Bélgica mostró su poderío y superó a Gales
De Bruyne sigue mostrando su gran nivel | Foto: Bélgica

La UEFA Nations League ingresa ya en etapa de definiciones, jugándose los últimos partidos para ver qué equipos clasificarán a la próxima ronda y cuáles bajarán de categoría. En ese contexto, se disputaba un partido vital en Bruselas, donde Bélgica recibía a Gales con realidades muy distintas. Por un lado, los belgas necesitaban ganar para seguir en la pelea por clasificar, mientras que los galeses buscan salvarse del descenso.

Roberto Martínez fue en busca del triunfo con su 3-4-3 habitual, con un tridente ofensivo que conformaron Kevin De Bruyne, Eden Hazard y Michi Batshuayi. El corazón del equipo fueron Youri Tielemans y Axel Witsel, futbolista del Atlético de Madrid, que compartió zona con su compañero ‘colchonero’, Yannick Carrasco.

Del otro lado, Rob Page decidió sentar en la banca a un Gareth Balecuya carrera no parece ya tener un buen horizonte más allá del Mundial de Qatar 2022. El delantero pensó que, tras un correcto regreso al Tottenham, podría relanzar su carrera en el Madrid, pero se quedó sin lugar y sus constantes muestras de poco profesionalismo le valieron un boleto directo a Los Angeles, con la MLS como posible lugar de retiro.

En su lugar estuvo Daniel James, ex Manchester United y actual Fulham, junto a Brennan Johnson y Kieffer Moore como punta. También apareció en el centro del campo Ethan Ampadu, quien parecía que tendría lugar en Chelsea esta temporada, pero acabó marchándose al Spezia en busca de sumar minutos para tener su convocatoria a Qatar 2022.

La primera ocasión fue para la visita, en el King Baudouin Stadium, con Johnson escalando por la derecha al minuto de juego, pero desviando su centro. Pero poco le duraría la ilusión a Gales, ya que unos instantes más tarde, Batshuayi logró encontrar a De Bruyne, soltó el balón para el futbolista del City y este definió de primera, en la puerta del área, bien lejos del portero rival, un pase a la red.

Bélgica quiere ser la sorpresa de Qatar 2022 | Foto: Bélgica
Bélgica quiere ser la sorpresa de Qatar 2022 | Foto: Bélgica

El local abría el marcador, como todos los pronósticos hacían suponer. Lejos de conformarse, unos segundos después apareció Carrasco, hizo tambalear un poco las piernas de Roberts con algunos regates, pero jugó el pase atrás con Tielemans y el volante del Leicester no logró acertar entre los tres postes.

El primer tiempo parecía ser completamente de Bélgica, con Gales que asomaba tímidamente buscando el empate, lo cual lo dejaba muy desprotegido en el retroceso y hacía que los locales pudieran escalar a sus anchas por todo el campo rival. En una situación así llegó una ocasión inmejorable, con Hazard trasladando casi hasta la frontal del área, descargó para De Bruyne quien tuvo tiempo hasta para elegir dónde rematar, pero su intento se estrelló contra el poste derecho.

Había dominio total de los belgas, que hacía suponer que lo único que mantenía el 1-0 en el marcador era la falta de puntería que estaban teniendo. Finalmente, eso se arregló cerca del final del primer tiempo, cuando tras una serie de toques, De Bruyne envió el centro atrás para que Michi Batshuayi solo tuviera que empujar el balón a la red para estampar el 2-0.

Algunos detalles para solucionar

Para el complemento, Gales tenía absolutamente todo para poder demostrar, ya que poco había podido hacer en la primera mitad. Tan a pecho se lo tomaron los galeses, que, en menos de cinco minutos del segundo tiempo, apareció Moore de cabeza para vencer la resistencia de Courtois y descontar.

En algunos transcursos del partido, la posesión llegó a ser de más del 70% a favor de Bélgica, pero no lograban traducir esa gran diferencia en el resultado, Gales lograba lastimar con el juego aéreo y solo un gol separaba a ambos equipos cuando se acercaba el final.

Pese al ingreso de Gareth Bale y los intentos ya desesperados de los galeses para lograr esa milagrosa igualdad, solo quedó tiempo para una intervención del VAR, que rescató al árbitro, Ali Palabıyık, de una insólita decisión en la que cobró penalti por una entrada totalmente limpia de Morrell sobre De Bruyne, la cual fue anulada a instancias del sistema de videoarbitraje.

Con este triunfo, Bélgica llega a 10 puntos y se ubica en segundo lugar, por detrás de los Países Bajos, mientras que Gales queda en la última posición, con un punto y sin conocer la victoria en lo que va de UEFA Nations League.

VAVEL Logo