Independiente empató con Boca y terminó el Torneo Binance con 35 puntos
Independiente terminó el torneo local en mitad de tabla.

Más alla del juego, el partido contó con el condimento especial de que se definía el torneo, con Boca (51 puntos) y Racing (50) peleando por la punta. Ambos jugaron a la misma hora, contra el clásico rival del otro y en sus propios estadios, lo que brindó una definición llena de intriga que se vio reforzada en lo cambiante de los enfrentamientos. Otro factor fue la especulación de la chance de "jugar para atrás" de River o el Diablo para impedir que su contrincante de toda la vida sea campeón.

El encuentro empezó favorable al Xeneize, que salió decidió a presionar con la pelota como principal arma, ante un rival que abusó de los pelotazos y no encontró juego colectivo. Con el correr de los minutos, el Rojo se acomodó apoyado en los avances por la derecha de Alex Vigo y la presión de Damián Batallini, que contaron con el respaldo de Iván Marcone y Lucas Romero para lograr imponerse en el medio frente al local. Así, los comandados por Julio César Falcioni encontraron la ventaja en un penal del peruano Luis Advíncula sobre Lucas Rodríguez, el cual Leandro Fernández (con buenas intervenciones pero mucha protesta hacia el árbitro Darío Herrera) transformó en gol, tras vencer la estirada de Agustín Rossi, arquero con una muy buena estadística para contener estos tiros. Sin embargo, en la siguiente jugada, un tiro libre del paraguayo Óscar Romero fue conectado de cabeza por Guillermo Pol Fernández, y le dio el empate a los dirigidos por Hugo Ibarra. A partir de ahí, ambos tuvieron sus acercamientos, con un Independiente que salió a la contra por la falta de retroceso en el dueño de casa, el cual tuvo una por este medio que Álvarez le tapó al colombiano Frank Fabra. La última del tramo inicial fue para el visitante, en la cual Batallini remató, Leandro Benegas empujó el rebote que se desvió en un defensor y Vigo no pudo darle con suficiente fuerza, permitiendo la atajada de Rossi.

El complemento comenzó de la misma forma, con la entrada de un desequilibrante Sebastián Villa, quien consiguió que le hagan una falta de la que derivó su gran gol de tiro libre, para poner en ventaja a los de La Ribera, que se encaminaban al título. Tras esto, el Rey de Copas no encontró el camino por alrededor de 20 minutos, en los cuales no supo mantener el balón ni agarrar mal parada a la defensa rival, hasta que ingresaron dos jugadores que prometen ser piezas claves en el equipo del 2023: Juan Cazares y Nicolás Vallejo. El ecuatoriano entró en lugar de un opaco Benegas y le dio mas volumen de juego a una escuadra que se quedó sin un "9" de área y fue más peligrosa. Por su parte, el Chaquito sustituyó a un impulsivo Batallini y le ganó el duelo por la izquierda a Fabra, y fue el propio juvenil que consiguió el 2-2, de cabeza, luego de un buen córner de Juanito. Con el resultado parcial que se daba en el Cilindro (1-1 entre la Academia y el Millonario), Boca mantuvo cierto nerviosismo hasta el final, en el que no se asoció y fue salvado por Rossi, una de las figuras de la tarde (una doble atajada a Cazares, por ejemplo). Independiente se quedó sin ideas, y los últimos momentos fueron pura incertidumbre, hasta que se confirmó un penal atajado por Franco Armani a Jonathan Galván en Avellaneda, y un posterior 2-1 a favor de River (doblete de Miguel Borja), lo que confirmó la estrella ganada por el Xeneize.

Así, el Rojo cerró un torneo irregular con 35 unidades, producto de 9 victorias, 8 igualdades y 10 derrotas. En este certamen contó con hasta cuatro entrenadores (Eduardo Domínguez, los interinatos de Claudio Graf y Juan José Serrizuela y el tercer ciclo del Emperador), pasó de estar 26° a 13°, no clasificó a una copa internacional (esto no se daba desde la temporada de la vuelta a Primera) y encontró jugadores que pueden ser importantes en el futuro: Vallejo, Marcone, Santiago Hidalgo y proyectos de Reserva que se verá si se les da una oportunidad (Diego Tarzia, Ramiro Lobo, Sergio Ortiz, Enzo Franco, entre otros). Es sabido que Falcioni no continuará en su cargo, y que la nueva comisión directiva tendrá que saldar deudas para poder incorporar refuerzos, así como el hecho de que varios futbolistas se marcharán (Sebastián Sosa y Juan Insaurralde los confirmados hasta el momento), por lo que los próximos meses serán claves las decisiones que se tomen para que Independiente deje atrás un año totalmente para el olvido.

VAVEL Logo