A octavos con la ilusión intacta
Un duro rival que Argentina tendrá que superar. 

Ahora empieza el verdadero Mundial. El combinado nacional dirigido por Lionel Scaloni tuvo que soportar la presión de ganar dos partidos seguidos para llegar sin preocupaciones y lo logró, primero superó a México y luego a Polonia para clasificar primero del grupo con seis unidades. 

Se enfrentó a la Polonia de Lewandowski en la última fecha de la fase de grupos. Llegó con la necesidad de los tres puntos y esa obligación no transmitió nerviosismo. Argentina manejó el partido de inicio a fin, ganó dos a cero con goles de Alexis Mac Allister y Julián Álvarez, fue el protagonista y se ganó el derecho de ser el cabecilla del grupo. 

Scaloni, en conferencia de prensa, declaró que ve con fuerza al conjunto oceánico: “Hay que ver si el rival es inferior. No estoy de acuerdo. Es un buen equipo. Hay que dejar de lado el teórico favoritismo y jugar el partido de fútbol. El planteamiento es similar con algunos matices. Nuestra idea es la de los últimos partidos. Intentaremos sostenerlo”.

Argentina tiene una duda fundamental y es Di María. El jugador que milita en la Juventus tiene una sobrecarga en el cuádriceps de la pierna derecha, fue sustituido en el último encuentro y su presencia en octavos no está asegurada. 

Por el otro lado se encuentra Australia. El equipo dirigido por Graham Arnold fue la sorpresa del grupo D donde también estaban Francia, Dinamarca y Túnez

Metió el gran batacazo. Perdió contra Francia en la primera fecha pero luego venció a Túnez por la mínima y en un mano a mano con Dinamarca para saber quién clasificaba a octavos, ganó con un gran gol de Mathew Leckie a los 60 minutos para dejar eliminada a la selección europea y meterse a las instancias finales de manera épica. 

Australia llega con mucha fe en su barco. Tras conseguir una fase de grupos heroica, su director técnico declaró que están muy felices de llegar a octavos de final: “Siempre en algún momento de la vida todos somos cenicienta. Nos encanta ser la cenicienta, que nadie diera nada por nosotros. Estamos ilusionados de estar aquí. Hemos trabajado muy duro para que nuestro país esté orgulloso de nosotros”.

Antes de su conferencia de prensa, luego del triunfo contra Dinamarca, Arnold declaró que están muy confiados y ganarán el partido contra el combinado Albiceleste

Argentina tendrá un partido más duro de lo que se espera. Australia no tiene nada que perder y se esforzará el doble para conseguir otra épica historia. La Selección Nacional debe estar calmada y aprovechar la oportunidad para seguir ganando confianza y avanzar a cuartos de final.

VAVEL Logo