Volvió al triunfo

Luego de doce partidos se terminó la mala racha para Patronato, volvió a ganar. Fue ante un necesitado Quilmes por 1 a 0 como visitante, en el Estadio Centenario. El gol lo marcó Nicolás Bertocchi. Así Patronato y Rubén Forestello respiran, ya que se necesitaban los tres puntos para no tener problemas con los promedios.

Volvió al triunfo
El equipo que ganó ayer contra Quilmes. Foto: Prensa C.A.P.
Quilmes
0 1
Patronato
Quilmes: Rigamonti; Pèrez Acuña, Sarulyte(Contreras, min. 46), Benegas (Obregòn, min.82), Orihuela (Coria, min. 69); González; Ramírez, Calello, Torres, Negri; Andrada.
Patronato: Bértoli; Masuero, Furios, Vera, Maydana; Bertocchi, Lemos, Guzmán (Graciani, min. 50), Arce (Marconato, min. 93); Gagliardi y Telechea (Màrquez, min. 59).
MARCADOR: 0-1, min. 37, Bertocchi.
ÁRBITRO: Patricio Loustau.

Por la fecha 27 del Torneo de la Independencia 2017 se enfrentaron Quilmes y Patronato, dos equipos que necesitaban si o si de un triunfo para no tener problemas con la tabla de promedios. El encuentro se disputó en el Estadio Centenario, cancha de Quilmes.

La victoria se la llevó Patronato, luego de doce partidos, contando el de Copa Argentina, sin ganar, por 1 a 0 con gol de Nicolás Bertocchi.

Quilmes hizo todo lo posible pero no pudo conseguir el empate, la defensa y Sebastián Bértoli, la figura, se lo impidieron. De esta manera el cervecero se complica aún más con los promedios.

Aguantaba el asedio del rival

El encuentro arrancó con un Quilmes yendo a buscar el resultado, desde el primer minuto de juego pusó contra las cuerdas al patrón. El cervecero tuvo una chance muy clara en un tiro de esquina, donde le quedò un rebote a González pero su remate se fue arriba del travesaño por poco, despues de eso no fue muy claro para llegar, lo hacía desordenadamente, con centros que se pasaban o jugadas que no terminaban de concretarse. Patronato por su parte, esperaba alguna contra y lo aguantaba atràs.

A los siete minutos del primer tiempo el patròn se iba a llevar un susto, es que Gagliardi caìa cuando fue a pelear una pelota, el jugador del visitante se tomaba su pierna y sentía alguna molestia. Pero no resultó ser nada grave, ya que luego levantó su pulgar indicando estar bien.

Llegó el gol

El partido estaba en un claro dominio de Quilmes, gracias a la defensa de Patronato no podía romper el cero, además de algunas malas definiciones. El local habìa tenido sus chances, una de ellas fue en un còrner donde luego de un despeje le quedò para el remate a Orihuela pero tapò la defensa del patrón que estuvo muy atenta, otra se dio en una descarga para Pérez Acuña que Bértoli resolvió muy bien. Patronato hasta ese momento había tenido un remate de Bertocchi que se había ido cerca del palo derecho, después de un pase de Gagliardi.

A los 37 minutos del primer tiempo llegaría el gol de Patronato, el único del partido. Un pelotazo de contra para Fernando Telechea, que hizo una gran jugada, metió el pase al medio del área y Nicolás Bertocchi a la carrera, sacó el remate para poner el 1 a 0 del elenco paranaense que se ilusionaba con cortar la mala racha.

Sobre el final del primer tiempo el local pudo haber convertido,González sacó un remate que Bértoli mando al tiro de esquina. De esa forma se iba el primer tiempo.

Dos amarillas en dos minutos

En el segundo tiempo Quilmes salió a buscar esta vez el empate, Patronato seguía con la misma idea del primer tiempo.

El Santo iba a tener problemas en los primeros minutos, donde Marcos Maydana cometía una infracción pero solamente era advertido, aunque más tarde volvería a cometer una falta pero esta vez el árbitro le mostraba la amarilla, a los 9 minutos del segundo tiempo. Tan solo dos minutos despuès, a los 11, Maydana nuevamente comete un foul, viendo la segunda tarjeta amarilla y por siguiente la tarjeta roja, nadie lo podóaa creer. El conjunto de Rubén Darío Forestello iba a tener más que complicadas las cosas, casi todo el segundo tiempo con un hombre menos.

Un gran susto

En el minuto 15 de la segunda parte iba a suceder una jugada desafortunada, tendría como protagonista a Orihuela. Todo empezó en un centro de Pérez Acuña, Bértoli salió mal y Orihuela que aprovechaba pero estaba adelantado pero la historia no terminó ahí. En el intento por evitar el gol de Quilmes, Iván Furios golpeó con su botín  a Orihuela, quedando tendido en el suelo.

Luego de varios minutos siendo atendido, tuvo que entrar la ambulancia para llevarlo rápidamente, un gran susto para el jugador que por suerte, segùn se informó, no corre ningún peligro. Después de toda esa situaciòn los jugadores del cervecero fueron hacia el árbitro para pedir la expulsión del zaguero central, acción que Patricio Loustau no realizó.

Se terminó la mala racha

El encuentro se reanudó, estuvo casi 11 minutos parado, fue todo del local, a Patronato le costaba ir con uno menos y cada vez era más difícil poder aguantar el asedio del rival en esa situación. Pasaban los minutos y Quilmes se acercaba más, pero se encontraba con Bértoli de gran partido, quien fue la figura del patrón y del encuentro con sus atajadas que fueron muy importantes.

Se adicionaron los 11 minutos que estuvo parado el partido, y para más sufrimiento del equipo de Forestello agregaban otro minuto, de todas formas el local no logró empatar, aunque tuvo muchas chances como para hacerlo. Para colmo sobre el final se iba a quedar con diez, por la expulsiòn de Facundo Coria. En la ùltima jugada del partido, Rodrigo Contreras tuvo el empate, Bértoli con una gran atajada lo evitó y asi se fue el partido. Patronato vuelve al triunfo, terminando con la mala racha y además se garantizó la permanencia en la Primera División. 


Share on Facebook