No contaban con el talento de Emiliano Vecchio
Foto: Club Defensa y Justicia.

En el estadio Norberto Tomaghello Defensa y Justicia empató 3 a 3 contra Racing Club en uno de los mejores partidos que ofreció el Torneo Binance. Desde el ingenio de Johan Carbonero la Academia creó una clara situación y la pelota le quedó a Matías Rojas para que marque el 1 a 0. Sin embargo el equipo dirigido por Julio Vaccari respondió con un centro filoso que Kevin Gutiérrez de cabeza transformó en empate. Por su pasado en el conjunto albiceleste no lo gritó y le pidió perdón a su gente.

El combinado de Florencio Varela mantuvo su ambición en ataque y en otro letal desborde Gabriel Alanís dio vuelta el marcador. Sin embargo el elenco de Avellaneda ofreció el libreto que mejores resultados le dio este año: el manejo del balón en tres cuartos de cancha hacia adelante y la contundencia en la red. Su receta infalible le abrió las puertas para concretar la igualdad por intermedio de Emiliano Vecchio pero una posición adelantada dejó en suspenso esa ocasión. No obstante el VAR y Fernando Rapallini tomaron una buena resolución y convalidaron el 2 a 2.

En el complemento la escuadra local sacó el pasaporte del triunfo por un descomunal avance que fabricó Julián López, quien le cedió el balón a Gastón Togni para derrotar a Gabriel Arias.  Luego del 3 a 2 se produjo la sanción más polémica del duelo ya que el Halcón impidió una oportunidad de la alineación visitante y en el contraataque anotó el 4 a 2. Rapallini a instancias del VAR invalidó ese gol y  cobró un penal para Racing al observar una supuesta mano a la hora de evitar el peligro. En la repetición de la jugada no se observa esa acción.

Igualmente el ex mediocampista de Rosario Central no pudo anotar el tercer tanto del club de la zona sur del Gran Buenos Aires porque su remate se fue desviado. La postura del elenco albiceleste continuó firme y de la pegada del número 20 creció el 3 a 3 que estableció Aníbal Moreno. Con este marcador los dos equipos pagaron caro sus errores pero por el planteo que ofrecieron no hubo un sistema superior al otro. En consecuencia el resultado fue justo.

Defensa en el Tito Tomaghello tuvo en frente a un rival que tuvo en sus filas al jugador más gravitante del partido: Vecchio. Desde su pegada y de su talento la Academia le dio pelea al conjunto orientado por Vaccari en varios momentos del cotejo. De su formidable amistad con la pelota nació su gol y unos minutos más tarde fue el cerebro de la jugada del tanto de Moreno. A pesar de que no pudo convertir el penal mantuvo su importancia en la parte ofensiva porque de tiro libre estuvo muy cerca de concretar la conquista del triunfo. En resumen el volante creativo de la formación liderada por Gago llevó al pie de la letra el manual del número diez y puso en dificultades la estrategia del cuadro de Florencio Varela.

VAVEL Logo