Volver a molestar fuera de la isla, nuevo objetivo para Setién

Después de haber conseguido la primera victoria liguera en Mestalla, la Unión Deportiva acumula un balance de sólo un punto de nueve posibles fuera de Gran Canaria. Dos derrotas ante el Sevilla (2-1) y la Real Sociedad y el empate contra Osasuna son los últimos resultados del cuadro amarillo a domicilio. El objetivo frente al Villarreal en El Madrigal, volver a la senda de los tres puntos.

Volver a molestar fuera de la isla, nuevo objetivo para Setién
Fotografía: Juan Ignacio Lechuga | VAVEL

Una de las asignaturas pendientes de la Unión Deportiva Las Palmas en las últimas semanas ha sido la falta de puntos en los partidos fuera de Gran Canaria. Desde que el cuadro canario venciera en la primera jornada de Liga en Mestalla al Valencia no ha conseguido volver a la senda de la victoria. Dos derrotas y un empate en los últimos tres partidos fuera de casa hacen ver que la obligación de al menos puntuar este fin de semana en El Madrigal.

Y es que estas tres últimas visitas de Las Palmas en LaLiga Santander se han caracterizado por tener una serie de catastróficas desdichas. Polémicas, penaltis, expulsiones...sea por un motivo u otro, el cuadro amarillo no ha podido sacar una victoria a domicilio desde aquel 22 de agosto en Valencia. Desde entonces, el conjunto amarillo ha perdido dos encuentros (2-1 ante el Sevilla y 4-1 frente a la Real Sociedad) y un empate (2-2 contra Osasuna).

Polémica y derrota en el último suspiro en Sevilla

El partido que dio inicio a esta racha negativa fuera de Gran Canaria fue la aún polémica derrota de la Unión Deportiva en el Sánchez Pizjuán. El cuadro canario se adelantó al poco de traspasarse el cuarto de hora gracias a un gran gol de Tana y estuvo más de 70 minutos por delante en el marcador. Los amarillos dominaron el partido en la primera parte y el Sevilla sólo despertó en el segundo tiempo, cuando Javi Varas salvó el tanto del empate en más de una ocasión.

El factor que decidió el partido fue el polémico penalti que señaló el colegiado Martínez Munuera de Pedro Bigas sobre Vitolo en el último minuto de partido. Pablo Sarabia transformó la pena máxima, que además significó la expulsión del central balear por doble amarilla. Ya con el tiempo de descuento cumplido, Carlos Fernández dejó los puntos en el Pizjuán tras coger el rechace en un saque de esquina.

Esta derrota amarilla en la ciudad hispalense fue tema de debate durante semanas en la isla. Tanto jugadores como afición de la Unión Deportiva no daban crédito a lo sucedido. Toda la prensa a nivel regional y nacional afirmaban que el penalti señalado en contra de los canarios no existía y que el equipo había perdido debido a los errores arbitrales.

Expulsión de Prince y goleada de la Real en Anoeta

La segunda derrota consecutiva fuera de casa de Las Palmas fue en San Sebastián. Si bien la Unión Deportiva no perdió ningún partido la temporada pasada en tierras vascas, la Real Sociedad goleó a los amarillos con un contundente 4-1. La jugada que decidió el partido fue la pronta expulsión de Kevin-Prince Boateng por cortar con la mano en línea de gol un disparo que iba a portería. Antes de este penalti, la Real ya vencía gracias a un tempranero tanto de Willian José.

Zurutuza anotó de cabeza el tercer tanto txuri urdin antes del descanso y al poco de empezar la segunda parte nuevamente Willian José cerraba la goleada desde el punto de penalti. Tana puso el tanto del honor para la Unión Deportiva y David Simón estuvo a muy poco de poner el 4-2, aunque el marcador no volvería a moverse. Era la primera gran goleada que recibía Las Palmas desde la última jornada de la temporada pasada en La Rosaleda (4-1 con el Málaga).

Fue un partido nefasto para los amarillos en todos los sentidos. Tanto Pedro Bigas como Mauricio Lemos acabaron el encuentro lesionados, lo que hizo que Setién tuviera que reinventar su sistema por completo. Fallos defensivos, dos penaltis cometidos y con un jugador menos desde los primeros compases del partido. Una noche para olvidar.

Empate 'in extremis' en El Sadar

El último desplazamiento de la Unión Deportiva fuera de la isla tuvo lugar en Navarra, donde los amarillos lograron un agónico empate a Osasuna (2-2). Pese a que Las Palmas dominó buena parte del partido y tuvo la mayoría de las ocasiones, fueron los rojillos los que hicieron alarde de efectividad y en dos disparos se fueron al descanso con un claro 2-0 en el marcador. Al igual que ocurrió en Anoeta, Kevin-Prince Boateng cometió penalti y Roberto Torres no lo desaprovecharía. Al contragolpe y al borde del descanso, Sergio León ampliaba la ventaja.

La segunda parte también fue enteramente amarilla y la Unión Deportiva encontró premio a su insistencia. Vicente Gómez recortó diferencias con un excelente cabezazo y a partir del 2-1 llegó un nuevo monólogo de los canarios. Kevin-Prince Boateng mandó un trallazo al poste al borde del descuento, pero el tanto de la igualada no llegaría hasta el tiempo añadido. Tras coger el rechace de un saque de esquina, David García puso el 2-2 definitivo.

Pese a que Las Palmas mereció más que las tablas, algo que el propio Setién reconoció, se llegaba al tercer partido sin ganar fuera de casa. Unos números algo negativos sobre todo para un equipo que llegó a ir líder de LaLiga Santander y que todavía continúa en la zona noble de la clasificación.

Mejor racha que el año pasado, con la mente en El Madrigal

Sea como sea, los números fuera de casa de la Unión Deportiva fuera de gran canaria son mejores que en el mismo período de la temporada pasada. Con Paco Herrera primero e incluso o con la llegada de Quique Setién, a la Unión Deportiva le costó sacar triunfos fuera de la isla. De hecho, tuvo que esperar a enero y a la Copa del Rey para poder obtener su primera victoria (2-3 en Ipurua ante el Eibar).

Ahora, el objetivo del equipo está puesto en El Madrigal. La unión Deportiva se medirá a un Villarreal en estado de gracia, único equipo junto al Real Madrid que no conoce la derrota en LaLiga Santander. El submarino amarillo viene además de golear por todo lo alto al Celta de Vigo (5-0). Eso sí, Las Palmas aterrizará en tierras valencianas sabiendo que logró vencer en su última visita a El Madrigal (0-1). Aquel solitario tanto de David García aún está en la memoria de todos y es un gran aliciente para los amarillos. Es posible repetir la machada.