Los últimos 45 minutos fueron de grandes actuaciones de las porteras, Gérard y Mersnik. La portera eslovena hizo grandes paradas con las que evitó una goleada de las blancas. 

Un 1-0 con mal sabor de boca para las merengues. Un resultado que ha notado la ausencia de Esther y el parón de las selecciones.

De partido en partido

Vuelve la Champions League para las jugadoras con los tres partidos más complicados de forma consecutiva. Les esperan dos citas seguidas frente al Chelsea y la vuelta fuera del Alfredo Di Stéfano contra el PSG y Rosenborg.

El Real Madrid, segunda de grupo, visitará al Chelsea el miércoles 23 a partir de las 9 de la noche. Un gran duelo que continuará el 8 de diciembre en Valdebebas

VAVEL Logo