Un doblete de ensueño
El Valencia se hace con la Copa de la UEFA./ Foto: UEFA

El Valencia afrontaba la temporada 2003-2004 tras realizar una temporada bastante discreta quedando en quinta posición en una liga que el campeón, el Real Madrid sacó 18 puntos a un Valencia que defendía título tras ganar el título liguero la temporada anterior. Mientras tanto, en Champions el Valencia lograría llegar a cuartos de final donde el conjunto valencianista caería eliminado ante el Inter.

El Valencia campeón de liga

En la temporada 2003-2004 la suerte del equipo de Mestalla cambiaría. El Valencia no comenzaría de la mejor forma la temporada, ya que en la primera jornada el conjunto dirigido por Rafa Benítez empataría contra el Valladolid.  No obstante, este empate le daría un plus al equipo, ya que encadenaría una racha de 6 victorias consecutivas donde hay que destacar la goleada al Atlético de Madrid en el Calderón por 0-3, la victoria por la mínima en el Camp Nou por 0-1 con gol de Ricardo Oliveira y el 2-0 en Mestalla ante el Real Madrid, vigente campeón de la temporada pasada. Con la derrota en Riazor en la octava jornada por 2-1, el Valencia comenzaría una racha irregular donde alternaba victorias y grandes goleadas como el 0-5 ante el Mallorca o derrotas sorprendentes como la sufrida en Mestalla ante el Racing donde el equipo valencianista perdería 1-2. A partir de la jornada 15 volvió encadenar una racha de 5 victorias donde derrotarían en Mestalla a Athletic, Sevilla y Villarreal, mientras que fuera de casa a Betis y Albacete. El Valencia cerraba la primera vuelta líder con 43 puntos, con tan solo un punto de diferencia ante el Real Madrid.

La segunda vuelta comenzaría como la primera, con un empate en esta ocasión en el José Zorrilla ante el Valladolid. Tras un comienzo de la segunda vuelta muy complicado, el Valencia lograría golear al Málaga en su estadio con un 1-6 y repetir el 3-0 ante el Atlético de Madrid en Mestalla, justo antes de verse las caras con el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. El partido finalizaría con empate, con goles de Ayala y Figo, y con el Real Madrid dos puntos arriba. Las dos jornadas siguientes pondrían a prueba al equipo de Rafa Benítez, ya que caerían derrotados ante Barcelona y Espanyol, y con el Real Madrid a una distancia de 8 puntos que parecía muy complicado de remontar. Sin embargo, a partir de la jornada 27, la suerte del campeonato cambiaría y el Valencia comenzó a sumar de tres en tres durante 6 partidos consecutivos, igualando su mejor racha lograda en las primeras jornadas, mientras que el Real Madrid se venía abajo empatando en esos 6 partidos ante Racing y Zaragoza, y cayendo derrotado ante el Athletic y goleado en el Bernabéu ante Osasuna. Con esto, el Valencia se pondría líder de nuevo a falta de 6 jornadas, donde el Valencia no soltaría el liderato hasta el final, soportando la presión del Real Madrid y un Barcelona que había hecho un segundo tramo liguero memorable. El Valencia se proclamaría campeón en la jornada 36, en la que vencería al Sevilla en el Pizjuán por 0-2. El Barcelona sería finalmente segundo, seguido de Deportivo tercero y Real Madrid cuarto.

El Valencia campeón de la Copa de la UEFA

El Valencia comenzaría su andadura en la Copa de la UEFA ante el AIK. Tras ganar 0-1 en Suecia en el partido de ida, el Valencia no arriesgaría y se impondría también en Mestalla por un ajustado 1-0 que le daba el pase a la siguiente ronda. En ella, se cruzaría con el Haifa, con el que empataría en Mestalla en el partido de ida, para terminar goleando fuera de casa por 0-4, y logrando un puesto para los dieciseisavos de final. Allí le esperaba el Besiktas. El partido  de ida sería en Mestalla, donde el Valencia tras tener el marcador en contra hasta en dos ocasiones, lograría ganar 3-2 con un gol en el último suspiro de  David Navarro. El conjunto 'che' certificaría el pase en el partido de vuelta donde Angulo y Juan Sánchez pondrían el 0-2 que daba la victoria en Turquía.

En los octavos de final esperaba otro equipo turco, el Gençlerbirligi, que se impondría en su estadio por un ajustado 1-0. A pesar de la derrota, en el partido de vuelta con un Mestalla lleno, el Valencia remontaría la eliminatoria y ganaría 2-0 con goles de Mista y Vicente en el último minuto. Llegaban las últimas fases, y en cuartos de final el Valencia se toparía con el Girondins de Bordeaux. El partido de ida se disputaría en Francia, donde los franceses se adelantarían con un gol de Riera. No obstante, el Valencia se recuperaría y primero Baraja y luego Rufete, darían finalmente la victoria al Valencia, llevándose un gran resultado para el partido de vuelta. En Mestalla, el Valencia tendría controlado el partido y con los de Pellegrino y Rufete, sentenciarían a un Girondins que marcaría el 2-1 final. En semifinales esperaba otro equipo español, el Villarreal. Tras un partido de ida en el que no hubieron goles en el Madrigal, el pase a la final se decidiría en Mestalla. En un partido bastante igualado, un gol desde el punto de penalti de Mista, acabaría siendo definitivo para llevar al Valencia a la gran final de la Copa de la UEFA.

En la gran final esperaba el Marsella del por entonces jovencísimo Didier Drogba. Un Valencia campeón de liga, llegaba decidido de llevarse la copa para Mestalla, como ya dijo su capitán David Albelda en la celebración del titulo liguero. El partido comenzaría con un intercambio de ocasiones entre ambos equipos. Un partido tan igualado que tan solo un pequeño detalle podía declinar el resultado para uno o otro equipo. Este detalle sucedería cuando finalizaba la primera mitad, ya que un error de Barthez ante Mista que le costaría la tarjeta roja al portero francés y dar una oportunidad de lujo para que el Valencia se adelantara en el marcador. Vicente no fallaría y pondría al conjunto valencianista por delante en el marcador justo antes del descanso. En la segunda mitad, el Marsella se volcaría al ataque en busca del empate, y una contra dirigida a la perfección por Vicente, finalizaría con un pase mágico para Mista que batía al portero con gran disparo pegado al poste izquierdo de la portería. Este gol terminaría siendo definitivo, y el Valencia se coronaría como nuevo campeón de la Copa de la UEFA.

Temporada de ensueño para el conjunto valencianista que lograba un doblete histórico con un grupo de jugadores increíbles como Mista, Vicente, Baraja, Albelda o Cañizares y un entrenador de época como Rafa Benítez con el que se logró dos títulos en un año inolvidable para la afición valencianista.

VAVEL Logo