Guía VAVEL Athletic Club 2017/18: Aduriz, viejo rockero

El veterano delantero donostiarra volverá a ser la referencia ofensiva de su equipo, a la espera de que los jóvenes tomen su relevo.

Guía VAVEL Athletic Club 2017/18: Aduriz, viejo rockero
Aduriz ya está considerado como una de las grandes estrellas de nuestra Liga. | Foto: Athletic

En un equipo sustentado por la juventud y la cantera (Laporte o Iñaki Williams son buen ejemplo de ello), la experiencia es un factor muy importante. Y si a esa experiencia le sumamos gol, nos encontramos con un interesante jugador que debe asumir el papel de clave para su equipo. Ese jugador es Aritz Aduriz. El delantero centro español, nacido en 1.981, sigue imponiéndose como la cara más reconocible de su equipo. Por encima de Raúl García, de Muniain, de Beñat o de los dos jugadores mencionados anteriormente. Aduriz, que el 11 de febrero de 2.018 cumplirá 37 años, es la historia de Benjamin Button reflejada en el fútbol. Y es que a medida que pasan los años, el ariete se supera.

Parar a Aduriz es toda una hazaña. | Foto: Athletic

Trayectoria

Aritz Adurtiz salió de la cantera del Athletic en 2.003, tras pocas oportunidades en el primer equipo. Dio sus primeros pasos en el Burgos y en el Valladolid, para volver a San Mamés en 2.006. De nuevo se marchó a los dos años, con 89 partidos y 23 goles a sus espaldas. Recalcó en el Mallorca, donde, desde 2.008 hasta 2.010, dejó muy buenas sensaciones. 78 partidos y 24 goles que le valieron para fichar por el Valencia. Los ches trajeron ese mismo verano a Soldado, con quien debía formar pareja en la delantera. Sin embargo, el donostiarra siempre vivió a la sombra del hoy delantero del Fenerbahce y tan solo firmó 23 tantos en 84 encuentros. En 2.012 se produjo el segundo regreso al Athletic, y esta vez las cosas pintaban distintas. Con la marcha de Llorente a la Juventus, Aduriz se hizo con el puesto titular, y disfrutó de una gran primera temporada (44 partidos, 18 goles). La campaña siguiente igualó sus dianas con ocho partidos menos debido a las lesiones. La temporada 2.014/2.015 la cerró con 48 partidos y 26 goles entre todas las competiciones. Sin embargo, su explosión llegó a la campaña siguiente.

La carrera de Aduriz es como la historia de Benjamin Button

En la 2.015/2.016, Aduriz marcó 36 goles en 55 partidos. Números de auténtico crack. Revalidó el Trofeo Zarra otorgado al máximo goleador nacional (ya lo había ganado la temporada pasada), le arrebató la Supercopa de España al Barcelona y se proclamó máximo anotador de la Europa League. En 2.017 trató de seguir rompiendo récords. Pese a tener el listón altísimo, no se amilanó. 42 partidos y 24 goles. Tan solo Iago Aspas pudo superarle en la carrera por un nuevo Zarra. Sus impresionantes números en el 2.016 le valieron para derribar la puerta de la Selección Española. El vasco fue la gran revelación de La Roja a sus 35 años, y obtuvo su billete para la Eurocopa 2.016 a base de goles. Hasta el momento, Aduriz ha jugado once partidos con la elástica nacional, en los que ha visto puerta en dos ocasiones.

Estilo de juego

Este delantero centro es sinónimo de gol. No hay mejor manera de describirle. Un rematador nato, que siempre está en el instante y en el lugar preciso. Fiable como el que más, aúna además compromiso y veteranía. Estas dos cualidades les valen para ser el líder del vestuario. Fue la referencia ofensiva de Valverde, y no parece que su papel vaya a cambiar mucho con Ziganda. Escudado por Raúl García, un media punta con alma de nueve, y asistido por dos jóvenes balas como son Iñaki Williams y Muniain, Aduriz luchará por llevar a su equipo a lo más alto de la clasificación, siempre con un ojo encima del Trofeo Zarra. Un galardón con nombre de leyenda rojiblanca debe pertenecer a otra leyenda de sus mismo colores. Desde su llegada a tierras vascas, el 'león' no deja de batir sus propias cifras. Pese a superar la treintena de largo, aún le queda cuerda a este viejo rockero. Por algo dicen que las viejas glorias nunca mueren.