Previa Chelsea – Arsenal: no es un partido copero más

Chelsea – Arsenal // Miércoles, 10 de enero de 2017 // Hora: 21:00 // Ida de las semifinales de Carabao Cup // Stamford Bridge, Londres // Árbitro: Martin Atkinson // Tras dos decepciones en FA Cup, cada una a su nivel, vuelve un derbi de Londres que apenas unas semanas atrás dejó un auténtico partidazo en el Emirates Stadium. Ambos equipos quieren la victoria más por el rival que tienen delante que por la competición.

Previa Chelsea – Arsenal: no es un partido copero más
Imagen del partido liguero entre el Arsenal y el Chelsea | Fotografía: Arsenal
Chelsea
Arsenal | 21:00h.

Frecuentemente se tiende a desprestigiar los torneos coperos. Sucede en todos los países de referencia a nivel europeo y en Inglaterra no es menos. De hecho, esa forma de encarar los encuentros provoca que estas competiciones alternativas estén llenas de sorpresas. Precisamente, de dos sorpresas llegan Chelsea y Arsenal, aunque, eso sí, en diferentes medidas. Mientras que los Blues no consiguieron pasar del empate ante el Norwich en FA Cup y, por lo tanto, tendrán que disputar otro partido más para determinar quién es el que accede a la siguiente ronda, los Gunners cayeron eliminados frente al Nottingham Forest por un contundente y sonrojante 4-2. Esto dejó muy tocado a Wenger y preocupado a Conte, que ve como su equipo tiene que jugar noventa minutos más tras la vorágine de encuentros a la que ha estado sometido el Chelsea.

Si bien es cierto que la ahora denominada Carabao Cup es, posiblemente, la competición con menos importancia dentro del territorio inglés, estos antecedentes hacen que adquiera algo más de rango. Además, el rival lo marca todo. Y la ronda, aún más. Tener enfrente al oponente por excelencia aumenta el interés tanto de los equipos como de los aficionados. Estar ya en semifinales, a un paso de la disputa del título, hace que la envergadura del choque sea lo suficientemente importante como para hacer un hueco en las agendas. Así pues, este duelo no es un partido copero más.

Partido a partido

Con una filosofía propia de Diego Pablo Simeone encara el Chelsea esta recta final de enero. Por delante, el equipo de Conte tiene seis partidos en los que se juega gran parte de sus aspiraciones. Por un lado, llega esta semifinal de Carabao Cup. Dos partidos ante el Arsenal en los que los Blues parten como favoritos tanto por méritos como por temporada y plantilla. Son mejores, lo saben y ahora tienen que hacerlo efectivo sobre el terreno de juego. Además, las rotaciones realizadas ante el Norwich en el anterior compromiso de FA Cup hacen que Conte pueda disponer de sus hombres más importantes para lograr encarrilar la eliminatoria ya en el encuentro de ida. Que jueguen contra el Leicester en casa el próximo fin de semana tampoco es mala noticia, pues los Foxes están en una zona cómoda de la clasificación y tampoco parecen ser un rival de entidad para un Chelsea que busca escalar a la segunda plaza de la Premier League.

Enero puede ser un mes muy importante para el Chelsea

Precisamente, en Premier League tendrán que disputar los de Stamford Bridge cuatro partidos en los días que resta de este primer mes de 2018. Al ya mencionado duelo frente al conjunto del King Power Stadium se unen los compromisos ante a Brighton, Bournemouth y Watford, equipos del todo inferiores que, al más mínimo buen rendimiento del Chelsea, pueden sucumbir ante un conjunto con claras opciones de subcampeonato esta temporada. Finalmente, la otra cita será ese encuentro de desempate ante el Norwich. Posiblemente, el menos apetecible de todos, pues es una piedra en el camino de un conjunto que podría tener la próxima semana de descanso entre ambos encuentros ligueros.

Imagen del encuentro entre el Norwich y el Chelsea | Fotografía: Chelsea
Imagen del encuentro entre el Norwich y el Chelsea | Fotografía: Chelsea

Así pues, el equipo dirigido por Conte se juega gran parte de sus aspiraciones en tres de las cuatro competiciones en las que está inmerso en este mes de enero. De hecho, lo hace en apenas una semana, la que separa el primer partido ante el Arsenal en la Carabao Cup y el encuentro de FA Cup frente al Norwich, teniendo en medio su partido frente al Leicester. De rendir bien, los Blues darían un paso muy importante en su temporada 2017/2018. Aunque, eso sí, deben ir partido a partido.

