Dinastías
posteriores a la era del Original Six: Capítulo 6, Pittsburgh Penguins
2009-2017
Los Penguins elevan su banner como campeones de la Stanley Cup de 2017 / Pittsburgh Post-Gazette

Antes de empezar cada capítulo, conviene tener claros dos conceptos básicos, puesto que acotarán los equipos que son dignos de aparecer en esta serie. Uno es "dinastía" y otro "Original Six"Se puede leer acerca de estos términos en el capítulo 1 de esta serie.

  • Mario Lemieux hace honor a su apodo de “Super Mario” y rescata dos veces a Pittsburgh Penguins

Nombrar a Mario Lemieux, también conocido como “Super Mario” o The Magnificent One, en la ciudad de Pittsburgh, es seguramente nombrar a uno de los deportistas más importantes y queridos que han jugado en la Steel City y, sin ninguna duda, es el penguin más importante de todos los tiempos. No sólo por lo que les ha dado sobre el hielo, sino por lo que ha hecho por ellos en los despachos.

Cuando los Pittsburgh Penguins eligieron con el número uno del Draft de 1984, a un center de Montreal a punto de cumplir los 19 años, de nombre Mario y de apellido Lemieux, no sabrían que estaban seleccionando a la persona que salvaría a la franquicia de la desaparición o de una posible re-localización fuera de Pittsburgh, no solamente una vez, sino dos.

Mario Lemieux con los Pittsburgh Penguins / NHL.com

Los Penguins llegaron a Pensilvania en 1967 como parte de la primera expansión de la NHL posterior a la era del Original Six. Sus resultados fueron pobres o mediocres durante sus primeros años de existencia y, lo que es peor, su continuidad no estuvo asegurada en la ciudad hasta que desembarcó en la misma “Super Mario”. Antes de llegar Lemieux, la franquicia tenía problemas financieros y había rumores de re-ubicación. La organización se había declarado en bancarrota después de la temporada 1974-75 y, en 1983, sus partidos como local contaban con una media de espectadores inferior a 7.000 personas, menos de la mitad del aforo de su entonces casa, el Civic Arena. La última vez que jugaron playoffs sin The Magnificent One fue en 1982, y no disfrutaban de una temporada ganadora desde 1979.

Las primeras eliminatorias con Lemieux no llegarían hasta la 1988-89, pero sí hubo una mejoría tanto dentro del hielo como fuera en cuanto a la relación del equipo con los fans y la comunidad.  A finales de 1989, Craig Patrick fue nombrado general manager de los Penguins.

Pittsburgh conseguiría un gran apoyo para su jugador franquicia, cuando seleccionaron en la quinta posición del Draft de 1990 a otra futura leyenda, el checo Jaromir Jagr. Con un equipo construido alrededor de Lemieux y con el gran Jagr como socio, los Pens consiguieron sendas Stanley Cups en 1991 y 1992.

Mario Lemieux y Jaromir Jagr como compañeros en Pittsburgh / Chicago Tribune

Cualquiera diría que todo marchaba de manera ideal para los Penguins, pero las grandes inversiones en el equipo de principios de los 90 tuvieron sus consecuencias. Durante esa década, los propietarios de la franquicia, Howard Baldwin y Morris Belzberg, administraron de manera deficiente las cuentas del equipo, de manera que la organización debía más de $90 millones a varios acreedores. Así, los directivos pidieron a Lemieux y otros jugadores importantes que aplazaran o retrasaran el cobro de sus salarios. Por el camino, el equipo se vio obligado a realizar varios traspasos para intentar frenar la hemorragia económica, pero esa estrategia no funcionó en demasía.

La situación era tan grave que a finales de 1998, la franquicia se declaró en bancarrota. Durante la mayor parte de la campaña 1998-99, parecía que los Penguins podrían tanto mudarse a otra ciudad (fue real la posibilidad de trasladarse a Portland, Oregon) como, incluso, desaparecer. Cuando parecía que no había salida, de nuevo apareció Lemieux con una inusual propuesta. La antigua estrella de Pittsburgh que se había retirado en 1997, se ofreció para comprar el equipo. Tras años de salarios diferidos, se había convertido en el principal acreedor de los Penguins, debiéndole estos $32,5 millones. Propuso convertir 20 millones de esa deuda en inversión de capital en la organización, añadiendo 5 millones en efectivo, lo suficiente para darle capacidad de decisión dentro de la franquicia. Paralelamente prometió, por supuesto, mantener al equipo en Pittsburgh. En junio de 1999 el Tribunal de Bancarrotas de los Estados Unidos aprobó, de manera preliminar, la oferta de Lemieux. "Super Mario" confesaría más tarde que hubiera hecho una oferta incluso si él mismo no hubiera sido un acreedor de la franquicia. La Junta de Gobernadores de la NHL aprobó su solicitud de propiedad en septiembre de 1999. Ese año, Lemieux invirtió $107 millones en la compra de sus Pens. Así, se convirtió en el primer ex jugador de la NHL en llegar a ser el principal propietario de su ex equipo. La compra de la franquicia la realizó junto con Ronald Burkle (un empresario estadounidense). Burkle posee un 25% de la propiedad de los Penguins, mientras que Lemieux tiene un 40%.

El plan de viabilidad económica de Lemieux al convertirse en propietario de Pittsburgh y de su principal filial, el club de la AHL Wilkes-Barre/Scranton Penguins, estaba diseñado para pagar a todos los acreedores el 100% de lo adeudado. De hecho, el Tribunal de Bancarrotas aprobó su oferta en parte por la perspectiva de que todos los acreedores recibieran todo su dinero; hay que tener en cuenta que este es un hecho raro, puesto que en este tipo de procedimientos los inversores suelen obtener sólo un porcentaje de lo que les deben.

En la primera temporada con “Super Mario” como dueño de la organización, esta pasó de perder $16 millones la campaña anterior, a tener un pequeño beneficio de $47.000. Parte de la explicación a este cambio radica en el aumento de la venta de entradas, que fue aún mayor cuando el gran ídolo del hockey en la ciudad y ahora dueño, decidió volver al hielo como jugador en 2000.

