Kansas pierde su invicto ante Indy
La línea defensiva de Kansas se esfuerza por detener a Marlon Mack. Foto: chiefs.com

Kansas pierde su invicto ante Indy

Con un plan de juego ejecutado a la perfección los Colts vencen 19 a 13 a unos Chiefs que hasta ayer parecían imbatibles. 

leontk
Leo Larrusse

Los invictos Chiefs de Kansas reciben en su estadio a unos irregulares Indianápolis Colts. Un juego que en la previa se inclina para los de Pat Mahomes se convierte poco a poco en un sendero cuesta arriba por las lesiones y los imponderables que deben afrontar.

Mahomes enseguida ve como su segundo principal receptor queda fuera del partido. Ya le ha faltado toda la temporada Tyreek Hill y apenas empezar el encuentro debió salir por lesión Sammy Watkins. Así que más allá del ala cerrada estelar Travis Kelce, las armas ofensivas de los Chiefs por aire para este juego se llaman Robinson, Hardman y Pringle.

Igualmente, con este panorama sombrío Mahomes se ocupa de darle vida a su ofensiva. Y entonces hace de todo, corre, se escapa, pasa y encuentra a su receptor. En la primera serie logra acercarse a la zona roja y los Chiefs terminan anotando un gol de campo, en la segunda  el trabajo es completo y logra su anotación para seis puntos conectando con el desconocido Byron Pringle, jugador de segundo año no drafteado egresado de la universidad local, quien enseguida ya tiene en su haber 5 recepciones, 76 yardas y un touchdown.

Por el lado de Indianápolis, Marlon Mack toma el mando de la ofensiva terrestre y con 12 acarreos al medio tiempo consigue mantener en el juego a su equipo y no solo eso, sino que al cierre del segundo cuarto hay sorpresa en Arrowshead y ventaja de Colts por 13-10. La labor de Jacoby Brisset alterna buenas y malas, en dos cuartos consigue más de 100 yardas por aire y un touchdown por tierra pero también sufre una intercepción que lo hace lucir bastante feo, abriendo el momento de intercambio de balones en el juego, ya que luego en la siguiente serie el corredor de los Chiefs LeSean McCoy le devuelve la gentileza con un fumble, también bastante obvio luego de acarrear el balón sin cuidarlo y mirando para otro lado. 

El segundo tiempo arranca con una tónica similar y las impresiciones ofensivas se repiten en ambos lados. Mack hace lo suyo por tierra, pero Brisset no consigue completar pases largos por aire. Mahomes corre por su vida y Kansas termina la primera serie de la segunda mitad despejando luego de revisar y revertir por parte de los oficiales una posible intercepción en tercera y largo. 

En el segundo tiempo, la noche se hace larga para los Chiefs. La línea defensiva pierde a Chris Jones y a Anthony Hitchens también por lesión. Indianápolis comienza a mover el balón, a sabiendas que uno de los requisitos para vencer al equipo de Andy Reid es precisamente mantener a Mahomes fuera del campo de juego, se apropia del reloj y le esconde la pelota a la ofensiva de Kansas. Aunque sin anotaciones, el tercer cuarto llega a sus minutos finales con los locales encajonados en su yarda 5.

Cuando Mahomes renguea por el pisotón de un compañero en su tobillo izquierdo, el estadio hace silencio y a lo lejos parece que la llegada de la tormenta es inevitable. En este momento la única esperanza de los Chiefs, se ve reflejada en el marcador, pierden por solo tres puntos y eso nunca es tan mala noticia en la NFL.

La serie siguiente muestra las agallas del coach de Indianápolis. Dos veces, se la juegan en cuarta y uno por avanzar, lo consiguen y las cadenas de los Colts se mantienen en movimiento. Al inicio del último cuarto, Mack ya tiene su salario ganado con más 20 acarreos y 100 yardas por tierra. Pero Brisset sigue errático, no consigue nada por aire y al final de una serie larguísima solo se llevan un corto gol de campo. Ventaja de seis para Indianápolis, pero quedan en el reloj más de siete minutos y mucho football por jugar todavía. 

Sin embargo, la defensiva de los Colts enseguida se ocupa de cortar con cualquier intento de remontada, y el invicto de Kansas ya se presiente caer.  Mahomes se ve en la obligación de avanzar 28 yardas en tercera oportunidad, hace lo que puede pero se queda corto y se la juegan en cuarta y corto pero al no conseguirla le entregan el balón a los Colts con muy buena posición de campo. En Arrowhead Stadium a esta altura de la noche, manda el silencio de la derrota.

Los Colts siguien haciendo su trabajo de machacando por tierra. Sin arriesgar nada, vuelven a anotar otro gol de campo. Tienen ventaja de nueve, quedan dos minutos y medio, y Kansas ya no tienen tiempos fuera. El resultado es una gran demostración estratégica de como se puede ganar un enfrentamiento sin golpes de nocaut. 

El último intento desesperado de los locales fue una serie de pases largos a Hardman y Kelce pero otra vez se quedaron en la puerta. Captura de Mahomes en tercera, y una desgraciada lesión para el defensivo Kemoko Turay. El gol de campo para quedar a tiro de una posesión es solo estadístico, la patada corta no va ser recuperada y es un hecho, para cuando termina la noche del domingo en la Conferencia Americana queda un solo invicto.  

VAVEL Logo
CHAT