Rafael Nadal: "Pese a no haber jugado todavía un partido oficial, me siento bien"

El manacorí pasó por rueda de prensa para analizar sus sensaciones de cara al inicio del Open de Australia, torneo en el que debutará el lunes en sesión nocturna ante el dominicano Víctor Estrella Burgos.

Rafael Nadal: "Pese a no haber jugado todavía un partido oficial, me siento bien"
Rafa Nadal durante un entrenamiento en Melbourne. Foto: zimbio.com

El español Rafael Nadal compareció ante los medios de comunicación en el 'Media Day' previo al inicio del primer Grand Slam de la temporada, el Open de Australia. Pese a la falta de rodaje, el manacorí señaló que se encuentra bien y preparado para competir al máximo. "Es cierto que es la primera vez que no he jugado ningún partido oficial antes de este torneo, pero me siento bien. He estado trabajando duro esta semana y espero estar preparado", aclaró Nadal que reconoció que no se encontraba en condiciones de competir en Abu Dhabi y en Brisbane debido a la lesión en su rodilla producida a finales del pasado año. "El año pasado lo hice muy bien. Disputé muchos partidos y eso hizo que tuviera que parar. Este año he comenzado un poco más tarde de lo que hubiera querido porque todavía no estaba preparado para jugar ni en Abu Dhabi ni en Brisbane. Gracias a esta decisión, ahora me siento más liberado, tanto física como mentalmente, y listo para darlo todo". 

Debido a esa falta de partidos, el actual número uno del mundo improvisó uno ayer frente al austríaco Dominic Thiem en la Margaret Court. Preguntado por este hecho, Nadal reconoció que lo necesitaba y agradeció a Thiem su predisposición. "Quería jugar un par de partidos antes de empezar el torneo. El otro día jugué en Kooyong y estuvo bien, pero las condiciones aquí son muy diferentes y decidí jugar otro partido. Hablamos con la organización y nos dieron el visto bueno para jugar, aunque sin público. Tengo una gran relación con Dominic (Thiem). Le hablé acerca de ello y el quería hacerlo también. Fue un buen entrenamiento y los dos nos sentimos satisfechos", declaró. 

El manacorí, fiel a su estilo, no quiere ir más allá de su primer partido y señaló al belga David Goffin como uno de los hombres a tener en cuenta en Australia. "No pienso en futuros rivales. Lo único que sé es que jugaré el lunes frente a Víctor Estrella y eso es lo único que me importa ahora mismo. Siempre ha sido así, día a día. Se trata de mi primer partido oficial del año, no tiene sentido pensar más allá. Goffin es uno de los mejores del mundo. Si está con confianza, es muy peligroso y nunca da una bola por perdida. Ya tiene suficiente experiencia en este tipo de torneos", admitió. 

Este será el primer Grand Slam del español sin su tío y ya ex entrenador,  Toni Nadal. "No es mi primer torneo sin él, sólo que esta vez sí será la primera en la que ya no sea mi entrenador oficial. Reconozco que es un poco extraño pero estoy contento con el equipo que tengo ahora. Lo he dicho muchas veces, Toni me ha dado mucho durante todos estos años. Sin él, probablemente yo no estaría hoy aquí. No hay manera de agradecerle todo lo que ha hecho por mí. Pero él decidió comenzar otro capítulo en su vida. Ahora está concentrado en su academia. Vino a verme durante algunos entrenamientos el mes pasado y estoy feliz de lo que está haciendo en la academia. Estoy muy contento con Carlos (Moyá), Francis (Roig) y el resto de mi equipo", sostuvo. 

El vencedor en Melbourne hace ya ocho años, en 2009, admitió que todo el mundo empieza de cero pero también que es mejor comenzar siendo el número uno del ránking. "No voy a mentir, es mejor comenzar un torneo como éste siendo el número uno que no el 20, por ejemplo. Pero todos empezamos de cero, como en cada inicio de temporada. Espero poder estar sano y volver a ser tan competitivo como la pasada temporada, eso es lo más importante. Espero disfrutar de esto por lo menos un año más", declaró Nadal que, para terminar, quiso dar todo su ánimo a tenistas como Andy Murray o Stan Wawrinka, víctimas de la plaga de lesiones que está asolando el circuito ATP en los últimos meses. En el caso del británico, permanecerá de baja mínimo hasta mediados de junio

"Entiendo perfectamente cómo se sienten. Yo he estado en la misma situación muchas veces a lo largo de mi carrera. En 2005 sufrí una lesión en el pie muy dura y, en ese momento, no sabía si iba a poder seguir jugando al tenis. Por eso, me siento afortunado de estar aquí. Con 31 o 22 años, da igual, siempre seguiré sintiendo lo mismo. Deseo a Andy (Murray) y Stan (Wawrinka) una pronta recuperación y todo lo mejor de cara al futuro. Pero es cierto que últimamente está habiendo muchas lesiones en el circuito. No soy quién para decirlo, pero alguien debería mirar qué esta pasando. No soy yo el que toma las decisiones. Yo sólo me dedico a jugar al tenis, pero si cosas así están sucediendo, es que algo no va bien y alguien tiene que buscar el por qué", sentenció.