Las dos caras del Barça de Xavi en la victoria ante el Getafe
Pedri y Gavi en el partido ante el Getafe |  Foto: FC Barcelona

El Barcelona venció por la mínima al Getafe en el Spotify Camp Nou (1-0) para sumar tres puntos que dejan al equipo líder de la Liga una jornada más. Un solitario gol de Pedri fue suficiente para ganar, aunque el equipo mostró dos caras muy distintas en la primera y segunda parte. 

El XI de Xavi

El técnico de Terrassa apostaba por el siguiente once: Ter Stegen en portería; defensa de cuatro para S.Roberto, Kounde, Christensen y Balde; centro del campo para Busquets, Gavi y Pedri; y conforman el ataque Ansu, Raphinha y Dembelé.

El Barça olió la sangre 

El encuentro empezó con el guión que se podía prever, el Barcelona se hizo con el dominio de la posesión con la colaboración del Getafe, que tampoco puso mucho inconvenientes para arrebatársela. El conjunto madrileño instauró un 5-4-1 en defensa y durante la mayor parte de la primera mitad logró con éxito evitar ocasiones claras de su rival. Aunque no renunciaron al ataque y en cuanto tenían la oportunidad buscaban transiciones rápidas en las que se acercaban con peligro al área rival.

Por su parte, el conjunto catalán (todavía sin Lewandowski) buscaba hacer daño por las bandas con DembeléRaphinha. El francés arrancó desde la izquierda y pese a no ser su posición habitual fue el jugador más desequilibrante y logró en numerosas ocasiones deshacerse de sus marcadores. La falta de una referencia clara en ataque y la solidez del Getafe en defensa dejaban claro que el Barça tendría que buscar alternativas si quería lograr el gol.

Sin embargo, un partido de fútbol no sigue guiones ni planes perfectos y el del Getafe tuvo un fallo tras media hora de consistencia defensiva. Un error en salida de balón fue duramente castigado por los azulgranas, que tras robar el esférico en el centro del campo, Raphinha asistía a Pedri que llegaba oliendo sangre al interior del área. El Barcelona no estaba haciendo su mejor partido en cuanto a juego, pero la presión y el posicionamiento sin balón estaba siendo muy bueno y acabo con la recompensa del gol

El mismo Pedri que logró el 1-0 estuvo a punto de regalar el empate. Una Perdida gravísima del centrocampista canario le regalaba un mano a mano a Borja Mayoral, para la fortuna de los azulgranas apareció Ter Stegen para evitar el empate con una gran parada. Dos acciones parecidas donde un error con el balón del contrario costó y no un tanto para el rival. 

Especulando, sin sentenciar

La segunda parte tendría un guion similar al de la primera, pero con un Barça más espeso con el balón y sin ir convencidos a cerrar el duelo. El juego y las sensaciones recordaron mucho al reciente encuentro ante el Español que terminó con empate a uno. Debido a la estrechez del calendario, Xavi no tardó en mover el banquillo para dar descanso a jugadores como Christensen y Balde y para dar minutos a jugadores con menos protagonismo como Kessié o Eric García.  Más adelante también entrarían Jordi Alba y Marcos Alonso, el técnico del FC Barcelona buscó tener la defensa fresca para aguantar un posible arreón final que no terminó de llegar. 

El plan terminó saliéndole bien a Xavi que se llevó los tres puntos, pero de nuevo volvió a especular con el marcador arriesgándose a un posible empate por no ir a por un segundo gol. Desde lo físico, se puede llegar a entender el modo automático con el que juega el equipo en ciertos tramos del partido, pero esperemos que no se convierta en una tendencia habitual, porque ya ha quedado demostrado que puede costar caro. Finalmente, destacar que Ter Stegen volvió a dejar su portería a cero, tanto su trabajo como el del equipo está siendo muy solvente en aspectos defensivos y claves en la buena dinámica del equipo en la competición doméstica.

VAVEL Logo