Tarde para olvidar en el Alcoraz
Fede Vico y Maffeo pugnan por el esférico. Foto: Granada CF

Día negro para los rojiblancos horizontales en Huesca. El último clasificado ha sido muy superior a los de Diego Martínez y ha tumbado a una unidad B incapaz de dar la talla. Para colmo, Yangel Herrera y Domingos Quina, este último fue de lo poco salvable gracias a su gol y a una primera mitad interesante, salieron con molestias y son duda para el compromiso europeo del jueves en el Diego Armando Maradona.

Otra vez el Huesca en medio de una cita histórica, y otra vez el Granada CF incapaz de realizar un buen partido ante el colista. Diego Martínez, con todo el sentido del mundo, dio descanso a nueve de los once que fueron de la partida el jueves ante el Napoli. Solo Rui Silva y Foulquier repitieron. El 'chamán' optó por un 4-2-3-1 con las novedades más destacadas de Adrián Marín y Quina. La gran y única alegría nazarí de la tarde llegó de los pies del portugués.

Una gran maniobra de Soro en izquierda acabó en un envío hacia Quina que, tras un buen recorte, mandó el cuero al fondo de la red con un fantástico golpeo con efecto. Parecía que la unidad B daría la talla. Nada más lejos de la realidad. El gol sentó como un balonazo en la entrepierna a los visitantes. A punto estuvo de empatar el Huesca sobre el cuarto de hora, cuando Rui Silva erró en una salida y golpeó el rostro de Escriche. El VAR avisó al colegiado y este señaló penalti. Rafa Mir se topó con el palo, pero solo iba a ser un aviso de lo que sucedería minutos después.

El Huesca se creció y Eteki cometió un error gravísimo en la salida de balón que a punto estuvo de aprovechar Rafa Mir. A la tercera fue la vencida. Adrián Marín no encimó bien a Ferreiro que, tras revolverse hacia portería, sacó un disparó que rebotó en Germán. La segunda acción la cazó Escriche que, con un disparo hacia el césped, superó a Rui. Era el minuto 31 de partido.

Fede Vico se vio optimista en una falta lejana que apenas inquietó a Álvaro. Tampoco se inmutó Rui ante un disparo lejano de Seoane. Pero, paradójicamente, el equipo que más goles encaja en saques de esquina, le dio su propia medicina al que más anota en esta faceta del juego. Mikel Rico se anticipó a Adrián Marín en el primer palo y prolongó el cuero al segundo. Allí, totalmente libre de marca, apareció la cabeza de Pulido para culminar la primera remontada del Huesca de toda la temporada.

El golpe dejó mareado a un Granada que todavía iba a volver a tomar de su propia medicina antes del descanso. Un córner botado en corto acabó con un balón colgado al segundo palo donde, con mucho más ímpetu que Foulquier, Rafa Mir provocó el autogol del francés en una acción que jamás debió existir, ya que el saque de esquina no tuvo que ser señalado.

Machís aporta aire fresco, pero insuficiente

El paso por túnel de vestuarios obligó a Diego a mover el banco. Machís y Molina entraron por Foulquier y Vico, este último totalmente desaparecido por Huesca. La simple presencia del venezolano sobre el verde le dio un soplo de aire fresco a un equipo incapaz de crear una aproximación de gol desde que Quina abrió el electrónico. Suya fue la diagonal que le sacó una amarilla a Mikel Rico, como suya fue la asistencia del segundo gol rojiblanco.

El vinotinto se zafó de dos rivales en el ala izquierda del ataque nazarí y colocó un preciso centro al segundo palo que atacó con convicción Alberto Soro. Pero la alegría vendría con susto. Soro tuvo que ser retirado por un golpe en la pierna en la acción del remate. Por él entró un Yangel Herrera que duraría sobre el verde del Alcoraz 14 minutos.

Antes, Machís volvió a animar el cotarro e hizo intervenir a Álvaro con un disparo seco desde la izquierda en una de sus jugadas estrella. Lo peor, como hemos comentado antes, estaba por llegar. Primero Yangel y luego Quina pidieron el cambio por sendos problemas musculares. Dos bajas que podrían ser tres si lo de Soro no se queda en solo un susto.

A la postre, Diego intentó colocar a Germán de nueve para ver si cazaba algún envío directo. No salió ni eso. El central vio cartulina roja por una falta sobre Javi Galán. El Granada no digiere bien la resaca europea y acumula seis jornadas sin conocer la victoria en la competición doméstica. Esta vez, la unidad B no respondió a la llamada de Diego Martínez.

Ficha técnica

SD Huesca (3): Álvaro, Maffeo, Pulido, Siovas, Insua, Javi Galán, Mikel Rico, Seoane, Ferreiro, Rafa Mir, Escriche.

Granada CF (2): Rui Silva, Víctor Díaz, Nehuén, Germán, Adrián Marín, Eteki, Quina, Foulquier, Puertas, Vico, Soro.

Goles: 0-1, Quina (8’). 1-1, Escriche (31’). 2-1, Pulido (39’). 3-1, Foulquier en p.p (44’). 3-2, Soro (59’).

Árbitro: Soto Grado. Ha amonestado a los locales Mikel Rico, Insúa y Seoane, y a los visitantes Rui Silva, Nehuén y Víctor Díaz. Ha expulsado al visitante Germán.

VAVEL Logo