Lemieux en su regreso como jugador / PensBurgh

A finales de 2000, había rumores que decían que Lemieux estaba intentando una vuelta a la NHL. En una rueda de prensa confirmó su retorno, y dijo que su decisión estaba en parte motivada porque su único hijo, Austin, que en ese momento tenía cuatro años, quería ver a su padre jugar. Su vuelta influyó en el retorno, un año después, de Michael Jordan a la NBA de la mano de los Washington Wizards.

  • Última etapa de Lemieux como jugador, fin de la deuda y grandes selecciones en los drafts

La vuelta a la competición del número 66 ayudó a su equipo a conseguir en la 2000-01 una temporada regular de 96 puntos (respecto a los 88 de la campaña anterior), mientras que en playoffs llegaron hasta una final de conferencia que se saldó con derrota en cinco partidos ante New Jersey (el año anterior habían caído una ronda antes). “Super Mario” seguía siéndolo cuando estaba sobre el hielo, pero el problema era la cantidad de partidos que se perdía debido a los problemas de salud que le acompañaron durante toda su carrera. Entre las dolencias que sufrió a lo largo de su ilustre recorrido como jugador de la NHL se encuentran: hernia de disco, linfoma de Hodgkin (por el que tuvo que someterse a radioterapia), tendiditis crónica de un músculo de la cadera y dolor crónico de espalda. Por todo ello, y por su gran rendimiento cuando sí estaba sano, mucha gente piensa que podía haber llegado al nivel de Wayne Gretzky si hubiera tenido mejor salud.

Lemieux y Gretzky en un partido entre Pittsburgh y St. Louis / USA Today
Lemieux y Gretzky en un partido entre Pittsburgh y St. Louis / USA Today

Entre su edad y sus problemas de salud, Lemieux no iba a ser la gran solución a largo plazo de su equipo sobre el hielo. Así, los Penguins tenían que ir cimentando su futuro deportivo en el draft. En el Draft de 2002 seleccionaron en el puesto 234 (octava ronda) a Maxime Talbot, un center canadiense que sería un importante jugador de rol en el futuro del equipo. Desde luego, daría un gran rendimiento para lo tarde que salió en su draft.

Sin embargo, la primera pieza que acabaría siendo una estrella de la liga con la que se hizo Pittsburgh, fue el portero Marc-Andre Fleury. Fleury fue seleccionado en la primera posición del Draft de 2003. El actual portero de Vegas pudo ser seleccionado por los Pens, gracias a que estos se ganaron esa selección en un traspaso con Florida Panthers. Ambas franquicias se intercambiaron sus derechos de primera ronda (los de Pensilvania originalmente eran dueños del tercer puesto general), y los Panthers ganarían una segunda ronda a cambio de dar una tercera. Como curiosidad, los de Florida eligieron en el tres al ala derecho Nathan Horton.

Marc-Andre Fleury en el momento de ser elegido por los Penguins / Bleacher Report

En el Draft de 2004, Pittsburgh seleccionó a Evgeni Malkin con el número dos. En center ruso sería en el futuro uno de los dos jugadores más importantes de la dinastía que se estaba gestando en la Steel City.

Al año siguiente, en el Draft de 2005, había un prospect que ninguna franquicia quería dejar escapar, el center canadiense Sidney Crosby. Las posiciones de elección en el draft se tenían que determinar con una lotería especial que se celebró con motivo de la carencia de resultados deportivos en la 2004-05, debido la suspensión de la competición por una disputa entre propietarios y asociación de jugadores. En ese sorteo especial, se tuvo en cuenta las apariciones en playoffs de las últimas tres temporadas disputadas, y los números uno en el draft en los últimos cuatro celebrados. Tres bolas en el bombo del sorteo recibieron los equipos sin participaciones en eliminatorias y sin números uno en drafts, en los períodos mencionados anteriormente. Sólo dos bolas recibieron las franquicias con una participación en playoffs o un número uno en esos años, y los restantes equipos recibieron una única bola de lotería. Al final, hubo 48 bolas en un bombo, lo que arrojó unas probabilidades de ganar el uno de 6,3% para los que tenían tres bolas; 4,2% para los de dos bolas, y 2,1% para los de sólo una. Una vez que salió el uno para Pittsburgh, se siguió con el sorteo para determinar el orden del resto de los equipos. Con su victoria en la lotería, los Pingüinos eligieron con el uno a, nada más y nada menos, uno de los mejores jugadores de su generación y a su futuro jugador franquicia. Una vez que se hicieron con Crosby parecieron no conformarse, y con el número 62 (tercera ronda) eligieron a otra pieza de gran valor para su futuro, el defensa canadiense Kris Letang.

Evgeni Malkin y Sidney Crosby con los Penguins / AP News 

Las buenas noticias no tenían fin en lo referente al hockey en la Steel City, puesto que poco después del Draft de Crosby, en agosto de 2005, se publicó que los Penguins habían pagado todo lo que debían a todos sus acreedores. Parece que la insistencia de Lemieux jugó un papel clave para que todo el mundo recibiera lo que tenía pendiente. En sólo seis años, “Super Mario” había conseguido sanear completamente a la franquicia.

A pesar de que los Penguins no habían pisado los playoffs desde 2001, la temporada 2005-06 había generado ciertas expectativas en la Ciudad del Acero. Para empezar, Lemieux volvía al hielo. Además, debutaba en la NHL Crosby, que al principio de su carrera profesional fue acogido por Lemieux en su casa para mejorar su adaptación y hacer de mentor de la joven promesa. Para este curso, también se empezarían a implementar las nuevas reglas de límite salarial y reparto de ingresos que se habían acordado durante el lockout de la 2004-05. Esta nueva NHL post lockout, permitiría a equipos de mercados pequeños y medios como Pittsburgh, ser competitivos en el mercado de agentes libres. Así, en ese verano, llegó a los Penguins el defensa ruso Sergei Gronchar con un contrato de cinco años por valor de $25 millones.

