Se llevaron a cabo este martes, en el predio que rodea el Hard Rock Stadium, los encuentros correspondientes a los octavos de final del Másters 1000 de Miami. Además de Carlos Alcaraz (2°), Jannik Sinner (3°) y Daniil Medvédev extendieron su estancia en el torneo al haber ganado sus partidos. Por otra parte, se disputaron dos duelos de cuartos de final del cuadro femenino.

En el Grandstand, Sinner superó otro obstáculo, que esta vez tuvo el nombre de Christopher O’Connell (66°), a quien venció por 6-4 y 6-3 después de una hora y 51 minutos en cancha. El australiano aprovechó que el italiano inició el partido falto de ritmo, al igual que lo hizo en la ronda anterior, y quebró en el primer juego del duelo. Sin embargo, el favorito a ganar fue de menor a mayor y revirtió la situación a su favor.

Sinner acabó el encuentro sirviendo a 61% con el primer saque (con el que cayó en porcentajes del primer al segundo set), ganando un 76% con este y un 71% con el segundo. El italiano, además de anotar 21 tiros ganadores, ganó el 81% de los puntos que jugó en la red y pasó de cinco a dos errores no forzados entre ambas mangas disputadas. En cuartos de final, el segundo máximo favorito al título en Miami se enfrentará a Tomas Machac (60°).

También en el Grandstand, Machac (60°) dio continuidad a su buen torneo al vencer a Matteo Arnaldi (38°) por doble 6-3 en una hora y 20 minutos para, así, llegar a cuartos de final de un Masters 1000 por primera vez en su carrera. El checo desplegó un juego sólido jugando desde el fondo de cancha, pero también aprovechó sus subidas a la red, ya que ganó 10 de 13 puntos allí. Sumado a eso, el italiano estuvo muy impreciso, ya que cometió 26 errores no forzados, el doble de los registrados por su rival.

Los mejores momentos en la victoria de Sinner:

Abriendo la jornada en el Estadio, Daniil Medvédev (4°) selló su pasaje a cuartos de final al doblegar a Dominik Koepfer (50°) por 7-6(5) y 6-0 en una hora y 29 minutos para, de esa forma, alcanzar las 350 victorias en el circuito. El ruso debió trabajar arduamente para sacar adelante el primer set, aunque en el segundo impuso su jerarquía aumentando su porcentaje de puntos adjudicados con su primer saque de un 66% a un 82% de una manga a otra.

Sumado a eso, Médvedev redujo la cantidad de errores no forzados de cinco a uno de un set a otro. Además, aumentó su productividad al resto pasando del 31% al 67% de puntos ganados al recibir el primero del alemán, y del 67% al 83% cuando se trató del segundo. Koepfer, en tanto, encontró menos facilidades para vencer a su rival punto a punto, ya que pasó de 16 a 5 golpes ganadores de una manga a la siguiente. En cuartos de final, el campeón defensor se medirá con Nicolás Jarry (23°).

Lo más destacado del triunfo de Medvédev:

El chileno accedió a la siguiente instancia al quedarse con el encuentro que lo enfrentó a Casper Ruud (8°). Jarry necesitó de una hora y 50 minutos para ganarle por 7-6(3) y 6-3 al noruego. El sudamericano completó un partido con elevada productividad con su saque, ya que sirvió en un 63% con el primero, ganando el 88% con el mismo y el 63% con el segundo. El capitalino avanzó por segunda vez a cuartos de final de un Masters 1000.

Por el otro lado del cuadro, Grigor Dimitrov (12°) prevaleció ante Hubert Hurkacz (9°) después de una batalla que duró dos horas y 42 minutos y por 3-6, 6-3 y 7-6(3). Luego de la diferencia fuera de un quiebre en los dos primeros sets, la manga decisiva atravesó un momento tenso en el tiebreak, ya que, en el quinto punto, el polaco cedió el punto porque el umpire decretó “touch” debido a que el pie izquierdo del involucrado tocó la parte inferior de la red al buscar una pelota corta allí.

Hurkacz se llevó las manos a la cabeza y lanzó su raqueta violentamente contra el suelo en símbolo de protesta contra la decisión. Pese a que pidió de manera reiterada una revisión por video, el juez le señaló que la misma no estaba disponible. No obstante, las señales televisivas emitieron una repetición de la acción que confirmó que el jugador perteneciente al top 10 había incurrido en la falta mencionada. Dimitrov, que concluyó el cotejo mostrándose sumamente cansado y se convirtió en el noveno jugador en actividad que alcanzó los cuartos de final de cada uno de los Masters 1000, se enfrentará a Alcaraz. El español, en el Estadio, superó a Lorenzo Musetti (24°) por 6-3 y 6-3.

Las mejores acciones entre Dimitrov y Hurkacz:

Alexander Zverev (5°) necesitó de una hora y nueve minutos para imponerse a Karen Khachanov (16°) por 6-1 y 6-4. El alemán, sólido y contundente, superó en velocidad a su rival, anotó nueve aces, sirvió en un 73% con el primero, ganó el 79% con el mismo y el 83% con el segundo. ‘Sasha’, además, no contó con chances de quiebre en su contra.

Con la noche ya entrada, y luego de una hora y 43 minutos, Fábián Marozsán (57°) venció a Alex De Miñaur (10°) por 6-4, 0-6 y 6-1. El húngaro sirvió con un 74% con el primer saque, ganó el 63% con este y el 57% con el segundo frente a los 60%, 65% y 64% que anotó su rival respectivamente. La sensación del Miami Open, que ya bajó a Holger Rune (7°) en otra actuación retumbante, ahora se medirá con Zverev.

WTA

Durante la jornada, en el Estadio como escenario, se disputaron también dos encuentros de cuartos de final del WTA 1000 de Miami. En primer turno, Victoria Azarenka (32°) derrotó a Yúliya Putíntseva (68°) por 7-6(4), 1-6 y 6-3. La bielorrusa, aunque fue superada por su rival en aces anotados y primer servicio dentro, marcó la diferencia ganando el 47% de los puntos jugados con su segundo saque respecto al 38% registrado por su rival.

Como curiosidad, este encuentro estuvo suspendido por una falla energética que afectó al funcionamiento del ojo de halcón. Ante la falta de jueces de línea, el cotejo no pudo continuar hasta que se restableciera su funcionamiento. En semifinales, Azarenka chocará con Elena Rybakina (4°).

La kazaja eliminó a Maria Sakkari (9°) al ganarle por 7-5, 6(4) y 6-4 tras dos horas y 48 minutos de juego. Rybakina completó el encuentro con diez aces y el 66% de los puntos con su servicio ganados. Además, registró 35 winners y 52 errores no forzados.