¿El peor momento de la historia reciente?

Cuando se pensaba que ya nada podía ir a peor en el equipo de Highbury llegó una eliminación ante el Nottingham Forest que habrá que ver qué repercusiones tiene en la entidad Gunner. Es la primera vez que esto sucede con Arsène Wenger al mando, pues el francés siempre había superado la que es la primera ronda eliminatoria del torneo más antiguo del mundo para los conjuntos que militan en Premier League. Los de City Ground se disfrazaron de superhéroes y neutralizaron a un conjunto londinense que no impuso su superioridad en ningún momento. El 4-2 definitivo fue un duro varapalo para el que debía mantener su título de campeón copero.

El Arsenal tiene que volver a ganar tras caer eliminado de la FA Cup

Esto ha provocado un auténtico huracán en el Emirates Stadium, pues el Arsenal no puede despistarse más. Fuera de la FA Cup, los de Wenger deben rendir de la mejor manera posible ante un Chelsea que parte como favorito en las semifinales de Carabao Cup. Además, a diferencia de los Blues, los Gunners sí tienen un comprometido partido el próximo fin de semana, pues juegan ante el Bournemouth fuera de casa. A priori, los de Eddie Howe son inferiores a los de Wenger, pero en las condiciones que llega el equipo esto no es tan palpable. A cinco puntos de puestos de UEFA Champions League, que marca el Liverpool, el Arsenal está sexto en Premier, por detrás de todos los grandes equipos de Inglaterra.

Su mes de enero también es clave. Además de esa eliminatoria ante el Chelsea, los de Londres tendrán que medirse en liga al ya mencionado Bournemouth, al Crystal Palace y al Swansea. Equipos con serios problemas para conseguir una permanencia que se va a vender muy cara este curso. Así pues, con rivales jugándose el todo por el todo en la competición de la regularidad y con un equipo Blue con ganas de amargarle aún más la existencia a su vecino capitalino, el Arsenal tiene la obligación de hacer pleno de victorias para reconducir una situación que quién sabe si no es el peor momento de la historia reciente Gunner.

Imagen del partido entre el Nottingham Forest y el Arsenal | Fotografía: Arsenal
Imagen del partido entre el Nottingham Forest y el Arsenal | Fotografía: Arsenal

Diferentes sensaciones

La trayectoria de los dos equipos en esta Carabao Cup ha sido parecida y, a la vez, diferente. Si bien es cierto que ambos han jugado todos sus partidos como locales, lo han hecho con sensaciones encontradas. Por su parte, el Chelsea se ha impuesto con relativa comodidad a sus rivales, a pesar de que los Blues han tenido dos oponentes de Premier League por tan solo uno del Arsenal. Los de Conte comenzaron ganando 5-1 al Nottingham Forest, equipo que, curiosamente, eliminó a los Gunners de la FA Cup. Más tarde batieron al Everton por 2-1 para hacer lo mismo con un Bournemouth que metió el susto en el cuerpo de los aficionados de Stamford Bridge con el empate de Gosling en el minuto 90. Morata cogió su capa y fue el héroe al culminar una buena jugada colectiva apenas un minuto después.

Aunque ambos han jugado todos sus partidos de Copa de la Liga en casa, el Chelsea ha rendido mejor

Más titubeante ha sido el camino del Arsenal, que se ha impuesto a todos sus rivales por la mínima necesitando, incluso, de alguna prórroga. Ante el Doncaster Rovers fue Walcott el que anotó el único tanto de un encuentro en el que el conjunto visitante tuvo llegadas con bastante peligro. Mismo guión, aunque en esta ocasión con más suspense, tuvo el partido frente al Norwich. Los Canaries se adelantaron en el marcador con un gol de Murphy a la media hora y solo Nketiah pudo anotar a cinco del final para forzar el tiempo suplementario. Ahí volvió a aparecer el joven canterano para dar el pase a la siguiente ronda a un conjunto que volvería a sufrir frente al West Ham. Siendo este el único rival de Premier que se ha cruzado con los Gunners, el resultado de 1-0 volvió a dejar dudas en el Emirates Stadium.