Sin embargo, la campaña 2005-06 terminó con el equipo con 58 puntos y fuera de las eliminatorias. Además, en enero, Lemieux anunció su retirada definitiva como jugador a la edad de 40 años. Durante su último año en activo tuvo que lidiar con el aumento de la velocidad en el juego y con un nuevo problema de salud, una fibrilación auricular que le provocó latidos cardíacos irregulares. Aunque en su última campaña hizo 22 puntos en 26 partidos (¿cuántos delanteros no firmarían eso?), Lemieux comentó: “ya no puedo jugar a un nivel al que estaba acostumbrado en el pasado”.

También en enero de 2006, The Magnificent One confirmó que la franquicia estaba en venta, pero que sólo consideraría ofertas de aquellos que mantuvieran al equipo en Pittsburgh. Así, en 2015 hubo un intento de venta, pero actualmente no hay interés por parte del grupo de Lemieux en un cambio de dueños.

Por otro lado, en abril de 2006, y después de 17 años en el cargo, Patrick fue relegado de sus funciones de GM al no serle renovado su contrato. Su sucesor en el cargo fue Ray Shero. Este último elogió las selecciones de Patrick de Fleury, Crosby y Malkin, pero también expresó que había que trabajar en la construcción de la profundidad del equipo, y en mejorar la tercera y cuarta línea de delanteros a largo plazo.

  • Negociaciones para una nueva casa, Crosby capitán y el equipo empieza a competir a gran nivel

La temporada 2006-07 se abrió con un importante Draft de 2006 para los Penguins. Este sería el cuarto draft consecutivo en el que la franquicia disfrutaría de una elección en el top dos: en 2003 Fleury, 2004 Malkin, 2005 Crosby, y ahora le tocaba el turno al center canadiense Jordan Staal. El actual capitán de Carolina Hurricanes salió en el pick dos.

Jordan Staal con los Pittsburgh Penguins / Sports Illustrated

Después de todo por lo que había pasado la franquicia y de los esfuerzos que Lemieux había hecho por ella, parecía que se volvían a cernir oscuros nubarrones sobre el futuro de la misma en Pittsburgh. En enero de 2007, algunos directivos de los Penguins, con Lemieux a la cabeza, visitaron Kansas City, Misuri, para discutir potenciales escenarios de re-localización del equipo a esa ciudad. Algunas de las otras ciudades que se dijo que expresaron interés en los Pens, fueron Houston, Portland y Oklahoma City.

Sin embargo, en marzo se hizo un anuncio conjunto por parte del grupo de Lemieux, las autoridades del estado de Pensilvania, del condado de Allegheny y del alcalde de Pittsburgh, en el que se anunciaba un acuerdo entre las partes para la construcción en la ciudad de un nuevo pabellón multiusos de última generación. Este acuerdo mantendría a los Penguins en la Steel City por otros 30 años.

Con el acuerdo para desarrollar el actual PPG Paints Arena, una vez más Lemieux había conseguido superar un obstáculo considerable para la permanencia de sus Pens en la Ciudad del Acero. En efecto, “Super Mario” fue parte fundamental para alcanzar el acuerdo con las corporaciones locales y estatales, a pesar de su viaje a Kansas City, del que más tarde se revelaría que fue hecho para presionar a Pittsburgh y a Pensilvania.

En lo deportivo, los Penguins terminaron la regular season de la 2006-07 con 105 puntos, lo que les colocó entre los cuatro equipos con mejor puntuación en el Este. Además, Crosby recibió el Art Ross Trophy como máximo anotador del año, al que también añadiría el Hart Memorial Trophy como MVP de la temporada regular. Su compañero Malkin acabaría siendo galardonado con el Calder Memorial Trophy que lo distinguía como el mejor novato de esta campaña. Adicionalmente, Pittsburgh participó en unos playoffs por primera vez desde 2001. Caería a las primeras de cambio ante Ottawa Senators, cuatro partidos a uno, en los cuartos de final de la Conferencia Este. Sin embargo, sería una experiencia valiosa para el núcleo joven del equipo.

Tras esa eliminación, Crosby fue nombrado capitán del equipo. Tomaba así el relevo de Lemieux en la lista de capitanes de la franquicia. En el momento de asumir esa responsabilidad, Sid The Kid contaba con 19 años, 9 meses y 24 días, lo que le hizo el capitán más joven de la historia de un equipo NHL. Antes, durante la temporada, los Penguins le habían ofrecido la capitanía, pero él la había rechazado. Sobre esto explicó: “simplemente pensé que no era adecuado para mi. Estábamos jugando bien como equipo y uno no quiere romper la dinámica con cosas como esa. Individualmente, no estaba preparado para aceptar esa responsabilidad todavía. Llegar a playoffs y tener esa experiencia probablemente me ha dado más confianza”.

La primera temporada de Crosby con la “C” en el pecho discurrió de la siguiente forma. En la agencia libre, lograron a un jugador de garantías que ya había destacado en su etapa en New Jersey Devils, el ala derecho checho Petr Sykora. El contrato que firmó con Pittsburgh tenía una duración de dos años y una cuantía de $5 millones. Mediante traspasos, la pieza más importante que llegó a la Steel City fue el ala derecho eslovaco Marian Hossa. Hossa vino en un traspaso en el trade deadline con los Atlanta Thrashers. Junto a él llegó a Pensilvania el winger Pascal Dupuis a cambio de Colby Armstrong, Erik Christensen, Angelo Esposito y una primera ronda de 2008. Pittsburgh finalizó  la temporada regular con la segunda mejor puntuación de la Conferencia Este, 102 puntos. En la misma, disputaría el primer Winter Classic de la historia el 1 de enero de 2008 ante Buffalo, en el estadio de los Buffalo Bills de la NFL. Los visitantes se llevaron el triunfo por 2-1.

