El Athletic cae con honor

Las leonas se despiden a las primeras de cambio de la UEFA Women´s Champions League tras perder en la prórroga por 3-1.

El Athletic cae con honor
Nekane lamenta su lesión. | Foto: Athletic.
Fortuna Hjorring
3 1
Athletic
Fortuna Hjorring: M. Christensen, Hyyrynen (Ringsing, min. 81), Tamires, Damjanović, Cordia, Larsen (Hansen, min. 105), Heroum, Olar, Smidt (Bruun, min. 81), Thøgersen y Gewitz
Athletic: Ainhoa, Moraza, Lizaso, Nekane (Alazne, min. 46), Iraia, Y.Corres, Eunate, Lucía García (Ibarra, min. 117), Maite, Erika, V.Gimbert (Irune Murua, min. 59).
MARCADOR: 1-0, min. 48, Damjanovic. 1-1, min. 68, Erika Vazquez. 2-1, min. 83, Camille Larsen. 3-1, min. 119, Tamires.
ÁRBITRO: Katalin Kulcsár (HUN). Amonestó a: Maite Oroz (min. 64).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA Women's Champions League, disputado en Hjorring.

Se acabó el sueño europeo para las leonas. En un partido nada brillante, en el que sin embargo se mostró oficio, el Athletic cayó eliminado en la prorroga ante el Fortuna Hjorring por 3-1, y se despide así a las primeras de cambio de la máxima competición continental femenina. Las leonas supieron reponerse al tanto inicial de Damjanovic con un buen gol de Erika Vázquez, aunque no fueron capaces aguantar el resultado hasta el final y a siete minutos del desenlace, Larsen forzaba una prorroga que a la postre, fue definitiva, con Tamires cerrando la eliminatoria.

Susto en el primer tiempo

El Athletic llegaba a Dinamarca con el marcador a favor, aunque con un resultado demasiado corto, el 2-1 cosechado en San Mamés obligaba a las rojiblancas a no caer derrotadas en un campo complicado, y en el primer tiempo, lo controlaron bastante bien. El equipo danés fue incapaz de inquietar en exceso a Ainhoa Tirapu, y los minutos iban pasando sin que el equipo de Agirre viera peligrar la eliminatoria.

El primer susto lo dio el Athletic, cuando Nekane puso el balón en el poste a poco de comenzar el encuentro. La jugada dejaría buena sensación a la parroquia rojiblanca, pero no fue más que un fiel reflejo de lo que iba a transcurrir en el choque para las leonas.

El equipo danés explotaba uno de sus fuertes, el balón parado, y pasada la media hora de juego, un saque de esquina desde la derecha tuvo que ser despejado por la guardameta rojiblanca porque se colaba entre los tres palos. Sin embargo, el Athletic intentaba responder, y ponerse por delante en el marcador, lo que supondría una gran ventaja de cara a la eliminatoria. Yulema Corres cabeceó a las manos un centro desde la derecha de Maite.

Sin embargo, el encuentro empezó a torcerse conforme iba avanzando el tiempo de choque. Antes del descanso, el Fortuna Hjorring ya había visto puerta, pues Camille Larsen había batido a Ainhoa Tirapu, sin embargo, el tanto fue anulado por falta sobre Eunate, y las rojiblancas respiraban. Se llegó al descanso con el empate sin goles.

Monologo local

La segunda mitad no pudo empezar peor para el Athletic. A los tres minutos de la reanudación, una falta directa perfectamente ejecutada por Damjanovic suponía el 1-0 en el marcador, que dejaba en la cuneta al equipo rojiblanco.

El gol sentó francamente mal a las de Joseba Agirre, y el monologo local comenzó a ser manifiesto, ocho minutos después del gol del Fortuna, Smidt, tras una buena jugada personal, realizaba un disparo lejano muy cerca del poste derecho de la portería de Ainhoa Tirapu, que empezaba a tener verdadero trabajo.

A las leonas les costaba un mundo trenzar jugadas, la presión de las danesas las ahogaba y tenían que recurrir excesivamente al pelotazo. Hasta que al fin, cerca del minuto 70 de juego, las rojiblancas consiguieron realizar una jugada de toque. La jugada la arrancó Maite Oroz, dejando atrás a su marcadora, y dándole la pelota a Erika Vázquez, que consiguió hacer una pared con Eunate, y poner una vaselina imposible para la guardameta danesa. A falta de 20 minutos, el Athletic tenía pie y medio en octavos.

Sin embargo, el gol, lejos de relajar a las rojiblancas, y hacer que empezaran a mandar en el encuentro, supuso lo contrario, vuelta al monologo local, las danesas no llegaban con excesivo peligro, pero conseguían encerrar en área al Athletic, que solo podía defenderse y mirar como pasaban los minutos.

Ya en el minuto 81 el Fortuna dio un aviso, con un centro desde la izquierda que Lizaso tenía que despejar a saque de esquina delante de la delantera danesa, sin embargo, en ese saque de esquina, un error defensivo en cadena del Athletic iba a suponer el tanto del empate. El saque de esquina lo remataba sin demasiada oposición Bruun, obligando a Ainhoa a realizar la parada de la noche, y el rechace la cayó a Cordia, que la puso atrás para que Larsen remachara el empate a puerta vacía.

No iba a ser el último aviso de las danesas, pues Ainhoa tuvo que volver a intervenir para evitar el 3-1 en el 88. Se llegaba a la prórroga.

Morir en la orilla

Conforme se había desarrollado el choque, el Athletic daba la impresión de que podía firmar la tanda de penaltis, aunque Erika y Yulema en la primera mitad de la misma, disiparon dudas sobre esta intención, con dos disparos lejanos que obligaron a Christensen a realizar dos buenas paradas.

Sin embargo, la moneda iba a caer del lado danés, y en el último minuto del choque, con una serie de rebotes en el área grande que se iba a llevar Tamires, que finalmente, cruzo la pelota a Ainhoa y eliminó a las rojiblancas. Aun así, el Athletic debe estar orgulloso de su debut en la UEFA Women´s Champions League.