Nketiah celebra uno de sus goles frente al Norwich | Fotografía: Arsenal
Nketiah celebra uno de sus goles frente al Norwich | Fotografía: Arsenal

En copa se impone el color Blue

Como es lógico, el historial de partidos entre Chelsea y Arsenal es cuantioso. En total se han disputado 193 partidos de los cuales, 62, han sido para los ahora dirigidos por Antonio Conte. El resto se reparten en 57 empates y 74 victorias Gunners. Además, en estos casi doscientos partidos se han anotado 521 tantos, lo que deja la media en 2,69 goles por partido. De ellos, 269 han sido para el Arsenal y 252 para el Chelsea. Dato muy igualado en comparación con el porcentaje de victorias que ha logrado cada uno en sus duelos directos. Cambia algo en panorama en Stamford Bridge, pues aquí son los Blues los que se imponen con relativa contundencia. Las 36 victorias de los locales son contestadas con 27 triunfos de unos visitantes que, además, han anotado 113 tantos frente a la afición visitante. Apenas doce más del Chelsea hacen que la cifra se dispare hasta las 238 dianas, lo que deja una media de 2,58 tantos por encuentro.

El Chelsea ha ganado cuatro de los seis partidos de Copa de la Liga frente al Arsenal

Bien diferente es el horizonte en la Copa de la Liga. En total se han disputado seis compromisos coperos, de los cuales, el 67 por ciento han sido para el Chelsea. Cuatro victorias que, además, han tenido diferentes importancias. La más inmediata fue en 2013, cuando los Blues apeaban de la competición a su eterno rival tras imponerse 0-2 en el Emirates Stadium gracias a los goles de Azpilicueta y Mata. Más por su entidad que por su actualidad se recuerda el compromiso de 2007, cuando en la final, el Chelsea, dirigido por Mourinho, vencía 2-1 a un Arsenal que, sin embargo, se adelantaba en el marcador gracias al tanto de Walcott. Drogba, con un doblete, conseguía llevar el título a las vitrinas de Stamford Bridge. También se han medido en semifinales. Y es que, en la temporada 97/98 ambos coincidieron en la ronda previa a la gran final. Un resultado de 3-1 para los Blues en el partido de vuelta neutralizaba la victoria Gunner por 2-1 en Highbury semanas antes.

Árbitro: Martin Atkinson

Nacido en Dewsbury en 1971, este colegiado ya es un todo un referente en el fútbol inglés. En Premier League desde 2004/2005, ya suma catorce temporadas consecutivas. Además, puede presumir de ser internacional, habiendo arbitrado en la UEFA Champions League durante nueve años seguidos. Aunque este curso aún no ha arbitrado ningún encuentro de Copa de la Liga, sí lo hizo la temporada pasada en el Liverpool – Southampton que finalizó con 0-1 para los Saints.

Con tal trayectoria en el fútbol inglés, no sorprende la gran cantidad de partidos que ha dirigido a uno y otro equipo. En lo que al Chelsea se refiere, Atkinson ha estado presente en 43 choques, dejando un balance de 27 victorias, nueve empates y siete derrotas. Un total de 48 han sido los partidos en los que Arsenal y colegiado han coincidido. La estadística queda repartida en 24 triunfos para los Gunners, nueve empates y quince derrotas.

Altas, bajas y posibles alineaciones

Pocas dudas hay en la plantilla de Antonio Conte, más allá de que, por tratarse de un encuentro copero, las rotaciones están aseguradas. Hazard sigue siendo duda por un problema físico, aunque todo apunta a que puede reaparecer. Habrá que ver también si debuta Ross Barkley, el nuevo fichaje de los Blues. Más dudas hay en el equipo de Wenger. Santi Cazorla, lesionado de larga duración, será baja junto a Giroud, Monreal y Kolasinac, que están, eso sí, más cerca de reaparecer. Por su parte, la incógnita se cierne sobre Xhaka, Koscielny y Ramsey.