Winter Classic de 2008 entre Pittsburgh y Buffalo / NBC Sports

En los playoffs, esta vez el viaje sería más largo para los Penguins. En primera ronda se tomaron la revancha ante los Senators, barriéndolos en cuatro encuentros. En semifinales de conferencia se deshicieron de los New York Rangers en cinco partidos. El quinto y definitivo encuentro de la serie acabó con un gol en la prórroga de Hossa. En la final de conferencia esperaban los vecinos de Philadelphia, en lo que sería una edición de la batalla de Pensilvania. Los Pens superaron a los Flyers en sólo cinco partidos.

La Final de la Stanley Cup de 2008 traía consigo un duro rival para los de Crosby. Un equipo experimentado y ganador como los Detroit Red Wings, que además venían de ser el mejor equipo de la temporada regular, por lo que ganaron ese año el President´s Trophy. En cambio, la franquicia de la Ciudad del Acero no pisaba una final desde su título de 1992. En los dos primeros encuentros de la final, los Pinguinos fueron incapaces de anotar y vieron como los Red Wings se ponían 2-0 arriba. El tercer enfrentamiento lo ganaría Pittsburgh, y en ese partido Crosby hizo dos goles. El cuarto se lo anotarían los Wings por un estrecho marcador de 2-1. Fue clave en ese cuarto encuentro que los Pens no convirtieran una ventaja de cinco hombres para tres durante 1:26 minutos en el tercer período. En gran parte fue gracias a la gran jugada defensiva de la estrella de Detroit, Henrik Zetterberg, sobre el capitán Crosby para evitar que este, muy cerca de la portería, hiciera gol.

En el quinto envite, los Penguins consiguieron forzar la prórroga con un gol de Talbot, cuando sólo quedaban menos de 35 segundos para que Detroit ganara el título en Michigan. En la tercera prórroga, Sykora anotaría el gol que forzaría un sexto encuentro.

El sexto partido lo ganaría Detroit en Pensilvania, coronándose como el campeón de la Stanley Cup. Los líderes anotadores de los playoffs fueron el ganador del Conn Smythe Trophy como MVP de la post temporada, Zetterberg, y el capitán de los subcampeones, Crosby. Ambos convirtieron 27 puntos.

  • Empiezan a llegar Stanley Cups: tres entre 2009 y 2017

Temporada 2008-09

La temporada de la tercera Stanley Cup de la historia de los Pittsburgh Penguins obviamente terminó de manera inmejorable para la franquicia, pero por el camino por el que transcurrió la campaña, hubo que enderezar el rumbo del barco con un cambio de entrenador. Antes, en la agencia libre, el equipo perdió a Hossa que acabó firmando con los Detroit Red Wings. Vía trade, pudieron hacerse en febrero de 2009 con Chris Kunitz, un ala izquierdo que ayudaría a conseguir el campeonato poco después. Para hacerse con Kunitz (que llegó con otro jugador) tuvieron que mandar a Anaheim al defensa Ryan Whitney. Poco después, en marzo, adquirieron a Bill Guerin, que llegó desde los New York Islanders a cambio de un pick condicional en el draft de ese año. El veterano winger derecho también ayudó a los jóvenes Pens en la parte final de la temporada.

Regular season: Pittsburgh acabó en el cuarto puesto del Este con 99 puntos. Sin embargo, a mediados de febrero, el equipo presentaba un récord mediocre, con alrededor de un 50% de victorias y, lo más importante, a cinco puntos de posiciones de playoffs. Así, la organización decidió prescindir del entrenador Michel Therrien, y lo reemplazó con el hasta entonces entrenador del filial de la AHL, Dan Bylsma. Con Bylsma, el equipo mejoró notablemente su rendimiento. Así, en marzo ganaron 10 de 13 partidos posibles.

Líderes estadísticos del equipo: en cuanto a la portería, Fleury tuvo la 23ª mejor marca de la liga de media de goles en contra por partido o GAA con un 2,67. En SV% o el porcentaje de paradas, subió hasta el lugar 21 con un 91,2%. En puntos, dos jugadores de los Pens estuvieron en el podio de la NHL. El primero fue Malkin con 113 unidades, mientras que Crosby fue tercero con 103. Curiosamente, ninguno de ellos estuvo en el top 10 de goleadores. El más cerca de lograrlo fue Malkin, que se coló en el top 15 con 35 tantos. En lo que respecta a la anotación de los defensas, compartiendo el escalón 43 de la NHL, y encabezando a Pittsburgh, estuvo la aportación de 33 puntos de Letang.

General manager y entrenador: Shero y Bylsma.

Premios y distinciones al campeón: Malkin se hizo con el Art Ross Trophy, y fue miembro del NHL First All-Star Team.

Playoffs: en primera ronda se dio una batalla de Pensilvania. Los Penguins ganaron a Philly en seis partidos. En el segundo de ellos, Guerin anotó el game-winning goal en la prórroga. En la victoria de Pittsburgh en el cuarto, Fleury paró 45 tiros y ayudó a que su equipo dejara en nada nueve oportunidades de superioridad numérica de los Flyers. Luego, en el sexto, Philadelphia disfrutó de una ventaja de 3-0 en el segundo período y parecía que habría game seven. Sin embargo, una pelea entre Daniel Carcillo, por parte de los Flyers, y Talbot, pareció insuflar energía a los Pens, que anotaron cinco goles sin respuesta, incluyendo dos de Crosby. En la segunda ronda, nada menos que un duelo entre, posiblemente, los mejores jugadores de su generación. Por un lado Crosby, y ante él, la estrella de los Washington Capitals, Alexander Ovechkin. Los dos primeros encuentros de la serie los ganaron los Caps. En el segundo, tanto Sid como Ovi, hicieron sendos hat-tricks. El tercer partido se lo llevó Pittsburgh con un gol en la prórroga de Letang. Después de empatar las series en el cuarto, los Pens también se llevaron el quinto con un game-winning goal en la prórroga de Malkin. El sexto también se resolvió en el tiempo extra pero esta vez a favor de los capitalinos. En el séptimo partido, los Penguins arrasaron fuera de casa con un marcador final de 6-2. La final de conferencia sería mucho más llevadera para el equipo de Crosby. En ella, barrieron a Carolina Hurricanes. La final por la Stanley Cup de 2009 sería una re-edición de la anterior, puesto que enfrentaría de nuevo a Pittsburgh contra Detroit. Los dos primeros encuentros los ganaron los Red Wings en Michigan. Los siguientes dos serían para los Pingüinos, por lo que se llegaba al quinto con la final empatada. En el quinto, los Wings aplastarían a su rival con un 5-0. La victoria en el sexto por 2-1 de los de Pensilvania provocó la celebración de un emocionante séptimo partido en Detroit. En ese séptimo, que se llevó el equipo de Crosby por 2-1, Talbot anotó los dos tantos de su equipo. Se coronaban así los Penguins campeones de la Stanley Cup, la primera de Lemieux como propietario y la tercera si se añaden las que consiguió como jugador. Malkin y Crosby acabaron como los máximos anotadores de la post temporada con 36 y 31 puntos respectivamente. El Conn Smythe Trophy, como MVP de los playoffs, fue para el primero de ellos.

