Memorias Rojiblancas: el Athletic salio victorioso de un partido lleno de ilusión en la Línea de la Concepción

El pasado 3 de diciembre de 2015, el Athletic Club ganaba a la R. Balompédica Linense por 0-2 en el Estadio Municipal de la Línea de la Concepción en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Memorias Rojiblancas: el Athletic salio victorioso de un partido lleno de ilusión en la Línea de la Concepción
Kike Sola anota el primer gol en el Estadio Municipal de la Línea de la Concepción - Vía athletic-club.eus

El encuentro entre el R. Balompédica Linense y el Athletic fue un choque de ensueño. En el momento que la Real Federación Española de Fútbol anunció los primeros emparejamientos de la Copa del Rey, el conjunto de Ernesto Valverde estaba disputando la UEFA Europa League. Por su parte, los de Rafael Escobar –ex-entrenador del Linense- eran los penúltimos clasificados del grupo IV de Segunda División B.

Los ‘leones’, finalistas en la edición anterior del campeonato, salían al césped artificial de La Línea con un once cargado de suplentes. El conjunto vasco dominó la posesión en la primera mitad. A tan solo 13 minutos de pitar el colegiado el inicio del encuentro, Kike Sola ya había hecho el primero para el Athletic. El navarro aprovechó una mala cesión de Ximo Forner al guardameta Lolo Soler para cortar el esférico y anotar el primero con el exterior de su pie derecho. Equivocación que la Balona lamentaría más tarde.

Todavía asumiendo el Linense el primer gol del encuentro, llegó el segundo del Athletic. Fue el francés, Aymeric Laporte, quien 6 minutos más tarde –en el 19- anotó el 0-2. Una falta bien botada por Ander Iturraspe que empleó el de Agén para rematar de cabeza e introducir la pelota en la meta. 

Los gaditanos pudieron, en dos ocasiones, sorprender a los de Bilbao. Fue Espinar quien, tras el descanso, tuvo la oportunidad de recortar distancias en el marcador, en una jugada donde quedó solo frente a Herrerín. Pocos minutos más tarde, el argentino Zamorano volvía a tenerla pero acabó mandando el esférico por encima de la madera visitante. El colegiado pitó el final del encuentro y los 3 puntos viajaban al ‘botxo’.

Orgullo e ilusión

El Athletic es un experimentado veterano en esta competición. Una suma de 23 Copas del Rey y 14 veces siendo subcampeones convierten al club vasco en un histórico indiscutible del fútbol español. Por todo esto, la población de Campo de Gibraltar preveía antes del encuentro en su casa, 90 minutos llenos de magia e ilusión.

La afición y la plantilla de la Real Balompédica Linense, a pesar de la derrota, salieron satisfechos del Estadio Municipal de la Línea de la Concepción. El orgullo era visible en los rostros de los seguidores y se hablaba de la superioridad de los gaditanos en el último tramo del encuentro. Aunque el marcador era favorable para el Athletic en el partido de vuelta en San Mamés, el Linense viajaría a Bilbao para darlo todo y sacar algo positivo del fortín bizkaino.

El 6-0 del partido de vuelta desclasificó al Linense de la competición y le dio el pase a octavos al Athletic Club de Ernesto Valverde. No obstante, los de La Línea fueron dignos contrincantes en ambos partidos de ida y vuelta, por lo que el regreso a casa fue satisfactorio –dentro de lo que cabía en ese momento- para los andaluces. Un equipo de primera división que juega la UEFA Europa League y uno de segunda división B con ilusión, fueron los artífices de propiciar 180 minutos mágicos.

De la Línea de la Concepción a Santander

Si hace un año el Athletic tenía que recorrer alrededor de 1000km en línea vertical para enfrentar el primer partido del torneo del KO, este año tan solo le separan 100km de su rival. El primer enfrentamiento de los de Ernesto Valverde esta temporada en la Copa del Rey es contra el Racing de Santander. El partido tendrá lugar el 1 de diciembre, jueves, en El Sardinero.

Ambos conjuntos se conocen y se han enfrentado un total de 8 veces en esta competición. El Athletic se clasificó las primeras cuatro ocasiones, mientras que los cántabros lo hicieron las cuatro últimas.

Se trata de un encuentro en el que salir al terreno de juego dando el 100% será importantísimo para que el rival se haga pequeño. Además, el Athletic ha tenido tan solo cuatro días de recuperación ya que el pasado domingo viajó a Gran Canaria para medirse a la U.D. Las Palmas, que derrotó a los vascos por 3-1. A su vez, el Racing de Santander es líder del grupo I de Segunda B y hasta el momento no conoce la derrota esta temporada.