El adiós al último ídolo
Rosario Central y Ruben, un amor incondicional. 

Con la camiseta de Central, disfrutando de la pesca con su familia. Qué cara de goleador, ¿no?

 

 

 

2004

En su primera temporada usó la 23 en la espalda.

 

Con apenas 17 años, el 25 de agosto debutó en la fecha 3 del Torneo Apertura contra Quilmes en un empate en cero. El técnico de aquel equipo era, nada más ni nada menos, que Ángel Tulio Zof.

El 23 de octubre en el Cilindro de Avellaneda frente a Racing Club, Ruben anotó su primer gol como profesional. Aquella noche Rosario Central ganó 2-0.

 

2005 

Marco y el festejo de gol: una imagen que empezaba a normalizarse.

 

De a poco fue ganando la titularidad y sumó sus primeras experiencias internacionales en Libertadores y en Sudamericana, copa en la que Central eliminó a Newell’s Old Boys. Fue el 29 de agosto con tanto de Germán Pirulo Rivarola y asistencia de Marco Ruben, luego de que desvíe la pelota con la cabeza.

 

2006

Posando para El Gráfico con el Gigante de fondo.

 

Ya consolidado en el primer equipo, Central conformó un equipo de grandes figuras: Eduardo Coudet, Cristian González, Paulo Wanchope y el propio Ruben. El cuarteto se destacó en el partido más importante del año: el clásico de Rosario. 4-1 frente a la Lepra y primer gol de Marco Ruben a Newell's.

La primera etapa de Ruben en Rosario Central finalizo con 23 goles convertidos en 89 partidos jugados.

 

2007

De pretemporada con el Millo en Mar del Plata.

 

Pasó a River Plate por 5 millones de dólares. En el Millonario jugó 36 partidos y convirtió 7 goles. Curiosamente, le metió 2 goles a Central en una victoria de River 2-0 en el Gigante de Arroyito.

 

2008 

Presentación oficial en Andalucía, en su primera experiencia europea usó la 18.

 

El Villarreal español contrató al goleador por 7 millones de dólares. Pero fue cedido al Recreativo Huelva hasta junio de ese año. Allí convirtió 4 tantos en 14 partidos en los que se destacan 2 goles al Barcelona. El préstamo fue extendido un año más y metió 3 goles en 29 partidos.

 

2009 

El segundo equipo del Submarino amarillo empezaba a disfrutar de sus goles.

 

Terminado el préstamo con los andaluces, el ex Rosario Central pasó al Villarreal B que militaba la Segunda División del fútbol español. Convirtió 18 goles en 31 partidos.

 

2010 

Primeras experiencias en Europa League para el santafesino.

 

En febrero, es llamado por Juan Carlos Garrido para jugar una serie de encuentros por Liga y Europa League. En dieciseisavos de final del campeonato continental marcó su primer gol ante el Wolfsburgo alemán para un 2-2 en El Madrigal. Ese año, Ruben terminó con 11 goles en 47 encuentros.

 

2011 

Contra el Barcelona, disputando la pelota con Gerard Piqué.

 

Debutó en UEFA Champions League y marcó 9 goles en la temporada. Lamentablemente, la campaña local no fue buena para el Villarreal y terminó descendiendo.

Piatti, Cabral y Ruben. Argentina perdió aquél partido.

 

Además, jugó un amistoso con el seleccionado argentino vs Polonia, en el que marcó un gol. El equipo dirigido por Sergio Batista, perdió frente a los polacos 2-1. 

2012

En Ucrania tuvo un sólo grito de gol.

 

Por 14 millones de euros, el Dinamo Kiev de Ucrania contrató a Marco Ruben. Un solo gol en 14 partidos hizo que se vaya cedido al Évian Thonon Gaillard FC.

 

2013

En Évian no pudo desenvolverse.

 

En el conjunto francés no logró regularidad y en 29 partidos metió un gol.

 

2014

Felicidad plena en el rostro, Ruben volvía a su casa.

 

El Tigres de México lo fichó, pero otra mala campaña hizo que no lo tuvieran en cuenta para la próxima temporada. 1 gol en 13 partidos.

 Para diciembre de 2014, un antes y un después en su carrera: volvió al club de sus amores y fue el primer refuerzo del nuevo Central del Chacho Coudet para el año que se aproximaba. El 9 venía errático: 3 goles en los últimos tres años.

 

2015 

Vuelta al gol frente a la Lepra y victoria Canalla. 

 

Gran retorno a Rosario Central. Goleador del campeonato argentino con 21 goles en 30 partidos. Uno de ellos en el clásico rosarino que Central le ganó a Newell’s en el Parque Independencia. Fue subcampeón de la Copa Argentina luego de la derrota ante Boca, partido en el cual Diego Ceballos y el asistente Marcelo Aumente protagonizaron un vergonzoso arbitraje que perjudicó a los rosarinos.