Jugadores Hall of Famers: de este equipo, todavía no hay nadie que haya sido incluido en el Salón de la Fama del Hockey, puesto que muchos siguen en activo o hace poco que se retiraron. Mínimo habrá dos en el futuro: Crosby (capitán) y Malkin. El primero de ellos ya ha sido incluido en la lista de los 100 mejores jugadores de la historia de la NHL, que se hizo pública en 2017 (año en el que la liga cumplía 100 años). También tienen opciones de acabar en el Hall, Fleury y Letang. Acabarían siendo un total de cuatro.

 

Temporada 2009-10

Esta sería la última temporada de Pittsburgh en el antiguo Mellon Arena, también conocido como Civic Arena o comúnmente, debido a la forma que tenía, como El Iglú.

En la agencia libre, el equipo perdió a Sykora, que firmó con Minnesota.

La temporada regular la terminaron con la tercera mejor puntuación del Este con 101 puntos. En cuanto a premios, Crosby compartió con Steven Stamkos (Tampa Bay Lightning) el Maurice “Rocket” Richard Trophy como los más goleadores del año. Ambos convirtieron 51 tantos.

Los playoffs depararían para los Penguins una primera ronda frente a Ottawa. Los Senators caerían en seis partidos. En la segunda ronda, Montreal Canadiens apearía a Pittsburgh de las eliminatorias en una serie que se iría hasta el séptimo partido. Los Habs acabaron con el sueño de repetir título de los de la Steel City.

Temporada 2010-11

Esta sería la primera campaña de los Penguins en su nuevo pabellón, que actualmente se conoce con el nombre de PPG Paints Arena.

En el Draft de 2010 se hicieron con Bryan Rust con el pick 80 (tercera ronda), un right winger que formaría parte de los equipos campeones de 2016 y 2017.

Por otro lado, en la agencia libre perdieron a Gonchar, que firmó con Ottawa.

En la regular season acabaron con 106 puntos. En el Este sólo les igualaron sus vecinos del Estado de Pensilvania, los Flyers; y les superaron por una unidad, Washington Capitals. Bylsma fue obsequiado con el Jack Adams Award como mejor entrenador de la temporada.

Sin embargo, en los playoffs, Pittsburgh caería en la primera ronda ante Tampa Bay en siete partidos.

Temporada 2011-12

Para esta campaña, Talbot abandonaría el equipo en la agencia libre para firmar con Philadelphia.

Además, Crosby sólo pudo jugar 22 partidos de temporada regular debido a síntomas de conmoción cerebral. Aún así, el equipo pudo terminar con la segunda mejor puntuación de la Conferencia Este con 108 puntos. Malkin se hizo tanto con el Art Ross como con el Hart. No cabe duda de que su gran actuación a lo largo del año, ayudó a echar menos de menos a Sid The Kid.

Las eliminatorias por la Stanley Cup depararían en primera ronda una nueva batalla de Pensilvania. Acabarían saliendo vencedores los Flyers en seis partidos. Durante la serie, los equipos funcionaron mejor en ataque que en defensa. Así, Philly anotó ocho goles tanto en el partido dos como en el tres. Y los Pens hicieron 10 en el cuarto.

Temporada 2012-13

La regular season de esta campaña se vio reducida de los 82 partidos programados a 48, debido a un lockout provocado por una disputa entre propietarios y la asociación de jugadores.

En el Draft de 2012, Pittsburgh seleccionó a algunos jugadores importantes para su futuro. Por ejemplo, con el pick 52 (segunda ronda) eligió a un center letón llamado Teddy Blueger. Más importante aún, hasta el momento, y debido al impacto que ha tenido en la franquicia, fue la elección con el pick 83 (tercera ronda) del portero Matt Murray.

Matt Murray ante la portería de Pittsburgh / NBC Sports

En cuanto a los movimientos vía traspaso, cabe destacar la salida de Staal del equipo. Fue enviado a Carolina a cambio de Brandon Sutter, Brian Dumoulin y una primera ronda. En marzo también se produjo un movimiento importante vía trade. Llegó a los Pens, Jarome Iginla, un winger que es toda una leyenda en Calgary. Para poder contar con Iginla, Shero tuvo que desprenderse de dos jugadores y una primera ronda.

En cuanto al rendimiento sobre el hielo, el equipo de la Steel City finalizó con la mejor puntuación del Este con 72 unidades. Así mismo, Shero fue galardonado como el GM del año en la NHL, y Dupuis fue el jugador con mejor +/- de la liga con un +31.

