Análisis post: el Barça tropieza de nuevo (1-1)
Luuk De Jong, goleador de la tarde | Foto: fcbarcelona.es

El Barcelona ha vuelto a asaltar LaLiga este sábado en el Estadio Nuevo Los Cármenes cuando, aún en cuadro por la Covid-19, ha visitado al Granada en la primera jornada de la 'segunda vuelta' del campeonato doméstico. Tras imponerse por la mínima en Mallorca y conseguir remontar ante el Linares, los de Xavi se la jugaban a un todo o nada frente a los andaluces antes de viajar hasta Arabia Saudí para disputar la Supercopa de España.

Los azulgranas recuperaban a Gavi, Abde, Balde, Dest y Memphis para viajar a la Ciudad de la Alhambra y, en breve, también lo harán con Ansu Fati y Araujo para medirse el miércoles al Real Madrid. Sin embargo, el técnico de Terrassa ha apostado por una alineación parecida a la del debut en Copa del Rey, con la banda derecha para Dani Alves, un centro del campo de La Masía con Nico, Gavi y Busquets y dejando en la delantera a Juntglà, Luuk De Jong y Dembélé.

Delante, un Granada dirigido por Robert Moreno que ya consiguió puntuar en el Camp Nou en esta misma temporada y que con Luis Suárez y Antonio Puertas tenían potencia atacante suficiente para alterar los planes de los culés. Los catalanes han salido defendiendo bien la posesión, pese a algunas imprecisiones importantes en defensa.

El VAR anula el gol de Luuk

Antes de los 10 minutos Luuk De Jong ha conseguido perforar la portería de Maximiano pero, tras la revisión del VAR, el colegiado ha decidido anularlo por posición antireglamentaria de Gavi. Y la tensión ha subido minutos después cuando el holandés volvía a caer dentro del área, reclamando en penal, para que antes de acabar la jugada González Fuertes mostrase una cartulina amarilla a Gavi.

Luuk vuelve a destacar

Los de Robert Moreno se encerraban atrás esperando los espacios que dejaba el Barça al contraataque. Machís ha estado a punto de poner de pie a todo el estadio, aunque Ter Stegen ha demostrado de nuevo su talento bajo palos. Los de la Ciudad Condal lo intentaban reiteradamente, abriendo espacios por las bandas, aunque Dembélé no demostraba tener su día.

Luuk De Jong y Jutglà han vuelto a intentarlo, pero sin demasiada puntería por lo que el colegiado ha señalado el descanso en el Nuevo Los Cármenes y ambos equipos se han marchado a vestuarios con el 0-0 inicial. El segundo tiempo ha arrancado con una dinámica parecida, con Dembélé probando el disparo desde fuera del área pero sin conseguir mover la electrónica.

A la segunda va la vencida

La peor notícia ha llegado a los diez minutos, con Èric Garcia dejándose caer al césped fruto de unas molestias musculares en el muslo derecho. Xavi ha dado entrada a Lenglet para sustituirle, pero todo apunta a que el catalán se perderá el clásico de la Supercopa de España frente al Real Madrid del próximo miércoles.

Cuando más lo necesitaba, Luuk De Jong ha dado un pase al frente y ha podido anotar el primero de la noche gracias a la asistencia de Dani Alves, que ha permitido al neerlandés colarla por la escuadra. El Barça se ha unido en una piña de equipo para celebrar la diana del delantero, mientras en la banda Memphis Depay ya se preparaba para volver.

Con la ventaja en la electrónica Xavi ha decidido sacudir el banquillo, haciendo entrar a Abde y Memphis en sustitución de Jutglà y De Jong. En la banda, por el momento, seguían calentando Riqui Puig, Álvaro Sanz y Mingueza, pendientes de los dos posibles cambios que le quedaban al técnico de Terrassa. El Granada ha intentado poner una marcha más con la entrada de Àlex Collado, cedido por el Barça que precisamente debutaba en este encuentro.

Gavi, expulsado

Dani Alves, actuando como defensa vital, ha evitado una buena ocasión de los granadinos mientras que segundos después Abde ha perdonado una clara oportunidad para hacer el segundo de los azulgranas. A poco más de diez minutos para el final del partido, Gavi ha visto la segunda amarilla y ha tenido que marcharse a vestuarios expulsado, dejando al Barcelona con diez hombres y con Piqué señalado, que protestaba la decisión del colegiado.

Xavi ha tenido que cambiar de planes y retirar del terreno de juego a Dembélé para suplir el hueco del canterano, que ha cubierto con Álvaro Sanz. El Granada tenía una ventaja numérica como para poner la igualdad en el marcador, haciendo lucir a Ter Stegen una tarde más. Robert Moreno ha puesto toda la artillería posible sobre el terreno de juego en los últimos cinco minutos del tiempo reglamentario.

La normativa de LaLiga ha puesto en un susto a todo el banquillo azulgrana, ya que una expulsión de un jugador con ficha del primer equipo hubiese dado el encuentro por perdido por alineación indevida. Los catalanes estaba sacando agua del barco, con Lenglet providencial para evitar el gol de Escudero aunque, a escasos segundos para el final, Antonio Puertas ha conseguido hacer el segundo.

Se cortan las victorias

González Fuertes ha añadido seis minutos más en el Nuevo los Cármenes para intentar que uno de los dos equipos consiguiese la victoria. El ambiente estaba muy cargado en Granada y al Barça parecían oscurecérsele las ideas, con Ter Stegen volviendo a ser el muro imbatible que tanto necesitaba la afición.

Sin tiempo para más, el 1-1 ha sido el resultado definitivo en el sur, con un Barcelona que no ha sido suficientemente superior al rival para firmar la tercera victoria consecutiva. Un único punto que complicará la escalada de posiciones en la clasificación de los de Xavi, aunque servirá para poder puntuar.

Los culés se centran ya en la Supercopa de España, que se disputará del 12 al 16 de enero en Arabia Saudí. Los de la Ciudad Condal debutarán el próximo miércoles (20h) frente al Real Madrid en las semifinales, buscando poder levantar un título que la temporada pasada se escapó.

VAVEL Logo