El
Atlético de Madrid, “indignado, preocupado y perplejo” ante los arbitrajes de
LaLiga
Foto: Getty Images

Si bien el Atleti no ha empezado de la mejor manera la campaña liguera en lo que a juego se refiere, también es cierto que ha sufrido en partidos donde no debería haberlo hecho, y se ha dejado puntos en encuentros en los que los de Diego Pablo Simeone habían hecho méritos para llevarse el ‘+3’ al Metropolitano.

Y es que, tanto el club como los aficionados transmiten un sentir general de desesperación y decepción ante las actuaciones de los trencillos, pues se entiende, tal y como declaró Tomás Reñones en rueda de prensa tras el choque contra la Real Sociedad, que “un árbitro pueda tener un día malo”; pero lo que no se entiende es la infinidad de polémicas evitables que hay en cada encuentro del Atlético de Madrid, sumando además la presencia del VAR.

Sobre todo, la indignación de los rojiblancos viene dada por la frecuencia con la que se producen este tipo de situaciones en los terrenos de juego. En tres de los cuatro partidos que ha disputado el Atleti, la controversia con los árbitros en varias jugadas ha estado a la orden del día.

Primera polémica: Villarreal

Ni dos jornadas tardó en estallar la primera bomba arbitral en contra del Atlético de Madrid. Y se produjo en el Metropolitano, el día del estreno liguero de los colchoneros en casa.

Cuando el marcador reflejaba el 0-1, Griezmann ponía un balón al segundo palo que prolongaría Carrasco para el remate de Cunha, que se estrellaría en el travesaño de la portería de Rulli. En el rechace, el belga cabecearía de nuevo el esférico, y cuando parecía que entraba, el cancerbero del submarino amarillo sacaría una mano espectacular que libraría a los suyos del tanto del Atleti. Sin embargo, en la repetición, da la sensación de que la pelota sobrepasa la línea de gol por completo, pero el VAR no llamó al colegiado de campo para que fuera a revisarlo.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Es aquí cuando las redes se incendiaron reclamando una tecnología de línea de gol que haga de LaLiga una competición más justa, como las que ya disfrutan en otras ligas como la Premier o la Bundesliga.

El Atlético de Madrid, no obstante, mereció perder el partido ante un Villarreal que fue mejor y tuvo las ideas más claras, y se acabó llevando un 0-2.

Valencia pudo haber salido caro

En la tercera jornada, el Atleti se enfrentaba al conjunto de Gennaro Gattuso en Mestalla.

Con 0-0 en el electrónico, Morata abriría la lata para los del Cholo, pero desde la sala de video arbitraje llamarían a Cuadra Fernández para que invalidase el gol del internacional español por posición antirreglamentaria.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Sin embargo, tras ver la imagen en directo, el fuera de juego parece inexistente, y en la retransmisión de LaLiga no se ofreció la imagen VAR con las líneas tiradas que demostrasen lo contrario. Por ello, desde las oficinas del Metropolitano consideran que se anuló un gol con falta de pruebas, o, al menos, con pruebas no ofrecidas.

Tiempo más tarde, Thierry vería la cartulina roja directa por una entrada en la zona ‘DOGSO’. Posteriormente, el VAR volvería a avisar a Cuadra Fernández de que la tarjeta debía ser retirada, y así acabó haciéndolo el colegiado, que sustituyó la cartulina mostrada por una de color amarillo. El problema viene cuando se acude al reglamento, pues se indica claramente que cuando la falta se produce en la zona ‘DOGSO’ del campo, el VAR no puede entrar, y la decisión debe ser tomada única y exclusivamente por el árbitro.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Finalmente, el Atleti acabaría ganando el partido por 0-1 con gol de Antoine Griezmann, pero estos errores arbitrales pudieron haber costado muy caros y haber provocado una pérdida de puntos para los de la capital.

Foto: Twitter Atlético de Madrid
Foto: Twitter Atlético de Madrid

Real Sociedad, la gota que colmó el vaso

El ‘no va más’ de las polémicas vino en el partido correspondiente a la cuarta jornada de LaLiga Santander que enfrentaba al Atlético de Madrid y a la Real Sociedad.

El Cholo tenía el partido donde quería tras el primer gol de Álvaro Morata. Un 0-1 que parecía cómodo, hasta que empezó la cuestionable actuación de Soto Grado.

En el minuto 30’, los rojiblancos pondrían el segundo gol en el marcador tras un gran remate de Morata. No obstante, Jaime Latre, desde el VAR, avisaría al colegiado de una posible mano de Joao Félix en el control previo a la asistencia al español. Finalmente, el gol acabaría siendo anulado, pareciendo éste bien invalidado, puesto que es cierto que el luso toca ligeramente el balón con el brazo.

El problema de esto viene posteriormente, cuando Sadiq, la nueva incorporación de la Real, empuja un balón al fondo de las mallas para poner el empate. Cuando parecía que había rematado con un cabezazo, en la perspectiva de detrás de la portería de Oblak, se ve claramente como introduce el balón con la mano. Sin embargo, curiosamente, en esta acción no entró el VAR a anular el tanto del nigeriano, a pesar del error manifiesto del árbitro, pues cualquier mano en ataque con efecto de gol inmediato debe ser sancionada con falta.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Por si esto fuera poco, el árbitro mostraba las cartulinas amarillas a los jugadores del Atlético de Madrid con un criterio desconocido. En la primera falta de Saúl y De Paul, ambos fueron sancionados con la cartulina amarilla, mientras que jugadores de la Real Sociedad, como Le Normand, terminaron el encuentro sin amonestación después de haber cometido faltas sobre Joao y Morata durante los 98 minutos de partido. A estas tarjetas, debemos añadir la mostrada a Marcos Llorente, tras un lance en el que Mohamed-Ali Cho empuja violentamente al español y le agarra de la camiseta en forma de amenaza sin que Llorente reaccione de mala manera.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

La puntilla a la controvertida actuación de Soto Grado aparecería en el minuto 92 de partido. Griezmann recibiría una entrada en la frontal del área, pero los jugadores rojiblancos continuarían la jugada, que acabaría en gol de Ángel Correa. No obstante, el árbitro decidió, sin motivo alguno, no aplicar la ley de la ventaja favorable al Atleti y anular el gol.

Los jugadores se quejaron de forma ostensible al árbitro sin éxito, pues éste consideró que no debía aplicar una ley de la ventaja que podría haber favorecido al gol del Atleti, para pitar una falta en la frontal que acabó por no anotar Antoine Griezmann.

En la capital empiezan a cansarse de los arbitrajes de LaLiga, y ya han sido varios, como Koke o Tomás Reñones los que han salido a poner de manifiesto el malestar del vestuario y del club ante estas situaciones.

VAVEL Logo