En los playoffs, los Penguins empezaron ganando a New York Islanders en seis partidos. En el cuarto, Fleury encajó seis goles. Así, el entrenador Bylsma puso como portero titular a Tomas Vokoun para el quinto. En ese quinto, Vokoun no encajó y Pittsburgh ganó el encuentro. La segunda ronda depararía un duelo frente a Ottawa. Pittsburg ganó la serie en cinco. En la victoria de los Pens en el segundo, Crosby hizo un hat-trick. En otra victoria para los de Pensilvania en el cuarto, Letang repartió cuatro asistencias. Ahora, tocaba la final de conferencia ante Boston. Los Bruins acabaron barriendo a Pittsburgh en parte gracias a que el golie de los B´s, Tuukka Rask, dejó a Crosby y compañía en sólo dos goles en toda la serie.

Temporada 2013-14

En el Draft de 2013, los Penguins seleccionaron a dos jugadores bastante importantes para la construcción de la plantilla del futuro. Con el número 44 (segunda ronda) seleccionaron al golie canadiense Tristan Jarry, que actualmente se disputa el puesto de titular en Pittsburgh con Murray. Más tarde, con el pick 77 (tercera ronda) optaron por el center estadounidense Jake Guentzel, que formó parte del campeonato de 2017 y ahora es uno de los miembros más destacados del roster de los Penguins.

Jake Guentzel celebra un gol / NHL.com

En la agencia libre, el movimiento más significativo fue la salida de Iginla rumbo a Boston.

En la regular season, Pittsburgh terminó en la primera posición de la División Metropolitana con 107 puntos. Sólo los Bruins hicieron más puntos en el Este con 117 unidades. Crosby hizo un año de ensueño, ganando el doblete de Art Ross y Hart, dos de los galardones individuales más importantes de la temporada.

En la primera ronda de playoffs, los Penguins se enfrentarían a Columbus Blue Jackets. Los de Pensilvania se llevarían la serie en seis partidos. La segunda ronda depararía un enfrentamiento con un equipo del Original Six, los New York Rangers. A pesar de que los Penguins llegaron a ponerse tres partidos a uno en la eliminatoria, los Rangers acabaron eliminando a Pittsburgh en el séptimo.

La eliminación en segunda ronda precipitó el despido de Shero, que dejaría su puesto a Jason Botterill, el cual asumiría el cargo de GM de manera interina hasta el nombramiento en junio de 2014 de Jim Rutherford, que a día de hoy sigue siendo el GM de los Penguins. Rutherford había sido general manager de Carolina Hurricanes desde la 1994-95 hasta su contratación por parte de Pittsburgh. En su etapa en Carolina del Norte, ayudó a los Canes a hacerse con la Stanley Cup de 2006.

Temporada 2014-15

Para esta campaña, Rutherford despediría al entrenador Bylsma y lo sustituiría con Mike Johnston. En el Draft de 2014, seleccionaron en el puesto 22 al winger finlandés Kasperi Kapanen, que si bien no ha tenido un impacto directo en los Penguins como jugador, sería luego una pieza clave para que el equipo pudiera hacerse, mediante traspaso, con el delantero estrella, Phil Kessel.

En cuanto a trades, el más reseñable fue el que mandó al winger James Neal a Nashville a cambio de Nick Spaling y el ala derecho sueco Patric Hornqvist.

En la temporada regular, los Penguins consiguieron meterse en los playoffs “por los pelos”. Se hicieron con la segunda plaza de wild card del Este con 98 puntos. Sólo dos más que Boston, que no se metió en las eliminatorias.

En los playoffs, a Pittsburgh le esperaría una rápida eliminación en cinco partidos en primera ronda a manos del ganador del Trofeo de los Presidentes, New York Rangers. Se trataba de otra decepción en la Steel City. Se le resistía el segundo campeonato a la dupla Crosby-Malkin. Pero eso pronto cambiaría…

El GM de Pittsburgh, Jim Rutherford / Pittsburgh Post-Gazette

Temporada 2015-16

En el Draft de 2015, lo más reseñable para Pittsburgh fue la selección del delantero checo Dominik Simon con el pick 137 (quinta ronda). En las últimas dos temporadas, Simon se ha convertido en un jugador de rol importante en la plantilla de los Penguins, por lo que ahora mismo parece una buena decisión el que la front office de los Pens lo escogieran con ese pick.

También firmaron a un winger undrafted estadounidense llamado Conor Sheary que, como se verá después, tuvo su cuota de protagonismo en la Final de la Stanley Cup de 2016 ante San Jose.

En cuanto a los traspasos, el más sonado sin duda fue el que sirvió para que Kessel se pusiera el black and gold del equipo de Pensilvania. Para ello, los Penguins enviaron a Toronto a Spaling, Kapanen, Scott Harrington, una tercera ronda en 2016 y otra ronda de draft condicional. Junto a Kessel llegaron a Pittsburgh dos jugadores y una segunda ronda condicional. Otro trades significativos, aunque por supuesto no llegan a tener la notoriedad del de Kessel, fueron los siguientes. Por un lado, el que hizo que Nick Bonino (center) llegara a Pensilvania junto con Adam Clendening y una segunda ronda a cambio de mandar a Vancouver a Brandon Sutter y una tercera ronda. Por otro lado, el que propició que, en febrero, los Penguins adquirieran al defensa Justin Schultz desde Edmonton, por una tercera ronda.

Regular season: no empezó muy bien para Pittsburgh. Sólo ganaron 15 de los primero 28 partidos, por lo que en diciembre reemplazaron a su entrenador. El nuevo jefe tras el banquillo de los Penguins sería Mike Sullivan, que hasta ese momento estaba entrenando al filial de la franquicia en la AHL. Sullivan sigue siendo el entrenador de Pittsburgh a día de hoy. Al final, la regular season terminó con los Pens en el segundo puesto de la División Metropolitana con 104 puntos. Fue la segunda mejor puntuación del Este, sólo  por detrás de los 120 de Washington, que se llevó el President´s Trophy.

Líderes estadísticos del equipo: en la portería, Fleury fue el 11º portero de la regular season con mejor GAA con un 2,29. En SV% compartió el 10º puesto de la liga con un 92,1%. Todo eso a pesar de perderse parte del final de la temporada regular con una conmoción cerebral. No volvería a la acción hasta el cuarto partido de la Final de la Conferencia Este. En puntuación, Crosby fue el tercero de la NHL con 85 puntos. También fue el máximo goleador de su equipo con 36 tantos (el octavo de la liga). Entre los defensas, Letang fue el penguin más anotador con 67 puntos (tercero entre los blueliners de la liga).