 

2016

Noche de Copa en Arroyito. En esa edición, Central llegó hasta los cuartos de final.

 

Luego de un excelente año, gracias a la puja de los hinchas de Central, el 15 de enero la dirigencia canalla compró la totalidad del pase de Ruben por 5 millones de dólares, que pertenecía al Dinamo Kiev. Fue el propio jugador el que amenazó con retirarse en caso de que no se realice la operación.

Volvió al equipo para la segunda fecha del torneo, Central recibió a Newell’s en el Gigante de Arroyito y Ruben anotó el segundo gol en una nueva victoria auriazul 2-0. Ese año terminó siendo, por segunda vez consecutiva, el máximo goleador de Rosario Central con 22 goles.

Lamentablemente, ese año el conjunto rosarino no pudo concretar el gran año hecho y perdió la final de Copa Argentina 4-3 frente a River Plate. Esa noche Ruben anotó dos goles.

 

 

 

2017

 

Otro gol a los rojinegros y Central que volvió a ganar un clásico.

 

Durante ese año, las lesiones y la significativa perdida de su abuelo a manos de un delincuente hizo que el goleador Canalla juegue de manera muy esporádica. De todas formas, volvió a marcarle a Newell’s en el 14 de mayo otra victoria de Central 3-1 en el Coloso Marcelo Bielsa. También le convirtió a Boca, el 26 de noviembre, cuando la Academia rosarina venció 1-0 a el Xeneize en Arroyito.

 

2018

La alegría al fín: Ruben y la Copa Argentina.

 

Luego de tanta frustración y pelea, de la mano del Patón Bauza, Rosario Central logró el título de la Copa Argentina frente a Gimnasia de La Plata en Mendoza. Ruben fue uno de los titulares de aquella noche, convirtió uno de los penales de la definición y cumplió, finalmente, el sueño de ganar un título en el club del que es hincha.

 

2019

Gol a River por la Recopa. Pinola, ex compañero de Ruben en Central, sufrió al goleador. 
 

En enero cambió de aire y se fue a jugar cedido al Atletico Paranense. Allí convirtió 13 goles en 42 partidos. Le convirtió a Boca por Copa Libertadores y a River por Recopa. Dejó una gran imagen en Brasil y es muy querido por los hinchas del Furacão.

 

2020

Hat-trick vs Arsenal y victoria 3-1 en Arroyito.

 

En enero volvió a Central, pero luego de que en marzo la pandemia del COVID 19 interrumpa la actividad mundial, Marco Ruben decidió darle una pausa a su carrera y dejó abierta la posibilidad de un retiro.

 

2021

Pase de Vecchio y gol N°99 de Ruben en Central. Con ese gol, el 9 igualaba la marca de Waldino Aguirre como máximo anotador del club.

 

 Finalmente, volvió a la actividad profesional y el 28 de noviembre se convirtió en el máximo goleador de la historia de Rosario Central con 99 goles luego de anotarle dos goles a River en Arroyito.

 

2022 

Gol frente a Independiente que le permitió alcanzar el récord de máximo goleador de la ciudad.

 

El 23 de abril se convirtió en el máximo goleador histórico de Rosario, con 104 goles, tras superar los 103 tantos de Víctor Rogelio Ramos en Newell’s.

El miércoles, en el predio de Arroyo Seco, anunció su retiró del fútbol. El sábado frente a Estudiantes será el último partido de Marco Ruben como jugador profesional. 

 

Mucho tiempo pasó de esos años en los que los abuelos hablaron de el Negro Gonzalez, Aldo Pedro Poy, Mario Kempes. De aquellos padres que les contaron a sus hijos de Bauza, el Polillita Da Silva o el Negro Palma. Esta generación de hinchas de Central, hasta estos últimos años, aún tenía esa cuenta pendiente. Pero llegó Marquito, que sin dudas será otro nombre que trascenderá en el tiempo y en la historia del club de Arroyito. Para el hincha de Rosario Central, Ruben es mucho más que 104 abrazos de gol: es la humildad, el sacrificio, la perseverancia y, sobre todas las cosas, el amor por los colores. 

Injustamente, Marco Ruben se retirará en un contexto futbolístico malo. Eso, quedará en responsabilidad de quienes manejan hoy a Central. El ídolo es eterno y la decisión es acertada: los cíclos se cumplen. El goleador no debe demostrar más, todo lo que anheló en el club que es hincha, lo cumplió. Se fué, volvió, convirtió y ganó clásicos, salió campeón y se convirtió en el máximo goleador no sólo del club, de toda la ciudad. 

VAVEL Logo