El Liverpool logra una sufrida victoria ante el Ajax
Ajax lo buscó, pero no logró gritar y fue derrotado por Liverpool. Foto: AFC Ajax. 

En Ámsterdam, en el templo que lleva el nombre la leyenda Johan Cryuff, dos gigantes del fútbol volvieron a cruzarse en el césped. El cuadro más ganador de los Países Bajos, reconocido por equipos memorables, jugadores históricos, y grandes gestas continentales, tuvo enfrente a un legendario club de Inglaterra, respetado y temido por sus logros en el certamen prestigioso de Europa. Un total de 10 trofeos de Copa de Europa y Champions League reunidos entre ambos conjuntos. Los neerlandeses lo alzaron en cuatro ocasiones, mientras que los Reds en seis. 

Aunque en la actualidad los ingleses ostentan una jerarquía superior, el encuentro era muy atractivo y volvía a reunir a dos clubes de renombre en el deporte luego de 53 años. Mucho tiempo sin verse las caras para dos emblemas del continente y del mundo.

Foto: AFC Ajax.
Foto: AFC Ajax.

En la escuadra local, Erik ten Hag realizó solo una modificación con respecto a la última victoria en el torneo doméstico: salió Traoré para que juegue Lisandro Martínez. Así fue el once inicial del Ajax: Onana; Mazraoui, Schurss, Martínez, TagliaficoKlaaseen, Blind, Gravenberch; Neres, Tadic y Kudus

Jürgen Klopp, en cambio, se vio obligado a realizar más reemplazos, al no poder poder contar con piezas indispensables como AlissonVirgil van DijkThiago y Matip. De esta manera, Liverpool se plantó con: Adrián; Alexander-Arnold, Fabinho, Gomez, Robertson; Jones, Wijnaldum, Milner; Salah, Firmino, Mané

  • Sadio Mané frotó la lámpara

En el inicio los Reds tomaron el control del balón. La postura de ambos lados podía comprenderse rápidamente: el cuadro holandés cedió la posesión al poderoso visitante, y optó por resguardarse en su campo, a la espera de alguna oportunidad por generar peligro. 

Foto: AFC Ajax.
Foto: AFC Ajax.

Pero los vigentes campeones de la Premier League no lograron crear situaciones de riesgo a pesar de sus minutos de tenencia. Tras ello, el local aumentó la confianza y comenzó a adelantarse en el césped. En eso también influyó el ingreso de Promes por Kudus, que se marchó lesionado. La pelota ya no pertenecía a los de Merseyside, y los neerlandeses provocaron las primeras ocasiones en el cotejo. A los 16' Adrián contuvo un cabezazo de Martínez, tras un gran centro de Tadic. 

Fue el primer aviso del equipo de ten Hag. Cuatro minutos después, volvieron a advertir con un disparo lejano de Gravenberch. Ajax juntó coraje y se animó a aproximarse a la valla rivalLiverpool fue asustado por momentos

El guardameta red tuvo mucho más trabajo que hacer que su colega Onana, que recién intervino por primera vez para cortar un centro raso de Robertson. A los 33', el español realizó una gran salvada en la puerta del arco. Promes tuvo la posible anotación en sus pies, pero el portero visitante evitó el grito con su pierna derecha. 

Pero los goles que no se convierten de un lado, como señala un dicho popular en el fútbol, se reciben en la meta propia. Posterior a esa nueva falla del local, Sadio Mané sacó de la galera una preciosa jugada que derivó en el primer festejo de la noche. El senegalés recibió el balón de un lateral, descolocó a su marca con un giro espectacular, y una vez dentro del área, lanzó un centro bajo que Nicolás Tagliafico falló al despejar, y la pelota se coló en la portería de su equipo

Foto: Liverpool FC
Foto: Liverpool FC

El protagonismo continuó repartido, ambos supieron atravesar minutos con la posesión, pero Ajax volvió a crear una situación sumamente peligrosa. Fue por un gran pase bombeado, en profundidad, de Neres (de interesante primera etapa) para Tadic, que la picó por encima de Adrián. El gol local estuvo más cerca que nunca, pero una increíble maniobra de Fabinho, de chilena, sostuvo la diferencia en el marcador. El brasileño se destacó en la primera mitad, en una posición secundaria para él. De esta manera, Liverpool se marchó al vestuario con un resultado parcial favorable.

Tadic estuvo cerca de igualar el marcador, pero Fabinho lo impidió. // Foto: UEFA Champions League
Tadic estuvo cerca de igualar el marcador, pero Fabinho lo impidió. // Foto: Liverpool FC.
  • El arco continuó cerrado para Ajax

Para el complemento, Klopp dio lugar al capitán Jordan Henderson en reemplazo de Jones. 

En la primera situación, el local otra vez estuvo a centímetros de gritar el empate: un fuerte disparo de Klaassen estrelló el poste derecho de Adrián. Otra vez no alcanzó la ambición para obtener la recompensa buscada. 

Liverpool no resignó la tenencia del balón, y Ajax también procuró controlarlo para ir en busca del grito que tantas veces se perdió. Luego de dos córners seguidos a favor del visitante, los de ten Hag armaron un rápido contragolpe que otra vez tuvo como obstáculo a Adrián, que despejó el disparo de Promes desde la puerta del área.

Foto: AFC Ajax.
Foto: AFC Ajax.

A los 59', el tridente de lujo visitante, de discreto partido (a excepción de Mané, que fue desequilibrante), abandonó el campo de juego. Ingresaron Minamino, Diogo Jota y Shaqiri

El japonés lanzó un remate potente, bien direccionado, que tuvo una buena respuesta de Onana. Ajax continuó en la búsqueda de la igualdad por todos los medios posibles. Schuurs probó con un tiro lejano, nuevamente sin éxito. 

Erik ten Hag movió el banco y quitó a Klaassen y Neres, de gran primer tiempo, para poner a Ekkelenkamp y a Labyad. Pero su equipo perdió un poco de fuerza con las sustituciones. Aún así, no dejaron de perseguir el área rival, con Tagliafico y Mazraoui presentes en ataque y las líneas adelantadas. 

El entrenador local fue más a fondo todavía y realizó más modificaciones ofensivas. Ingresaron Huntelaar Traoré, en reemplazo de Blind y Schuurs.

En los minutos finales, bajo una lluvia incesante, un batallador Ajax intentó desbloquear la defensa de un rival que cedió territorio, pero que mantuvo concentración para fulminar el duelo con algún contraataque. Casi lo logra a los 90', cuando Onana impidió, primero a Wijnaldum y después a Minamino, el esperado gol que liquidara el partido.

Foto: Liverpool FC.
Foto: Liverpool FC.

Los locales no encontraron justicia a la cantidad de ocasiones generadas para festejar. Para colmo, en la última Ekkelenkamp se perdió el empate agónico con un disparo que pasó por arriba del travesaño. 

Liverpool abrió su camino en la UEFA Champions League 2020-21 con una gran victoria, ante un rival que hizo méritos para, al menos, igualar. Sin dudas, la derrota es frustrante para Ajax, que hasta pudo haberse puesto en ventaja por momentos. Pero su desempeño reflejó de lo que son capaces y aún quedan cinco fechas decisivas para lo que resta del certamen. El campeón inglés volvió a sonreír, se llevó los tres puntos ante un adversario que lo puso en aprietos, y comienza de la forma esperada la campaña hacia la deseada séptima "Orejona".

VAVEL Logo