General manager y entrenador: Rutherford y Sullivan.

Premios y distinciones al campeón: Rutherford fue nombrado mejor GM del año en la liga. Así mismo, Crosby fue el center del equipo ideal de la temporada.

Playoffs: en primera ronda se midieron a New York Rangers, antes los que se tomarían revancha respecto a lo que sucedió el año anterior. A pesar de no poder contar con Fleury, Pittsburgh eliminó a los Rangers en cinco partidos. En el pimero, Hornqvist hizo un hat-trik para facilitar que su equipo se anotara el primer punto de la serie. Después de encajar cuatro goles en la derrota de los Black and Gold en el segundo, Jeff Zatkoff dejó  su sitio en la portería de los Penguins al prometedor Murray para el tercero. El quinto lo acabarían ganando los de Pensilvania 6-3 contando con la aportación de dos goles de Rust. En la segunda ronda, un esperado Sid versus Ovi. El primer partido fue para los Caps, que contaron con un hat-trick de T.J. Oshie, con el último de sus goles en la prórroga. Más adelante, en el cuarto encuentro, Hornqvist dio la victoria a los Pens con un gol en la prórroga. En el sexto y último de la eliminatoria frente a los Capitals, Pittsburgh se puso 3-0 arriba con dos goles de Kessel, antes de que Washington empatara 3-3 en el tercer período. En la prórroga, Bonino mandaría a Ovi a casa y a sus Penguins a la final del Este. En la misma, se dio un apasionante duelo entre Crosby y compañía y los Tampa Bay Lightning. El primer partido se lo llevó Tampa a pesar de cambiar de portero por lesión de Ben Bishop. Andre Vasilevskiy sustituyó a Bishop. El segundo encuentro se iría a la prórroga y terminaría con un game-winner del gran Crosby. Tercero y cuarto se lo repartirían Pens y Bolts respectivamente. En el cuarto, Fleury sustituyó a Murray al principio del tercer período. El quinto se lo llevaría Tampa con un gol en la prórroga de Tyler Johnson; ese partido lo jugó en la portería para los futuros campeones Fleury, que sería enviado al banco para el sexto en favor de Murray. El sexto se lo llevarían los Pens para forzar un séptimo en Pensilvania. En el séptimo Rust anotó los dos único goles de su equipo para mandar a Pittsburgh a la ronda final. En la misma, el rival por la Stanley Cup serían los San Jose Sharks. En el primer partido, el 3-2 definitivo lo puso Bonino a pase de Letang con menos de tres minutos por jugarse. El segundo encuentro también lo ganaron los Penguins; fue 2-1, y los goles de Pittsburgh los hicieron Kessel y Sheary, el de este último en la prórroga. El tercer partido lo ganarían los californianos con un gol en la prórroga de Joonas Donskoi. En el cuarto, Murray sólo encajó un gol y su equipo ganó 3-1, lo que dejaba a los Black and Gold a una victoria del título. Sin embargo, el quinto se lo llevaría San Jose por 4-2 con una gran actuación de su jugador Logan Couture, que hizo tres puntos. El sexto partido sería el último de esta temporada, puesto que los Penguins ganaron 3-1. El segundo gol de Pittsburgh, el que rompía el empate, fue obra de Letang. Se aseguraba así la franquicia de la Ciudad del Acero, la cuarta Stanley Cup de su historia. Couture acabaría como el líder anotador de los playoffs con 30 puntos, mientras que el Conn Smythe Trophy sería para Crosby, que acabó las eliminatorias con 19 puntos. El máximo realizador para el campeón fue Kessel con 22 unidades.

Jugadores Hall of Famersse podría decir los mismo que en 2009, aunque añadiendo a Kessel como un posible candidato a entrar en un futuro en el Salón de la Fama. Harían un total de cinco: Crosby (capitán), Malkin, Fleury, Letang y Kessel.

 

Temporada 2016-17

Regular season: Pittsburgh fue el segundo mejor equipo de la misma con 111 puntos. Sólo fueron superados por los Capitals, que hicieron 118.

Líderes estadísticos del equipo: en la portería, Murray (que se ganó el puesto de titular frente a Fleury) fue el 15º portero de la competición con mejor GAA con un 2,41. En SV%, Murray se metió en el top 10 de la liga con un 92,3%. En ataque, el líder en puntos del equipo y segundo en la NHL en esa categoría, empatado con Patrick Kane (Chicago), fue el capitán Crosby con 89 unidades. También fue el máximo goleador de la temporada con 44 tantos. Entre los defensas, Schultz se metió en el top 10 más anotador de la campaña con 51 puntos. Letang quedó fuera de esa lucha puesto que sólo disputó 41 partidos.

General manager y entrenador: Rutherford y Sullivan.

Premios y distinciones al campeón: Crosby ganó el Maurice “Rocket” Richard Trophy gracias a sus 44 goles.

