Nadal y su undécima final en Montecarlo
La alegria de Nadal saludando a los fanaticos. Imagen-Zimbio

En el Court Rainier III de MonteCarlo, llegaba la hora en que Nadal y Goffin se vieran las caras por primera vez en un partido. El español llegaba a su doceava semifinal luego de derrotar en segunda ronda a Kyle Edmund (6-0, 5-7, 6-3), a Alexander Zverev en tercera (6-1,6-1) y al argentino Diego Schwartzman por 6-4, 6-4 en los cuartos de final. Por el lado de Goffin que jugaba su primera semifinal en este torneo, venció a Steve Darcis en primera ronda (6-2, 6-1), a Nicolás Almagro en segunda (7-5,6-1), en tercera a Dominic Thiem por 7-6 4-6 6-3 y dio el gran batacazo ganándole al número dos del mundo Novak Djokovic por 6-2 3-6 7-5.

Un error que pudo haber cambiado el set

Ya con el sorteo y el precalentamiento realizado, los fanáticos y jugadores se preparaban para dar comienzo a este encuentro.  Todo empezaba movido, con Nadal al servicio pero teniendo que salvar dos break points para no perder el game y ponerse 1-0. Goffin ganaría el suyo de manera tranquila (1-1) y aprovecharía su oportunidad de quiebre (esta vez Nadal solo pudo salvar un break point) para estar dos a uno arriba. Rafa no puede con el gran servicio de su rival y a los 20 minutos ya perdía 3-1.

Cuando estaban en el sexto game, iba a llegar un enorme error del juez Cedric Mourier quien luego de un game muy peleado (Goffin con triple chance de ponerse 4-2 y Nadal lo empata en 40-40) y cuando el belga había logrado mantener su saque (tuvo cuatro oportunidades antes de esto) primero aceptó que la pelota se había ido afuera (Goffin había marcado el pique y todo) y segundos después marcó otro pique y dijo que se repitiera el punto dejando a David sin su game. Esto lo enfureció mucho y le hizo un reclamo al juez junto con el público que abucheaba a Mourier. Al final Nadal no desaprovecho su segundo break point y quebró por primera vez empatando en tres iguales (el game duró 17 minutos aproximadamente). Firme en la cancha, Rafael no pierde su servicio y en un santiamén da vuelta el partido en 4-3. Sin muchas complicaciones, quiebra a Goffin, gana su saque y se lleva el primer set por 6-3 llegando a la hora de juego.

Goffin le reclama al juez el pique que lo ponia 4-2 en el primer set | Foto: Zimbio
Goffin le reclama al juez el pique que lo ponia 4-2 en el primer set | Foto: Zimbio

Goffin desaparece y Rafa no deja dudas

Luego de que Rafa fuera al vestuario y que David se quejara con una autoridad mayor sobre la actuación del juez, empezaría el segundo set con Goffin al servicio. Sin problemas el oriundo de Bélgica volvía a ponerse en la delantera del marcador por 1-0. Nadal empata el set con una gran demostración de honestidad por parte de Goffin quien corrigió a un juez de línea que había marcado que el saque de Rafa no entró pero en realidad sí, y entonces le cedió el punto al español. Luego Nadal no iba a darle el protagonismo a su rival y, con ayuda de este que empezó a decaer en su nivel, rápidamente se puso tres a uno en el segundo set (quebró en el 2-1 y mantuvo en el 3-1).

Vulnerando nuevamente a un David Goffin desaparecido en el juego, ganando su saque y volviendo a quebrar, Rafael Nadal ganó el partido por 6-3, 6-1 y consiguió el pase a la final del MonteCarlo Rolex Masters tras una hora y 30 minutos. El belga no saludo al juez demostrando enojo hacia él (Goffin se fue aplaudido y el juez silbado) y Nadal ya se prepara para enfrentar al español Albert Ramos Viñolas que derrotó al francés Lucas Pouille en busca de su décimo título en este torneo y otro más de los tantos en tierra batida.

VAVEL Logo