Dimitrov vuelve a hundirse
El búlgaro Dimitrov no fue capaz de vencer a un joven pero aguerrido Rublev. Foto: aptworldtour

El búlgaro Grigor Dimitrov se despidió del último Gran Slam del año mostrando una floja imagen cayendo 7-5 7-6 6-3 en casi una hora y media de partido ante el ruso Andrey Rublev, que supo jugar sus cartas y aprovechar las múltiples oportunidades que concedía Grigor. Con este resultado Andrey Rublev demuestra que a sus 18 años está en su mejor año y tiene tenis de sobra para ganar a los "mayores", siendo uno de los tenistas más destacados de los que forman la Next Gen de la ATP.

Es sabido por todos que este es un US Open especial debido a las innumerables bajas de tenistas de la zona alta del ranking, entre las que destacan las de DjokovicMurrayRaonicWawrinka, o Nishikori. Estas bajas solo hacían que fortalecer el favoritismo de Nadal y Federer para llevarse el último grande del año. En esta situación, el peso de la responsabilidad de plantar cara a estos dos monstruos caía en los hombros de jugadores como Zverev, Kyrgios, Tsonga, Cilic, Sock o Dimitrov. Con todos ellos eliminados en primera ronda a excepción de Cilic que se mantiene con vida, el búlgaro tenía una oportunidad de oro para hacer cosas grandes aquí, teniendo en cuenta el gran momento de forma por el que pasaba.

Se podría decir que este es el mejor año de la carrera de Grigor Dimitrov, un año en el que consiguió el título en Brisbane derrotando a Thiem, Nishikori Raonic, consiguió alcanzar las semifinales del Australian Open, donde fue derrotado por Nadal en un auténtico partidazo a cinco sets. También consiguió el título en Sofía, perdió con Federer en Wimbledon, y hace unas semanas consiguió su primer título de Masters 1000 en Cincinnati, derrotanto a Del Potro, Isner, y Kyrgios. 

Por su parte, Andrey Rublev también vive su mejor año, alcanzando las semifinales en tres torneos challenger, superando la qualy y llegando a segunda ronda en el Australian Open, en Roland Garros y en Wimbledon, donde perdió con Murray, Schwartzman, Albert Ramos, respectivamente. Recientemente consiguió su primer título ATP en la ciudad croata de Umag, torneo donde partía como Lucky Loser, derrotando a jugadores como Fognini, o Lorenzi.

Dimitrov estuvo ante un partido que pudo haber ganado por la vía rápida, ya que en los dos primeros sets llegó a estar break arriba y dominando claramente al joven ruso. Pero de nuevo el búlgaro se encontró con su peor rival: él mismo. De nuevo su incapacidad para aprovechar su superioridad y para gestionar las situaciones favorables, dos situaciones que se repiten en la mayor parte de partidos perdidos por Dimitrov. El búlgaro pasó de ganar 5-2 la primera manga a perderla por 5-7, y de ganar 4-1 en la segunda manga a perderla 6-7 en el tie break. Todo esto sin quitar ningún mérito a un más que notable Rublev, que a diferencia del búlgaro, no perdió ni un ápice de concentración y se mantuvo en todo momento en el partido. Finalmente, el joven Rublev, tras ganar dos sets que tenía prácticamente perdidos, se impuso en el tercero también a un Dimitrov perdido en la pista y sin ser capaz de encontrarse.

Con esta gran victoria Rublev prolonga su mejor actuación aquí y se verá las caras con el bosnio Damir Dzumhur, que venció al alemán Cedrik-Marcel Stebe en cuatro sets. El ganador de este encuentro se verá las caras con Gaël Monfils o con el belga David Goffin, que disputan uno de los partidos más atractivos de la jornada.

VAVEL Logo