Playoffs: en primera ronda Pittsburgh se midió a Columbus. Antes de que empezara el primer encuentro, Murray se lesionó en el calentamiento, por lo que Fleury tuvo que guardar la portería de los Penguins. En el tercer partido, que ganarían los de Pensilvania, Guentzel hizo un hat-trick, siendo el tercero de ellos el que selló la victoria en la prórroga. Los Blue Jackets caerían en cinco, y los Pens avanzarían a la segunda ronda. En ella, otro esperado enfrentamiento ante los Capitals. Los dos primeros encuentros serían para los de Crosby. En el segundo de ellos hicieron dos goles cada uno tanto Kessel como Guentzel. Al quinto partido de la eliminatoria se llegaría con los Caps enfrentándose a una posible eliminación. La evitarían con una victoria, y luego conseguirían otra en el sexto para provocar un séptimo. El game seven se disputó en la capital de Estados Unidos y en el mismo Fleury no encajó ningún gol para que su equipo ganara 2-0 y avanzara a la Final del Este. Esta depararía una emocionante eliminatoria entre Penguins y Ottawa Senators. El primero se lo llevarían los Sens con un gol en la prórroga de Bobby Ryan. El segundo iría a parar al casillero de Pittsburgh gracias a un solitario gol de Kessel. El tercero lo ganarían los canadienses por un abultado 5-1. Ese tercero le costó a Fleury la titularidad en favor de un recuperado Murray. El cuarto se lo llevarían los Penguins, por lo que se llegaba a un quinto con la serie empatada 2-2. En ese quinto, Pittsburgh arrasó 7-0. Sin embargo, Ottawa fue capaz de forzar un séptimo partido que se disputaría en Pensilvania. En ese decisivo encuentro, Kunitz completó una actuación de dos goles con un game-winning goal en la segunda prórroga, mandando así a su equipo a la Final de la Stanley Cup de 2017, una final que los enfrentaría a los Nashville Predators. En el primer partido, Bonino anotó dos goles para poner a su equipo 1-0 en la serie. El segundo también se saldó  con derrota para los Preds; en esta ocasión, Guentzel hizo dos goles para los Pens y Pekka Rinne, tras encajar cuatro tantos, fue sustituido en la portería de Nashville por su compañero Jusse Saros. El tercero sería la primera victoria para los de Tennessee, que contaron con una gran actuación de su defensa suizo, Roman Josi. Josi hizo un gol y dos asistencias en ese encuentro. En el cuarto, los Predators empataron la serie 2-2. En el quinto, los Penguins dieron un golpe sobre la mesa al golear a su rival, 6-0. Rinne volvió a ser sustituido por Saros en ese partido, en el que Guentzel empató el récord de puntos por parte de un rookie en los playoffs con su punto número 21, una asistencia en un gol de Sheary. Tanto Crosby como Kessel hicieron tres puntos en la paliza que recibieron los Preds. El sexto y último enfrentamiento entre los finalistas de 2017, terminó con una victoria 2-0 de los Penguins. De ese encuentro, obviamente hay que destacar a Murray. Pero también a Hornqvist, que consiguió el primer gol del partido con 1:35 minutos por jugar, el que a la postre sería el gol definitivo para ganar la Stanley Cup, la quinta de la historia de la franquicia y la tercera bajo la capitanía de Crosby. Precisamente Sid The Kid fue galardonado con el Conn Smythe Trophy. En cuanto a la anotación durante los playoffs, cuatro jugadores del campeón coparon las primeras cuatro posiciones de máximos realizadores durante la post temporada. En cabeza las 28 unidades de Malkin, luego las 27 de Crosby, seguidas por las 23 de Kessel y las 21 de Guentzel.

Jugadores Hall of Famerspodrían hacerse aquí las mismas consideraciones que en 2016.

  • Sigue la búsqueda de otra Stanley Cup bajo el paraguas de Crosby y Malkin, mientras se producen cambios importantes en la plantilla

Para la 2017-18, el equipo perdió a Fleury. Dada la explosión de Murray, Fleury renunció voluntariamente a su cláusulas de no traspaso o cambio de equipo, por lo que Pittsburgh lo pudo dejar sin protección para el draft de expansión que se celebró con motivo de la entrada en la liga de Vegas Golden Knights. Ahí fue seleccionado por Vegas. Los Penguins también le dieron a los Knights una segunda ronda para incentivar la selección de su portero y poder ahorrarse así casi $6 millones del límite salarial. Fleury se ha convertido desde entonces en la cara de la franquicia de Nevada, y les ayudó a llegar hasta la Final de la Stanley Cup de 2018, que perdieron ante los Washington Capitals de Ovechkin. El equipo de The Great Eight, parece que se quitó una loza de encima al, por fin, eliminar a los Penguins en la segunda ronda de los playoffs (en seis partidos). Luego, siguieron su camino triunfal hasta su primera Stanley Cup.

Fleury con Vegas Golden Knights / El Tiempo Las Vegas

En la 2018-19, concretamente en febrero, los Penguins adquirieron en un traspaso con Florida, al joven delantero Jared McCann. McCann parece que será una pieza importante del futuro de los Pens. En esta temporada, volvieron a clasificarse para los playoffs, aunque en ellos fueron sorprendidos, en primera ronda, por una barrida de los New York Islanders.

Para la 2019-20 que está en curso, los Pittsburgh Penguins tomaron la sorprendente decisión de traspasar a Kessel a los Arizona Coyotes junto con otro jugador y una cuarta ronda a cambio de dos jugadores: un prospect y el winger Alex Galchenyuk, que fue la tercera selección del Draft de 2012, en el que fue elegido por Montreal Canadiens. Galchenyuk no terminó de rendir en Pensilvania, y sin terminar la temporada, en febrero, fue traspasado a Minnesota Wild junto con Calen Addison y una primera ronda condicional, a cambio del winger Jason Zucker. En lo poco que pudo jugar Zucker hasta la suspensión temporal de la temporada por la pandemia de COVID-19, parece ser un jugador que encaja mejor en el sistema de los Penguins.

Otra decisión que tendrán que tomar los Pens más pronto que tarde está en la portería, en la que tienen a dos buenas piezas como son Murray y Jarry. Veremos quien acaba haciéndose con el puesto de golie número uno.

A diferencia de los anteriores capítulos de esta serie, esta dinastía en Pittsburgh no está muerta ni mucho menos. Aunque Crosby está a punto de cumplir 33 años y Malkin ya tiene casi 34, mientras estas dos estrellas sigan sobre el hielo a un gran nivel y el equipo cuente con un portero de garantías, los Penguins seguirán siendo candidatos a levantar la Stanley Cup. La ventana para ganar otro campeonato está abierta, aunque dada la edad de sus dos principales estrellas, puede que no por mucho tiempo.

Malkin y Crosby con la Stanley Cup / TribLIVE.com 
VAVEL Logo